Safety and Wellness

Crear vínculos afectivos con los abuelos

Read this in English(Bonding With Grandparents)

Si alguna vez ha acudido a sus padres o a los padres de su pareja para que le echen una mano en el cuidado de su hijo, usted ya sabe lo maravillosos que son los abuelos. Aunque la distancia física y los distintos enfoques educativos se pueden interponer entre abuelos, hijos y nietos, el hecho de fomentar una relación cercana entre abuelos y nietos puede ser beneficioso para todas las partes implicadas.

Ventajas del vínculo afectivo

El hecho de establecer un vínculo afectivo con los abuelos puede reportar grandes ventajas a los niños. Los abuelos pueden ser muy buenos modelos de rol e influir de forma positiva en sus nietos y también les pueden proporcionar un sentido de la herencia cultural y de la historia familiar. Los abuelos ofrecen todo su amor a sus nietos, quieren lo mejor para ellos y los ayudan a sentirse seguros.

Los abuelos también favorecen un desarrollo saludable de sus nietos. Pasar la noche en la casa de la yaya, por ejemplo, puede ser menos traumático que pasarla con un grupo de amigos y puede ayudar a los niños a desarrollar su independencia. Otra gran ventaja: los abuelos disponen de mucho tiempo para jugar con sus nietos y para leerles cuentos. Una dedicación tan individualizada es muy buena para favorecer su desarrollo y para estimular sus facultades de aprendizaje.

Consejos para mantenerse en contacto

De todos modos, en el mundo de hoy en día, muchas familias están dispersas por todo el país y los apretados horarios de actividades escolares y extraescolares de los niños interfieren en el tiempo que estos pueden pasar con sus abuelos. A pesar de la distancia física con respecto a sus abuelos y de los apretados horarios de su hijo, usted puede fomentar que ambos desarrollen un fuerte vínculo afectivo entre sí. Pruebe los siguientes consejos:

  • Visítenlos a menudo. Si los abuelos de su hijo viven cerca, haga un esfuerzo para que su hijo los visite con regularidad. Anime también a los abuelos a que les visiten a ustedes. Organícense para visitar al yayo o a la yaya con frecuencia. Incluso si la distancia hace que las visitas sean poco frecuentes, el hecho de planificarlas con tiempo de antelación puede ayudar a que su hijo las vea como momentos especiales.
  • Manténganse en contacto a través de la tecnología. Utilice el teléfono, el correo electrónico, el Skype y similares para hablar, escribir o enviar fotografías y archivos de sonido sobre su hijo a sus abuelos. Si no disponen de computadora, envíeles vídeos de su hijo en plena acción. O pida al abuelo que grabe la lectura de su relato favorito para que lo pueda escuchar su nieto a la hora de acostarse.
  • La importancia de las fotografías. Tenga fotografías de los abuelos por su casa y señálelas para que su hijo se fije en ellas a menudo. O coloque las fotografías de su familia en un álbum de fotos especial y pase las páginas junto con su hijo mientras van diciendo los nombres de sus parientes.
  • La atracción del correo. A los niños les encanta recibir cartas, sean de tipo electrónico u ordinarias. Favorezca la comunicación pidiendo a su hijo que envíe cartas a sus abuelos para que tanto él como sus abuelos esperen recibir cartas con regularidad. Si prefiere la variante de correo más pasada de moda, envíe a los abuelos una caja llena de postales y sellos y pídales que escriban a su nieto con frecuencia.
  • El valor de "pasarlo". Muchos abuelos tiene aficiones o habilidades que les encanta practicar, como tejer, la carpintería o la cocina y que les gustaría trasmitir a sus nietos. Ofrezca a sus hijos tiempo y las herramientas necesarias para aprender estas habilidades a partir de las enseñanzas de sus abuelos.
  • Elaboren un árbol genealógico. Tanto los niños pequeños como los mayores disfrutan cuando les explican cosas sobre sus antepasados y familiares. Anime a los abuelos para que expliquen a su hijo historias de este tipo. Hasta puede ofrecerles papel y los materiales necesarios para que diseñen el árbol genealógico de la familia.

Seguridad fuera de casa

Independientemente de que los abuelos del niño vivan cerca de su casa o mas lejos, no se olvide de convertir la seguridad en una de sus prioridades. Es posible que los abuelos no estén acostumbrados a tener a niños pequeños en casa, de modo que la presencia de ciertos peligros domésticos podría arruinar la estadía de su hijo en la casa de los abuelos con visitas al servicio de urgencias.

Utilice una lista para garantizar la seguridad en la casa de los abuelos y colabore con ellos para que pongan su casa a prueba de niños, asegurándose de que los objetos y sustancias peligrosas, como productos de limpieza, medicamentos, navajas de afeitar o cuchillos, están fuera del alcance y de la vista de los niños y guardados en un armario bajo llave. Considere la posibilidad de revisar toda la casa junto con los abuelos a fin de detectar posibles riesgos. Tal vez ellos no sean conscientes de que los objetos de tamaño reducido o rompibles implican un riesgo de ahogo por atragantamiento.

Si toma las precauciones con tiempo de anticipación, podrá liberar tanto a su hijo como a sus abuelos para que puedan disfrutar al máximo del tiempo que pasen juntos.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: enero de 2013



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.