Safety and Wellness

Análisis de sangre: transportadora 3 del factor de crecimiento similar a la insulina (IGFBP-3)

Read this in English

(Blood Test: IGF Binding Protein-3 (IGFBP-3))

Qué es

La proteína transportadora 3 del factor de crecimiento similar a la insulina (IGFBP-3) es la principal transportadora de la somatomedina C (también denominada "factor de crecimiento insulínico tipo 1") en el cuerpo. Los niveles presentes en la sangre de estas dos proteínas están controlados por la hormona de crecimiento humano (hGH), una hormona producida por la glándula pituitaria (una glándula del tamaño de una arveja que se encuentra en el cerebro y que regula el crecimiento y el funcionamiento de otras glándulas).

Pero la IGFBP-3 es más que un transportador. Ayuda a extender la vida de la somatomedina C en la sangre y a controlar su efecto en los tejidos del organismo. Los niveles más elevados de IGFBP-3 ocurren durante la infancia o la pubertad para después disminuir durante la edad adulta. Los niveles también se pueden ver afectados por la maduración sexual y el estado nutricional de la persona.

Por qué se realiza

La razón principal por la cual los médicos piden hacer un análisis IGFBP3, es poder usarlo para saber si la persona está produciendo la hormona de crecimiento en cantidades normales. De esta manera, el análisis IGFBP3 se utiliza para saber si existen afecciones en la glándula pituitaria o anormalidades en la producción de la hormona de crecimiento. Ciertas manifestaciones, como una estatura baja o un crecimiento excesivo (gigantismo), pueden justificar el análisis IGFBP-3. El análisis también se puede utilizar para controlar el tratamiento de afecciones relacionadas con el crecimiento.

Preparación

El día del análisis, será de ayuda que su hijo lleve una camisa de mangas cortas para facilitar la tarea del personal encargado de la extracción de sangre.

El procedimiento

Por lo general, un técnico extraerá la sangre de una vena, después de limpiar la piel con un antiséptico y colocará una banda elástica (torniquete) alrededor del brazo para ejercer presión y hacer que las venas se hinchen con sangre. A continuación, se inserta una aguja en la vena (por lo general, se hace a la altura del codo en la parte interna del brazo, o en el dorso de la mano) y se extrae sangre que se recoge en un vial o una jeringa.

Después del procedimiento, se retira la banda elástica. Una vez recolectada la sangre, se retira la aguja y se cubre la zona con algodón o una venda para detener el sangrado. La recolección de sangre para este análisis sólo demora unos minutos.

análisis de sangre

Qué esperar

La extracción de sangre para realizar la prueba puede resultar incómoda durante unos pocos instantes y es posible que sienta un pequeño pinchazo. Después, es posible que se forme un leve moretón, que debería desaparecer en unos pocos días.

Obtención de los resultados

El análisis de la sangre se hará por medio de una máquina y los resultados estarán disponibles en unos pocos días.

Riesgos

La prueba IGFBP-3 es considerada un procedimiento seguro. Sin embargo, al igual que con muchos otros análisis, es posible que surjan algunos problemas, como los siguientes, al extraer sangre:

  • desmayos o mareos
  • hematomas (acumulación de sangre debajo de la piel que provoca un moretón o un bulto)
  • dolor por los pinchazos para encontrar la vena

Ayudar a su hijo

Las extracciones de sangre son relativamente indoloras. Aun así, muchos niños les temen a las agujas. Si le explica el procedimiento en palabras que su hijo pueda comprender, lo ayudará a aliviar un poco el miedo.

Permita que su hijo le realice al profesional todas las preguntas que pueda tener. Dígale que intente relajarse y que se quede quieto durante el procedimiento, ya que si tensa los músculos o se mueve, la extracción resultará más complicada y más dolorosa. También puede ser de ayuda que su hijo no mire cuando le colocan la aguja en la piel.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene preguntas sobre la prueba IGFBP-3, hable con su médico.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: mayo de 2011



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.