Safety and Wellness

Mordeduras y picaduras de insectos

(Bug Bites and Stings)

Las mordeduras y picaduras de insectos suelen ser sólo una molestia. Aunque generan una preocupación momentánea, una molestia o un dolor transitorio, no causan problemas de salud graves ni duraderos. Sin embargo, en algunas ocasiones, pueden provocar infecciones que requieren tratamiento y reacciones alérgicas que pueden ser graves e incluso mortales.

Los padres deben conocer los signos de una infección o una reacción alérgica, y deben saber en qué casos solicitar atención médica. Informe a todas las personas que cuidan a su hijo si éste tiene antecedentes de complicaciones, de modo que sepan qué hacer en caso de una mordedura o una picadura de insecto.

Picaduras de abeja y avispa

  • Las abejas, cuando pican, dejan un aguijón adherido a un saco de veneno. Intente remover el aguijón lo antes posible. (Las avispas no dejan su aguijón en la piel después de picar, lo que implica que pueden picar más de una vez).
  • Lave cuidadosamente el área afectada con agua y jabón. Hágalo dos o tres veces por día hasta que se haya cicatrizado la herida.
  • Aplique una bolsa con hielo envuelta en un paño o una toalla húmeda y fría sobre el área afectada durante unos minutos.
  • Déle a su hijo acetaminofeno o ibuprofeno para el dolor.
  • Para el dolor y la comezón, déle a su hijo un antihistamínico de venta libre por vía oral si lo autoriza el pediatra; administre la dosis indicada según la edad y el peso del niño. También puede aplicar una crema con corticosteroides o una loción de calamina en el área de la picadura.
  • Una picadura en cualquier lugar de la boca requiere atención médica inmediata ya que las picaduras en las mucosas bucales pueden provocar rápidamente hinchazón grave y obstruir las vías respiratorias.
  • Solicite atención médica si nota una erupción extendida en la piel o una hinchazón importante en la zona de la picadura, o si el dolor o la hinchazón persisten durante más de tres días, lo que podría ser indicio de una infección.
  • Solicite atención médica inmediata si observa cualquiera de los siguientes signos, que podrían indicar una reacción alérgica grave o una potencial amenaza de vida:
    • sibilancias o dificultad para respirar
    • opresión de pecho o de garganta
    • hinchazón de labios, lengua o rostro
    • mareos o desmayo
    • náuseas o vómitos

Picaduras de araña

  • Lave cuidadosamente el área de la picadura con agua y jabón. Hágalo dos o tres veces por día hasta que se haya cicatrizado la herida.
  • Aplique compresas frías.
  • Déle a su hijo acetaminofeno o ibuprofeno para el dolor.
  • Para prevenir posibles infecciones, aplique pomada antibiótica y procure que el niño mantenga las manos limpias. Si tiene algún motivo para sospechar que a su hijo lo ha picado una viuda negra o una araña reclusa parda, aplique hielo en la zona de la picadura y diríjase al servicio de urgencias. Aunque su hijo no presente ningún síntoma, solicite atención médica de inmediato.

La mayoría de las arañas que se encuentran en los Estados Unidos son inofensivas, salvo la viuda negra y la araña reclusa parda. La araña reclusa parda, un insecto pequeño de forma ovalada y color marrón con una marca semejante a un violín en el lomo, se encuentra en la región del centro y el sur de los Estados Unidos. La picadura de esta araña no duele al principio y, posiblemente, el niño ni siquiera se dé cuenta de que lo ha picado, pero, en algunos casos, produce hinchazón, cambios en el color de la piel y una ampolla.

La viuda negra, que se encuentra en toda Norteamérica, es de color negro brillante y tiene una marca anaranjada en forma de reloj de arena en la parte inferior del vientre. El veneno que libera esta araña cuando pica puede provocar dolorosos calambres que aparecen algunas horas después de la picadura. Los calambres pueden empezar en los músculos alrededor de la picadura y, luego, extenderse. La picadura también puede provocar náuseas, vómitos, escalofríos, fiebre y dolor muscular. Si su hijo presenta alguno de estos síntomas, o si usted sabe que lo picó una araña, diríjase al servicio de urgencias de inmediato.

En el sudoeste de los Estados Unidos, una picadura no identificada puede proceder de un escorpión. Si este es el caso, diríjase de inmediato al servicio de urgencias.

Picaduras de garrapata

Después de haber estado en un área boscosa o en sus cercanías, inspeccione con atención el cuerpo de sus mascotas y de sus hijos en busca de garrapatas. Las garrapatas más comunes son las de los perros y las de los ciervos (estas últimas pueden trasmitir la enfermedad de Lyme).

Si detecta una garrapata en su hijo, haga lo siguiente:

  • Llame al médico, quién quizá le pida que guarde la garrapata en un recipiente o bolsa con cierre hermético para su posterior identificación.
  • Utilice pinzas para sujetar bien fuerte la cabeza o la boca de la garrapata, cerca de la piel del niño.
  • Tire con firmeza de la garrapata hasta que se desprenda de la piel del niño (no la tuerza ni la mueva bruscamente); luego pase alcohol por la zona de la picadura.
  • No utilice vaselina ni encienda fósforos para matar y extraer la garrapata. Estos métodos no sirven para extraer la garrapata y pueden hacer que el insecto forme un surco y libere más saliva, lo que aumenta las probabilidades de transmisión de enfermedades.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de la revisión: mayo de 2010



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.