Safety and Wellness

Cómo cuidar a sus nietos

(Taking Care of Your Grandchildren)

Cuando cuida a sus nietos, ya sea por unas horas o unos días, probablemente esté ansioso por darle un buen uso a toda su amplia experiencia en crianza.

Pero quizá quiera repasar algunas ideas básicas sobre el cuidado de niños. Si bien crió a niños saludables en un ambiente seguro, en los últimos años se ha dedicado mucha investigación a la seguridad de los niños. Las agencias gubernamentales y los expertos médicos han desarrollado una gran cantidad de leyes y normas de seguridad para mantener a los niños sanos y fuera de peligro. Y, como resultado, hay muchos productos disponibles que hacen que cumplir con esas nuevas normas sea más conveniente y económico para los padres (y los abuelos).

Ya sea que cuide a sus nietos en su casa o en la de ellos, estos consejos pueden hacer la experiencia agradable (y sin traumas) para todos ustedes.

Lavado de manos

El buen lavado de manos (en especial después de ir al baño y antes de preparar o comer alimentos) ahora se reconoce como una de las formas más importantes de evitar que se propague cualquier enfermedad, desde la gripe hasta la diarrea infecciosa.

Para quitar realmente los gérmenes: mójese las manos con agua tibia, frótelas con jabón durante al menos 15 segundos (el tiempo suficiente como para cantar el "Feliz cumpleaños" un par de veces) antes de enjuagarse bien. En un baño público, séquese las manos con una toalla descartable y luego utilice esa toalla para cerrar el grifo.

Enseñe a sus nietos este hábito importante para ayudar a mantener sana a toda la familia. Si le resulta difícil que dediquen un tiempo a lavarse las manos, pruebe con jabones de colores brillantes, formas divertidas o perfumes atractivos. O pídales que canten su canción favorita durante el lavado.

Medicamentos

Sepa qué medicamentos puede darle a su nieto en caso de enfermedad. Si tiene alguna pregunta, llame al médico del niño antes de darle medicamentos de venta libre.

Además, nunca se les debe administrar aspirina a los niños menores de 12 años ya que esta se ha relacionado con el síndrome de Reye, una enfermedad grave que puede provocar náuseas, vómitos y cambios en la conducta, y que a menudo requiere tratamiento en un hospital. Asimismo, nunca le dé a un niño medicamentos que han sido recetados para otra persona, ya sea un adulto o un niño. Aunque dos personas tengan la misma enfermedad, es posible que necesiten diferentes fármacos con diferentes dosis e indicaciones.

Sueño

Los niños menores de 1 año deben colocarse boca arriba para dormir a fin de reducir el riesgo del Sudden Infant Death Syndrome (síndrome de muerte súbita del lactante, SIDS). No se debe dejar a los bebés sobre el estómago o de costado para dormir. Deben dormir en una cuna o un moisés sobre un colchón firme, sin accesorios de cama blandos, muñecos de felpa u otros objetos blandos. La ropa de cama floja, como frazadas y sábanas, se debe ajustar por debajo del colchón de la cuna para evitar que cubra la cara del bebé.

Otras maneras de reducir el riesgo de SIDS incluyen:

  • Mantenga confortable la temperatura de la habitación y evite el exceso de mantas.
  • Dele al bebé un chupete a la hora de dormir la siesta o a la noche, pero no lo obligue a usarlo si lo rechaza.
  • No vuelva a darle un chupete que se cayó durante el sueño.
  • No exponga al bebé al humo del cigarrillo.

Además, los bebés que duermen en la misma habitación (aunque no en la misma cama) que sus madres tienen menor riesgo de SIDS. Considere colocar la cuna o el moisés en la habitación donde usted o los padres del niño duermen.

Televisión, computadoras y videojuegos

Los niños menores de 2 años no deben pasar ningún momento delante de una pantalla, incluso televisores, DVD o videos, y computadoras. Después de los 2 años, los niños no deben ver más de 1 o 2 horas de programación de calidad durante el día.

Ofrézcales a sus nietos probar una variedad de actividades de tiempo libre en lugar de la televisión o los videos, videojuegos e Internet. El televisor se debe apagar durante las comidas y para hacer la tarea, y usted puede dar el ejemplo limitando la cantidad de tiempo en que mira televisión.

Para ayudarse a decidir qué programas son adecuados para su nieto, busque las herramientas de clasificación por edad en algunos programas de televisión y videojuegos (por lo general se mencionan en la pantalla).

Vacunas

Las inmunizaciones son una de las formas más importantes para mantener sanos a los niños (y a todas las personas que los rodean). Averigüe si sus nietos tienen actualizadas todas sus vacunas.

Además, es particularmente importante que los abuelos se apliquen la vacuna anual contra la gripe, que se recomienda para cualquier persona mayor de 6 meses, incluidos los adultos. Por lo general, las vacunas contra la gripe se aplican entre septiembre y mediados de noviembre, y durante la temporada de gripe. También asegúrese de tener la vacuna contra el tétanos y la difteria (Tdap). Esto es muy importante para ayudar a reducir la posibilidad de contagiar la pertussis (tos ferina) a su nieto. La pertussis puede provocar una enfermedad grave o la muerte en bebés.

Asientos de auto

Los bebés y niños deben ubicarse en asientos de seguridad para niños que cumplan con las normas vigentes. Todos los niños menores de 12 años deben ir en el asiento trasero con la contención de seguridad adecuada.

La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría, AAP) recomienda que los bebés y niños pequeños se ubiquen en un asiento mirando hacia atrás hasta los 2 años o hasta que alcancen el peso máximo y los límites de estatura recomendados por el fabricante.

Todos los niños mayores de 2 años, o menores de 2 años que hayan alcanzado el límite de peso o estatura para el asiento de auto que mira hacia atrás, deben usar un asiento de auto que mire hacia delante con un arnés completo durante el mayor tiempo posible.

Los asientos elevados son asientos de seguridad para el vehículo para niños que ya son grandes para los asientos para autos que miran hacia delante o convertibles, pero aún son pequeños para la contención que ofrece el cinturón de seguridad del vehículo.

En muchos estados existen leyes que exigen asientos elevados para niños hasta los 8 años de edad, con un peso de 80 libras o 4 pies 9 pulgadas de estatura. La AAP establece que los niños deben usar un asiento elevado hasta que el cinturón de seguridad del auto les quede bien, por lo general es cuando alcanzan los 4 pies 9 pulgadas de estatura y tienen entre 8 y 12 años.

Los 50 estados y el Distrito de Columbia tienen leyes sobre los asientos de seguridad y más de la mitad tienen leyes sobre asientos elevados. Consulte en la oficina de gobierno local o en el departamento de vehículos a motor acerca de las leyes de contención de seguridad para niños en su estado.

Aunque su estado no exija asientos elevados para niños mayores, ponga la seguridad en primer lugar cuando viaje con sus nietos. Siga las recomendaciones e instrucciones del fabricante y no exceda los límites de peso.

Cunas

Utilice un colchón firme para cunas. Para evitar peligros de asfixia, mantenga fuera de la cuna los objetos suaves y la ropa de cama suelta, lo que incluye almohadas, mantas, edredones, pieles de oveja, muñecos de felpa, etc.

Las cunas fabricadas después de 1974 cumplen con las normas de seguridad vigentes, incluso listones que no superan las 2 3/8 pulgadas de separación para que los bebés no puedan pasar la cabeza. Es posible que una cuna que ha estado en la familia durante generaciones no sea adecuada o segura; las cunas fabricadas antes de 1974 pueden estar pintadas con pintura al plomo, tener listones demasiados separados o presentar otros peligros para la seguridad.

Antes de usar una cuna, verifique la existencia de dispositivos de traba en las barandas laterales. Retire los móviles cuando el bebé tenga 5 meses o se pueda incorporar sobre las manos o las rodillas.

Juguetes

Las pautas publicadas por la U.S. Consumer Products Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor de los Estados Unidos, CPSC) pueden ayudarlo a determinar qué juguetes son adecuados según la edad de sus nietos. Es posible que piense que porque su nieto parece maduro, puede manipular un juguete pensado para un niño mayor. Esa no es una buena idea, ya que las pautas de edad para los juguetes se determinan según la adecuación del desarrollo y la seguridad.

Cuando los compre, busque juguetes fuertes y bien fabricados que no representen peligro de asfixia. Las cunas, los juguetes y el equipo que quizá haya usado con sus hijos pueden tener valor sentimental, pero en general no son opciones seguras hoy en día.

Caminadores

Los médicos desaconsejan totalmente el uso de caminadores (aparatos con marcos con ruedas y un asiento suspendido que permite que los bebés se impulsen hacia delante con los pies). Los caminadores no permiten ayuden a los niños a caminar antes y representan un gran riesgo de lesión, en especial debido a caídas por escaleras, que pueden provocar graves lesiones en la cabeza.

Los caminadores también permiten el acceso a peligros que normalmente están fuera del alcance, y no les brindan a los bebés las experiencias de pararse, arrastrarse y gatear, que son la base para el movimiento posterior. Los caminadores fijos son una alternativa más segura, pero limite el tiempo que pasan en ellos.

Cascos

Los cascos salvan vidas y previenen lesiones graves en la cabeza; por lo tanto, asegúrese de que sus nietos siempre usen uno cuando anden en triciclo o bicicleta.

En muchos estados y municipalidades locales existen leyes que exigen que los niños usen casco cada vez que andan en bicicleta. Afortunadamente, ahora los cascos se fabrican en colores y estilos que atraen a los niños, así que no cuesta tanto convencerlos de que los usen como antes.

Asegúrese de que el casco de su nieto se ajuste bien. Sea un modelo positivo (y proteja su propia cabeza) usando usted también un casco.

También se debe usar casco para deportes como andar en patineta, patinaje o patinaje en línea. La AAP recomienda que los niños siempre usen casco y protectores para muñecas, codos y rodillas cuando practican esos deportes.

Peligros de estrangulación

Los bebés y niños pequeños pueden estrangularse o quedar atrapados de las formas más inesperadas: los cordones de cortinas, las cintas de la ropa, y los muebles y accesorios para bebés pueden ser peligrosos.

Para reducir el riesgo de estrangulación, no les coloque a sus nietos collares o vinchas, ni prendas con cintas, que se pueden enganchar en equipos de juegos y muebles. Y, si bien puede ser práctico, no ate el chupete alrededor del cuello de su nieto ni lo amarre a la ropa.

Ate todos los cordones de persianas y cortinas de modo que estén fuera del alcance de los niños, y evite que los cables del teléfono cuelguen sobre el piso. Si bien los móviles que cuelgan sobre la cuna pueden ofrecer a los bebés una gran estimulación visual, se deben retirar cuando su nieto tenga 5 meses o pueda incorporarse sobre las manos y las rodillas.

Asegúrese de instalar puertas de seguridad, pero no utilice las plegables, ya que pueden atrapar la cabeza de un niño.

Peligros de asfixia

Llevarse objetos a la boca es una de las formas en que los bebés y niños pequeños exploran el mundo. Pero algunos alimentos, juguetes y otros objetos pequeños que probablemente damos por sentado, pueden alojarse fácilmente en sus pequeñas vías aéreas.

Los peligros de asfixia más comunes para niños menores de 4 años incluyen alimentos como maní, palomitas, zanahoria cruda y otras verduras crudas, frutas duras, uvas o cerezas enteras, o caramelos duros. Tenga cuidado con los juguetes de plástico pequeños que vienen en las máquinas expendedoras o con partes de juguetes de hermanos mayores, como los zapatitos de muñecas (Barbie) o las piezas pequeñas de construcción (como Lego).

Tenga especial cuidado durante las fiestas de adultos, cuando las manitos pueden tener fácil acceso a nueces y otros alimentos. Limpie rápida y meticulosamente, y revise que en el piso no hayan quedado restos de alimentos que pueden provocar asfixia. Asegúrese de que los imanes pequeños del refrigerador y otros elementos pequeños estén fuera del alcance de los niños.

Cómo hacer que la casa sea un sitio seguro para los niños

La supervisión siempre es la mejor manera de mantener seguros a los nietos. Pero también es atinado hacer que la casa sea un sitio seguro para los niños.

Camine por la casa y agudice la vista para detectar cualquier cosa que pueda no ser segura para los niños, desde herramientas y cuchillos hasta peligros de asfixia. Para bebés y niños pequeños, coloque cubiertas en todos los tomacorrientes. Y no olvide colocar pestillos y trabas de seguridad para los gabinetes y cajones de la cocina y el baño. Busque productos que los adultos puedan instalar y usar con facilidad, pero que sean lo suficientemente fuertes para resistir tirones de los niños.

Las trabas de seguridad y los envases a prueba de niños no son garantía de protección; por lo tanto, asegúrese de guardar bajo llave y fuera del alcance de los niños los medicamentos, los limpiadores y otras sustancias peligrosas. Tenga en cuenta las cubiertas para picaportes y los pestillos para puertas para mantener a los niños alejados de lugares peligrosos, como baños y piscinas.

Los productos de seguridad para niños por lo general se venden en farmacias, tiendas grandes y ferreterías.

Exposición al plomo

Es importante hacer lo posible para reducir la exposición de los niños a fuentes de plomo, en especial si son menores de 3 años.

El plomo, que se encuentra en pinturas, en la tierra y en otras áreas de la casa, se ha relacionado con problemas físicos y de conducta. Si bien el gobierno prohibió la pintura y el combustible a base de plomo en la década de 1970, muchos hogares, juguetes, cunas y algunos muebles más antiguos están cubiertos con pintura a base de plomo porque fueron pintados antes de la prohibición.

Si vive en una casa antigua, es probable que se haya usado pintura a base de plomo en algún momento. A fin de minimizar la exposición a trozos de pintura a base de plomo, use un paño húmedo para limpiar los alféizares y las paredes, y revise los daños por humedad que pueden hacer descascarar la pintura. Limite la exposición de su nieto si va a realizar renovaciones importantes.

Asegúrese de que sus nietos se laven las manos antes de comer, después de jugar afuera y antes de ir a dormir. Su médico o el departamento de salud local pueden brindarle más consejos.

Muebles antiguos

Cuando los nietos vengan a quedarse con usted, no utilice cunas ni muebles para bebés antiguos que puedan haber usado sus propios hijos hace muchos años. Si bien estos artículos pueden haber servido bien para sus hijos y, sin duda, tienen un apego nostálgico, es posible que no cumplan con las normas de seguridad vigentes, pueden estar pintados con pintura al plomo y pueden estar gastados. El equipo debe estar en buenas condiciones y de acuerdo con las normas de seguridad actuales.

Seguridad en Internet

Internet puede ser un gran recurso, y sus nietos pueden sorprenderlos con su habilidad para usar un teclado o navegar en un motor de búsqueda de Internet. Con el avance de la tecnología, se ha convertido en una parte integral de la vida escolar y de los niños. Pero es importante reducir los riesgos a los que los niños pueden estar expuestos en línea.

Las herramientas en línea pueden restringir el acceso a material adulto y proteger a su nieto de los depredadores de Internet. Muchos proveedores de servicios de Internet (Internet Service Providers, ISP) ofrecen opciones de control parental para bloquear determinados materiales en una computadora. Hay programas que también ayudan a bloquear el acceso a determinados sitios en función de una lista de "sitios malos" que crea su ISP. El filtro de programas puede bloquear sitios para que no ingresen los niños y restringir la información personal de su nieto que se envía en línea.

Además, sería atinado crear un nombre de pantalla que proteja la identidad real del niño. Y tenga en cuenta establecer reglas de la casa para el uso de la computadora, por ejemplo: nunca indique su nombre ni dirección en la computadora y nunca haga clic en anuncios emergentes u ofertas para comprar productos.

Información de emergencia

Esté preparado en caso de que necesite llevar a su nieto al médico o al hospital. Es importante que conozca los antecedentes médicos del niño, incluso cualquier alergia y cualquier medicamento que su nieto pueda estar tomando. También tenga la información sobre la cobertura de seguro del niño y un permiso escrito de los padres donde lo autorice a buscar asistencia médica para el niño.

Números que debe conocer:

  • Centro de toxicología: 1-800-222-1222. Si tiene una emergencia toxicológica, llame al centro de control de toxicología de su área.
  • Policía/Ambulancia: Si su nieto se desmaya o no respira, llame al 911 o a los números de emergencia locales.
  • El número de teléfono del médico de su nieto.
  • Los números de los teléfonos celulares y del trabajo de los padres.

Cuando se crían niños sanos y seguros, ahora es el momento de disfrutar ser abuelos. Respetar la función de su propio hijo como padre y tomar medidas de seguridad facilitará mucho sus visitas, y su experiencia como abuelo.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: enero de 2013



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.