Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Herpes labial

|

Read this in English

(Coping With Cold Sores)

A Susanna le estuvo picando el labio todo el día -sentía una sensación extraña, entre picor y hormigueo, como si alguien le estuviera haciendo cosquillas suavemente en el labio. Cuando se levantó a la mañana siguiente con la misma sensación extraña en el labio, se miró al espejo y gritó: "¿Pero qué me pasa en la boca?". Su madre le echó un vistazo y le dijo: "Vaya, te ha salido un herpes labial".

“¿Qué será eso?”, se preguntó Susanna.

¿Qué es el herpes labial?

El herpes labial, coloquialmente conocido como “calentura” o “pupa labial” es una ampollita de color rojizo o morado. Suele aparecer en la parte más externa del labio, solamente en un lado. Los herpes labiales pueden aparecer uno cada vez o a racimos y a veces están llenos de líquido. Generalmente acaban reventándose y se forma una costra sobre ellos antes de desaparecer. Duran una o dos semanas y no suelen requerir ningún tratamiento adicional.

Aunque también se llaman calenturas, no hace falta que tengas fiebre para que te salga una. No se deben confundir con las aftas o úlceras bucales, que son pupas pequeñas y blanquecinas que siempre salen en el interior de la boca.

¿Qué puede provocar un herpes labial?

Las calenturas están provocadas por un virus denominado herpes. La infección por herpes es una de las infecciones víricas más frecuentes. El nombre científico del virus específico que causa el herpes labial es herpes simplex.

Hay dos tipos de herpes simplex: el herpes simplex tipo 1 (abreviado como VHS-1) y el herpes simplex tipo 2 (abreviado como VHS-2). Aunque ambos pueden provocar pupas labiales, la mayoría están provocadas por el VHS-1.

El VHS-1 es tan frecuente que la mayoría de norteamericanos se infectan con él aunque muchos de ellos nunca llegan a presentar síntomas. Este virus se puede contraer simplemente besando a una persona que tenga una pupa labial o compartiendo vasos o cubiertos con ella, por lo que no es de extrañar que las pupas labiales abunden tanto.

A los niños que se infectan con el VHS-1 les pueden ir saliendo pupas labiales de tanto en tanto durante el resto de su vida. Ello se debe a que incluso después de que las pupas se sequen y desaparezcan, el virus permanece en el cuerpo, esperando la próxima ocasión para activarse y provocar nuevas pupas. Cuando las pupas vuelven a aparecer, lo suelen hacer en el mismo sitio que las pupas anteriores.

¿Cómo puedo prevenir el herpes labial?

Aunque el herpes labial no es un gran problema, es una buena idea mantenerse alejado del VHS-1. Si algún conocido tuyo tiene un herpes labial, no le beses ni compartas vasos o cubiertos con él. Olvídate también de compartir toallas, manoplas o pañuelos porque el virus puede sobrevivir en los tejidos.

Si has tenido pupas labiales en el pasado, nos siempre es fácil saber que podría reactivar el virus. A algunos niños les vuelven a salir pupas labiales cuando están bajo demasiado estrés, pasan demasiado tiempo al sol o se ponen enfermos. Alimentarse bien, descansar lo suficiente y aprender a afrontar el estrés son cosas importantes para cualquier niño y especialmente para aquellos que son proclives a los herpes labiales. Ponerse cacao en los labios y protector solar en la cara antes de exponerse al sol puede ayudar a prevenir la reaparición del herpes labial en aquellos niños que son proclives a padecerlo.

Tratamiento

A la mayoría de los niños, las pupas labiales les desaparecen solas sin ningún tratamiento médico especial. Si te sale un herpes labial, prueba a aplicarte un poco de hielo envuelto en un trapo sobre la pupa. También te puede ayudar tomarte un polo.

A veces, si el herpes labial hace enfermar a un niño, es posible el médico le recete un medicamento especial contra el virus del herpes simplex. Algunos niños pueden tomar paracetamol o ibuprofeno si la pupa les molesta mucho o les duele.

Mientras se te vaya curando el herpes labial, lávate las manos regularmente y no te toques la pupa. Tocándotela, lo único que conseguirías sería interponerte en el proceso natural de curación de tu cuerpo. Tocarte o hurgarte en un herpes labial también es malo porque es fácil extender la infección a otras partes del cuerpo, como los dedos o los ojos. Y lo que es peor, se la podrías contagiar a otras personas. ¡¡Y nadie te agradecerá haberle contagiado un herpes labial!!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de la revisión: octubre de 2010

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Summer 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Understanding the Power and Influence of Role Models
  • Legal Marijuana Means Greater Poisoning Risks for Children
  • Why Choose Pediatric Emergency Care?

Download Summer 2014 (PDF)

Videos

Miracle Makers 2014 3:07:00Expand
6.6.14

The 30th annual Miracle Makers fundraising special aired on KOMO 4 TV on June 6, 2014. The special takes us on a journey through the hopes, fears, victories and challenges facing patients at Seattle Children's. Cosponsored by Costco Wholesale and KOMO 4. 

Play Video
Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video