Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Congelaciones

|

(Frostbite)

Las congelaciones son, como sugiere su nombre, partes de tejido corporal congeladas. También conocidas como “quemaduras por frío”, generalmente afectan solo a la piel, pero pueden ser más profundas, y deben tratarse con cuidado para impedir lesiones permanentes del tejido corporal.

Los niños tienen más probabilidades de padecer congelaciones que los adultos porque pierden calor más deprisa y porque suelen ser más reticentes a dejar de jugar al aire libre en los días de invierno para guarecerse en un interior y calentarse.

Usted puede contribuir a que su hijo no sufra congelaciones abrigándole con múltiples capas de ropa, asegurándose de que se protege del frío en los días de invierno entrando en un interior a intervalos regulares y aprendiendo a detectar los signos de principio de congelación, la primera señal de aviso de que se puede desarrollar una congelación propiamente dicha.

Principios de congelación

Los principios de congelación suelen afectar a las partes del cuerpo más expuestas al frío, como los pómulos, la nariz, las orejas y los dedos de manos y pies, y se caracterizan por que el área afectada se pone roja y pierde la sensibilidad, como si estuviera dormida o anestesiada. Los principios de congelación se pueden tratar en casa.

Qué hacer:
  • Lleve inmediatamente a su hijo a un interior.

  • Quítele todas las piezas de ropa que estén húmedas o mojadas. La ropa húmeda o mojada le quita calor al cuerpo.

  • Sumerja las partes del cuerpo afectadas en agua tibia (no caliente) durante 20 a 30 minutos hasta que recuperen la sensibilidad.

  • No permita que su hijo controle la temperatura del agua durante el proceso. Una mano insensible por un principio de congelación no nota el calor y podría sufrir graves quemaduras al sumergirse en agua demasiado caliente.

  • Llame al pediatra si su hijo no recupera la sensibilidad o presenta signos de congelación propiamente dicha.

Congelaciones

Las congelaciones se caracterizan por que la piel adquiere una tonalidad blanca y cérea y se vuelve insensible y dura al tacto. Requieren tratamiento médico de urgencia.

Qué hacer:

  • Vista a su hijo con ropa seca en un ambiente cálido.

  • Llame al pediatra inmediatamente o lleve a su hijo al servicio Urgencias del hospital más cercano. Si la congelación afecta a los pies, llévelo en brazos.

  • Si no puede llevarlo inmediatamente a un hospital o debe esperar la llegada de una ambulancia, déle una bebida caliente e inicie el tratamiento de primeros auxilios:

    • Sumerja las áreas congeladas en agua tibia -en torno a los 100º Fahrenheit (entre 37 y 38º C)- o aplíquele compresas calientes durante 30 minutos. Si no dispone de agua caliente, envuélvalo con cuidado en mantas secas previamente calentadas.

    • No utilice calor directo, como el del fuego o una manta eléctrica.

    • No descongele el área afectada si existe riesgo de recongelación, lo que podría lesionarle gravemente los tejidos.

    • No frote la piel congelada ni restriegue nieve contra ella.

    • El proceso de recalentamiento irá acompañado de una sensación de quemazón. Es posible que salgan ampollas en la piel o que la parte afectada se inflame y adquiera una tonalidad roja, azul o amoratada. Cuando la piel recupera tanto su color original como la sensibilidad, significa que el área se ha descongelado.

    • Aplique una gasa o venda estéril sobre el área, colocándola entre los dedos de las manos o los pies si estos están afectados. Intente no reventar ninguna ampolla.

    • Envuelva las áreas recalentadas para prevenir posibles recongelaciones, e indíquele a su hijo que mantenga las partes del cuerpo descongeladas todo lo quietas de que sea capaz.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de la revisión: julio de 2008

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Spring 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Cold Water Shock Can Quickly Cause Drowning
  • E-Cigs Are Addictive and Harmful
  • Bystanders Can Intervene to Stop Bullying

Download Spring 2014 (PDF)

Videos

Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video
Children’s Mental Health 0:00:30Expand
11.22.13

Mark Fadool, clinical director of mental health services at Odessa Brown Children's Clinic, provides early warning signs of mental health issues in kids and teens and urges us all to notice the signs and act early.

Play Video