Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Fracturas, esguinces, y torceduras

|

(Broken Bones, Sprains, and Strains)

La ruptura de un hueso (fractura) requiere cuidado médico de emergencia. Usted debe sospechar que su hijo(a) ha sufrido una fractura si él o ella han sentido o escuchado el sonido de uno de sus huesos como si se quebrara. Si su hijo(a) tiene dificultades moviendo la parte donde se ha golpeado o si la parte donde su hijo(a) ha sufrido el golpe se mueve de forma poco natural o duele mucho al tocarse.

Un esguince ocurre cuando los ligamentos, las conexiones que mantienen a los huesos juntos, se han estirado demasiado o están parcialmente desgarrados. Estirar demasiado cualquier parte de a musculatura es lo que se llama un esguince. Tanto éstos como las torceduras generalmente ocasionan hinchazón y dolor, y puede que haya hematomas alrededor del área lesionada. La mayoría de los esguinces, después de recibir una evaluación médica, pueden ser tratados en casa

Si sospecha una fractura de hueso

  • Si la herida está localizada en la espalda o el cuello de su hijo(a), no mueva el cuerpo salvo que el niño(a) corra peligro inminente. Mover a un niño en estas condiciones puede ocasionar daño serio a los nervios. Solicite ayuda médica por teléfono. Si usted debe mover a su hijo(a) del área donde sufrió la lesión, tanto el cuello como la espalda deben de ser completamente inmovilizados antes de realizar cualquier traslado. Manteniendo la cabeza, cuello y espalda de su hijo(a) completamente alineadas, el niño(a) debe moverse como una unidad.
  • Si su hijo(a) tiene una lesión donde puede verse al hueso sobresalir de la herida y si existe sangrado, aplique presión sobre el área del sangrado con una compresa de gasa o un pedazo de paño u otro material similar limpio. No lave la herida o intente empujar hacia adentro la parte del hueso que pueda estar visible a través de la piel.
  • Si su hijo(a) debe ser trasladado, aplique tablillas alrededor de la parte del cuerpo lesionada para prevenir mayor daño. Deje la parte del cuerpo en la misma posición como la encontró. Las tablillas deben hacerse con tablas, escobas, varios periódicos, cartón o un material similar firme, y pueden ser acolchadas con almohadas, camisetas, toallas u otro material suave. Las tablillas deben ser lo suficientemente largas para que se extiendan mas allá de los ligamentos por encima y debajo de la fractura.
  • Coloque compresas frías o una bolsa de hielo cubierta con un paño sobre el área lesionada.
  • Mantenga a su hijo(a) descansando recostado hasta que llegue la ayuda médica.

Si usted sospecha un esguince o torcedura

  • Si la lesión ha ocurrido en la espalda o el cuello de su hijo(a), no lo mueva de lugar salvo que corra peligro inminente. Mover a un niño en estas condiciones puede ocasionar daño serio a los nervios. Solicite ayuda médica por teléfono. Si usted debe mover a su hijo(a) del área donde sufrió la lesión, tanto el cuello como la espalda deben de ser completamente inmovilizados antes de realizar cualquier traslado. Manteniendo la cabeza, cuello y espalda de su hijo(a) completamente alineadas, el niño(a) debe moverse como una unidad.
  • Puede ser difícil reconocer la diferencia entre un esguince y una fractura. Si usted tiene algún tipo de duda, llame por teléfono al pediatra de su niño o llévelo a la sala de emergencia del hospital más cercano. Una prueba de rayos X puede determinar si se trata de una fractura.
  • Los primeros auxilios para los esguinces y las torceduras comprenden descanso, compresas con hielo, compresión y elevación (en Inglés conocido por sus siglas RICE - en inglés: REST; ICE; COMPRESSION; ELEVATION).
    • Descanse la parte lesionada del cuerpo.
    • Aplique paquetes de hielo o compresas de hielo de 10 a 15 minutos cada vez durante las primeras horas, durante los primeros dos días para evitar que se hinche.
    • Utilice una venda de compresión elástica (como una venda ACE) durante dos días como mínimo para reducir la hinchazón.
    • Mantenga el área lesionada elevada a un nivel superior del corazón en la medida en la que sea posible para impedir la hinchazón.
  • No aplique calor bajo ninguna forma durante 24 horas como mínimo. El calor incrementa la hinchazón y el dolor.
  • El pediatra de su hijo puede que recomiende un analgésico sin receta para aliviar el dolor, como acetaminofeno o ibuprofeno.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: octubre de 2010

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Spring 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Cold Water Shock Can Quickly Cause Drowning
  • E-Cigs Are Addictive and Harmful
  • Bystanders Can Intervene to Stop Bullying

Download Spring 2014 (PDF)

Videos

Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video
Children’s Mental Health 0:00:30Expand
11.22.13

Mark Fadool, clinical director of mental health services at Odessa Brown Children's Clinic, provides early warning signs of mental health issues in kids and teens and urges us all to notice the signs and act early.

Play Video