Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Preguntas frecuentes acerca de la lactancia materna: Su sueño y el de su bebé

|

(Breastfeeding FAQs: Sleep - Yours and Your Baby's)

Independientemente de que usted sea una madre primeriza o experimentada, la lactancia materna suele plantear bastantes dudas. He aquí las respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes que las madres -tanto novatas como veteranas- pueden formularse.

¿Dónde debería dormir mi bebé?

Aunque algunas madres prefieren que sus bebés duerman con ellas en la cama para que el amamantamiento resulte más cómodo para ambos por la noche, dormir con un lactante puede resultar peligroso.

Usted puede tener cerca al bebé por la noche para que las tomas nocturnas les resulten más cómodas acostando al bebé en una cuna, moisés o cuna de viaje colocada dentro de su dormitorio -incluso junto a su cama- durante los primeros meses.

También puede adquirir una especie de moisés al que le falta un lado para poderlo acoplar a su cama, conocido como "cuna-sidecar", que les permitirá estar muy cerca al tiempo que elimina el riesgo de aplastamiento.

Para que las tomas nocturnas les resulten más cómodas, puede ayudarle tener en o cerca de la cama un cojín de lactancia en forma media rosquilla o un almohadón grande provisto de respaldo y brazos a ambos lados.

Durante las tomas nocturnas, mantenga el dormitorio en penumbra y reduzca la estimulación (hablar, cantar y similares) al mínimo. Así contribuirá a que su bebé aprenda que la noche es para dormir -no para jugar- y lo ayudará a volver a conciliar el sueño.

Una advertencia importante: no deje nunca dormir a su bebé en una superficie blanda o en una habitación donde haya personas fumando debido al mayor riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Los bebés deben dormir siempre boca arriba para reducir el riego de SMSL.

Mi bebé se queda dormido mientras lo amamanto. ¿Qué puedo hacer?

Aunque puede parecerle que su bebé está dormido, es posible que esté mamando plácidamente. Pero, si no lo oye succionar o tragar, es posible que se haya dormido durante la sesión de amamantamiento, sobre todo si se ha quedado satisfecho tras una toma larga y provechosa.

No obstante, los bebés que no se agarran correctamente al pecho se duermen frecuentemente en el pecho. Si le ocurre al suyo, interrumpa la succión y vuelva a colocarse al bebé en el pecho asegurándose de que el pequeño abarca con la boca tanto el pezón como la areola mamaria.

Puede interrumpir la succión introduciendo un dedo en la boca del bebé a través de la comisura, entre las encías, y girándolo un cuarto de vuelta. (Si se separa al bebé del pecho bruscamente, probablemente él se asustará y a usted le dolerá el pezón). Tras interrumpir la succión, intente hacer eructar al bebé y ofrézcale el otro pecho.

Si su bebé se sigue quedando dormido durante las tomas, desvístalo, hágale cosquillas en los pies, hágalo eructar frecuentemente o pruebe a cambiarle el pañal antes de ofrecerle el segundo pecho.

¿Está bien amamantar al bebé para ayudarlo a conciliar el sueño?

Amamantar a un bebé para ayudarlo a conciliar el sueño puede convertirse en un problema conforme el bebé se vaya haciendo mayor porque podría necesitar mamar para hacer la siesta o dormirse por las noches. Debería procurar que su pequeño deje de mamar para tranquilizarse y pase a concebir las sesiones de lactancia como oportunidades para alimentarse.

Pruebe a acostar al bebé, tanto durante las siestas diurnas como por la noche antes de que haya conciliado completamente el sueño para que se acostumbre a conciliarlo sin tener que mamar.

En vez del pecho, puede ofrecerle al bebé su propio pulgar o su propia mano para que los succione. También puede plantearse la posibilidad de darle un chupete. De hecho, actualmente la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda ofrecer chupetes a los bebés de menos de un año a la hora de las siestas y por la noche para reducir el riesgo de SMSL. De todos modos, a aquellos bebés que no muestran ningún interés por los chupetes no se les debe forzar para que los usen y, si el chupete se les cae de la boca cuando concilian el sueño, no se les debe volvería a meter en la boca.

En los bebés amamantados, los chupetes se deben introducir después de que la lactancia esté bien establecida (por lo general, después del primer mes) para evitar la "confusión tetina-pezón".

Si su bebé ha mamado bien hace poco y usted sabe que el pequeño no tiene hambre, no hay ningún problema en que le ofrezca un chupete, aunque es mejor limitar su uso a las siestas y la hora de acostarlo por la noche.

¿Cuándo empezará mi bebé a dormir toda la noche?

Los recién nacidos beben ser despertados cada tres o cuatro horas hasta que se estabilice su ganancia de peso, lo que suele ocurrir durante las dos primeras semanas de vida. A partir de ese momento, no hay ningún problema en dejar que un bebé duerma más tiempo seguido.

Pero todavía es demasiado pronto para que se haga ilusiones en lo que al sueño se refiere -la mayoría de lactantes alimentados con leche materna no duermen mucho tiempo seguido porque les entra hambre. Recuerde que la leche materna es mucho más fácil de digerir que la leche artificial para lactantes, de modo que avanza más rápidamente por el sistema digestivo y, consecuentemente, los bebés tardan menos en tener hambre.

El máximo tiempo seguido que suelen dormir los recién nacidos oscila entre cuatro y cinco horas -el tiempo que pueden aguantar entre tomas sus diminutos estómagos. Si un recién nacido duerme mucho rato seguido por la noche, lo más probable es que esté más hambriento durante el día y quiera mamar con mayor frecuencia.

Y justo cuando los padres empezaban a pensar que dormir toda la noche de un tirón era un sueño lejano, las cosas empiezan a mejorar un poco. A los tres meses, los bebés duermen un promedio de cinco horas durante el día y 10 horas por la noche, generalmente con una o dos interrupciones. La mayoría del los bebés de esta edad duermen "toda la noche", es decir, de seis a ocho horas seguidas.

Ayuda bastante estimular al bebé durante el día y reducir al mínimo los estímulos cuando se acerca la noche para favorecer un clima relajante, así como seguir una rutina regular a la hora de acostarse. No obstante, cada bebé es distinto, o sea que no se extrañe si su bebé duerme más o menos que otros.

¿Se resentirá mi producción de leche si dejo que el bebé duerma toda la noche?

Dejar que el bebé duerma toda la noche (lo que suele ocurrir a partir de los tres meses) no tiene por qué repercutir negativamente sobre la lactancia materna. Su cuerpo irá reajustando su producción de leche en función de cuándo mame el bebé y cuánta leche necesite. Algunos bebés duermen toda la noche de un tirón desde muy pronto, pero recuperan las tomas "perdidas" por la noche mamando más durante el día, y los pechos de sus madres se adaptan en consonancia.

Conforme los bebés van madurando y empiezan a ingerir alimentos sólidos, disminuyen sus necesidades de leche materna y los cuerpos de sus madres también se adaptan a ese cambio.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: junio de 2008

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Summer 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Understanding the Power and Influence of Role Models
  • Legal Marijuana Means Greater Poisoning Risks for Children
  • Why Choose Pediatric Emergency Care?

Download Summer 2014 (PDF)

Videos

Miracle Makers 2014 3:07:00Expand
6.6.14

The 30th annual Miracle Makers fundraising special aired on KOMO 4 TV on June 6, 2014. The special takes us on a journey through the hopes, fears, victories and challenges facing patients at Seattle Children's. Cosponsored by Costco Wholesale and KOMO 4. 

Play Video
Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video