Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Quemaduras

|

(Burns)

Desde los niños que se lavan bajo el agua de un grifo demasiado caliente hasta el volcado accidental de una taza de café, las quemaduras son un peligro potencial en todos los hogares. De hecho, las quemaduras, especialmente aquellas producidas por agua y líquidos calientes, son algunos de los accidentes más frecuentes que ocurren en la infancia.

Los bebés y los niños pequeños son particularmente susceptibles: son curiosos, pequeños y tienen una piel sensible que exige protección adicional.

Si bien algunas quemaduras menores no son motivo de preocupación y se pueden tratar en casa de manera segura, otras más graves requieren atención médica. Sin embargo, si toma algunas precauciones simples para que su casa sea más segura, se pueden evitar muchas quemaduras.

Causas frecuentes

El primer paso para evitar que los niños se quemen es comprender las causas frecuentes de quemaduras:

  • quemaduras, el principal factor responsable (por vapor, agua caliente del baño, tazas de café que se caen, alimentos calientes, líquidos de cocción, etc.)
  • contacto con llamas u objetos calientes (por estufas, fogones, rizadoras, etc.)
  • quemaduras de origen químico (por ingerir productos para destapar cañerías o tragar pilas de relojes, o derramar sustancias químicas, como lejía, sobre la piel)
  • quemaduras de origen eléctrico (por morder cables de electricidad o meter los dedos u objetos en los tomacorrientes)
  • sobreexposición al sol

Tipos de quemaduras

Generalmente, las quemaduras se clasifican como de primero, segundo o tercer grado, lo que depende de la gravedad del daño que sufre la piel. Cada una de las lesiones antes mencionadas puede causar cualquiera de estos tres tipos de quemaduras. Sin embargo, tanto el tipo de quemadura como su causa determinarán el tratamiento correspondiente.

Todas las quemaduras se deben tratar rápidamente para bajar la temperatura del área quemada y reducir el daño en la piel y el tejido subyacente (si la quemadura es grave).

Quemaduras de primer grado

Las quemaduras de primer grado, las más leves de las tres, están limitadas a la capa superior de la piel:

  • Signos y síntomas: Estas quemaduras producen enrojecimiento, dolor e hinchazón leve. La piel se seca sin que se produzcan ampollas.
  • Tiempo de cicatrización: El tiempo de cicatrización es de aproximadamente 3 a 6 días; la capa superficial de la piel sobre la quemadura puede caerse en el término de 1 o 2 días.

Quemaduras de segundo grado

Las quemaduras de segundo grado son más graves y llegan hasta las capas de piel que están por debajo de la capa superior:

  • Signos y síntomas: Estas quemaduras producen ampollas, dolor intenso y enrojecimiento. A veces, las ampollas se revientan, y la zona tiene una apariencia húmeda de color rosa fuerte a rojo cereza.
  • Tiempo de cicatrización: El tiempo de cicatrización varía en función de la gravedad de la quemadura. Puede ser de hasta 3 semanas o más.

Quemaduras de tercer grado:

Las quemaduras de tercer grado son las más graves y llegan a todas las capas de la piel y el tejido subyacente:

  • Signos y síntomas: La superficie parece estar seca y puede verse amarillenta, áspera, marrón o chamuscada. Es posible que el dolor sea leve o que no se sienta dolor, o la zona puede estar adormecida al principio debido al daño a los nervios.
  • Tiempo de cicatrización: El tiempo de cicatrización depende de la gravedad de la quemadura. Es probable que el tratamiento para las quemaduras profundas de segundo grado y tercer grado (llamadas quemaduras de espesor total) sean los injertos de piel, en los cuales se toma piel sana de otra parte del cuerpo y, mediante una intervención quirúrgica, se la coloca sobre la herida producida por la quemadura para ayudar a la cicatrización de la zona.

Pasos necesarios

Busque ayuda médica de inmediato en los siguientes casos:

  • Cuando crea que su hijo tiene una quemadura de segundo o de tercer grado.
  • Cuando la zona de la quemadura sea grande (2 a 3 pulgadas de diámetro), incluso si parece ser leve. En el caso de cualquier quemadura que parezca abarcar más del 10% del cuerpo, llame para pedir asistencia médica. Y no aplique compresas húmedas ni hielo ya que estos pueden bajar la temperatura corporal del niño. En cambio, cubra la zona con un paño o una toalla limpios y suaves.
  • La quemadura se debe a un incendio, un cable de electricidad o un tomacorriente, o a sustancias químicas.
  • La quemadura es en el rostro, el cuero cabelludo, las manos, las superficies articulares o los genitales.
  • La quemadura parece estar infectada (hay hinchazón, pus, aumento del enrojecimiento o vetas rojas en la piel cerca de la herida).

Para las quemaduras de primer grado:

  • Aleje al niño de la fuente de calor.
  • Quite la ropa de la zona de la quemadura de inmediato.
  • Deje correr agua fresca (no fría) sobre el área de la quemadura (si no hay agua disponible, se puede utilizar cualquier líquido fresco bebible) o aplique una compresa limpia y fría sobre la quemadura durante aproximadamente 3 a 5 minutos (no aplique hielo, ya que este puede destruir aún más la piel lesionada).
  • No aplique mantequilla, grasa, talco ni ningún otro remedio sobre la quemadura, ya que estos productos pueden aumentar la profundidad de la quemadura y el riesgo de infección.
  • Aplique gel o crema de aloe en la zona afectada. Esto se puede hacer algunas veces durante el día.
  • Dele a su hijo paracetamol o ibuprofeno para el dolor. Consulte las pautas de dosificación en la etiqueta de acuerdo con la edad o el peso de su hijo.
  • Si la zona afectada es pequeña (tiene el tamaño de una moneda de 25 centavos de dólar), manténgala limpia. Puede protegerla con una gasa o un vendaje estériles durante las 24 horas siguientes (pero no use vendajes adhesivos en los niños muy pequeños, ya que estos pueden representar un peligro de asfixia).

Para las quemaduras de segundo y tercer grado:

  • Busque atención médica de emergencia; luego, siga estos pasos hasta tanto llegue el personal médico:
    • Mantenga acostado a su hijo con la zona de la quemadura elevada.
    • Siga las indicaciones para las quemaduras de primer grado.
    • Retire todas las alhajas y las prendas de alrededor de la quemadura (en caso de que se produzca hinchazón después de la lesión), excepto las prendas que estén adheridas a la piel. Si tiene dificultades para retirar las prendas, tal vez deba cortarlas o esperar hasta que llegue la ayuda médica.
    • No reviente las ampollas.
    • Aplique agua fresca sobre la zona durante al menos 3 a 5 minutos; luego, cúbrala con un paño o una sábana secos y limpios hasta tanto llegue la ayuda.

Para las quemaduras por llamas:

  • Para extinguir las llamas, haga rodar a su hijo sobre el piso.
  • Cúbralo con una manta o una chaqueta.
  • Retire las prendas que están ardiendo y las alhajas alrededor de la zona de la quemadura.
  • Llame para pedir asistencia médica y luego siga las indicaciones para las quemaduras de segundo y tercer grado.

Para las quemaduras de origen eléctrico o químico:

  • Asegúrese de que su hijo no esté en contacto con la fuente de electricidad antes de tocarlo; de lo contrario, usted también puede recibir la descarga eléctrica.
  • En el caso de las quemaduras de origen químico, lave la zona con grandes cantidades de agua corriente durante por lo menos 5 minutos. Si la zona de la quemadura es grande, utilice una bañera, una ducha o cubos de agua, o una manguera de jardín.
  • No le quite a su hijo ninguna prenda antes de que haya comenzado a lavar la quemadura con agua. A medida que continúa con el lavado, puede retirar las prendas de la zona de la quemadura.
  • Si la zona de la quemadura producida por un producto químico es pequeña, lave por otros 10 a 20 minutos, aplique una gasa o un vendaje estériles y llame al médico.
  • Las quemaduras de origen químico en la boca o los ojos requieren una evaluación médica inmediata después del lavado minucioso con agua.

Aunque tal vez las quemaduras de origen químico y eléctrico no sean siempre visibles, pueden ser graves debido al daño posible en los órganos internos. Los síntomas pueden variar, dependiendo del tipo y la gravedad de la quemadura y de lo que la causó, y pueden incluir dolor abdominal.

Si cree que su hijo puede haber ingerido una sustancia química o haberse tragado un objeto que podría ser dañino (por ejemplo, la pila de un reloj), llame primero al centro de toxicología y luego al departamento de emergencias.

Es útil saber qué producto químico ingirió el niño o a cuál ha estado expuesto. Tal vez deba llevar este producto al hospital. Guarde el número del centro de toxicología, (800) 222-1222, en un lugar de fácil acceso, por ejemplo, sobre el refrigerador.

Cómo prevenir las quemaduras

No puede proteger a los niños contra las lesiones todo el tiempo, pero estas precauciones simples pueden reducir las probabilidades de que se produzcan quemaduras en el hogar:

En general

  • Mantenga los fósforos, los encendedores, los productos químicos y las velas fuera del alcance de los niños.
  • Ponga tapas de seguridad para niños en todos los tomacorrientes.
  • Deshágase de los aparatos y los electrodomésticos con cables viejos o gastados, y de los alargadores que parezcan estar dañados.
  • Si tiene que utilizar un humidificador o un vaporizador, opte por un modelo de vapor frío en lugar de uno de vapor caliente.
  • Elija prendas para dormir catalogadas como ignífugas (de poliéster o algodón tratado). Generalmente, las sudaderas o los pantalones que no están catalogados como prendas para dormir no son ignífugos.
  • Asegúrese de que los niños mayores y los adolescentes sean especialmente cuidadosos al utilizar planchas, planchas para el cabello o rizadoras.
  • Para prevenir los incendios hogareños, asegúrese de tener una alarma de humo en todos los niveles y en todas las habitaciones de su casa. Controle las alarmas todos los meses y cambie las pilas dos veces al año.
  • Reemplace las alarmas de humo que tienen más de 10 años.
  • No fume dentro de la casa, especialmente cuando esté cansado, esté tomando medicamentos que pueden provocarle somnolencia o esté en la cama.
  • No encienda fuegos artificiales ni bengalas.

Baño

  • Coloque el termostato de agua caliente a 120ºF (49ºC) o manténgalo en un nivel "bajo-medio". Un niño puede quemarse en 5 segundos en el agua si la temperatura es de 140ºF (60ºC). Si no puede controlar la temperatura del agua (por ejemplo, si vive en un apartamento), instale un dispositivo antiquemaduras, que es relativamente económico y que tanto usted como un plomero pueden instalar.
  • Pruebe siempre el agua del baño con el codo antes de colocar a su hijo dentro de la bañera.
  • Siempre abra el agua fría primero y ciérrela en última instancia cuando haga correr el agua de la bañera o el fregadero.
  • Coloque a los niños de espalda a los grifos o los accesorios, de modo que haya menos probabilidades de que jueguen con ellos y abran el agua caliente.

Cocina y comedor

  • Coloque los mangos de las ollas hacia la parte trasera de la cocina cada vez que cocine.
  • Bloquee lo más posible el acceso a la cocina.
  • Jamás permita que un niño use un caminador en la cocina (la Academia Estadounidense de Pediatría [American Academy of Pediatrics] desaconseja totalmente el uso de caminadores en general).
  • No use manteles ni individuales grandes. Los jóvenes pueden jalarlos y volcar una bebida caliente o un plato de comida.
  • Mantenga las bebidas y las comidas calientes lejos del alcance de los niños.
  • Nunca tome bebidas calientes o sopa con un niño sentado en su regazo ni tampoco camine llevando líquidos o platos calientes alrededor de los niños. Si debe caminar con un líquido caliente en la cocina (como una olla de sopa o una taza de café), asegúrese de saber dónde están los niños para no tropezar con ellos.
  • Nunca tenga un bebé o un niño pequeño en brazos mientras está cocinando.
  • Nunca caliente los biberones del bebé en el horno de microondas. El líquido puede calentarse de manera irregular, lo que produce burbujas de leche materna o de fórmula que pueden causar quemaduras en la boca de un bebé.
  • Examine los hogares y las estufas a leña. Es posible que también haya que examinar los radiadores y los zócalos radiantes eléctricos.
  • Enséñeles a los niños que jamás deben poner nada en el hogar cuando está encendido. Además, asegúrese de que sepan que las puertas de vidrio del hogar pueden calentarse mucho y causar una quemadura.

En el exterior y dentro del automóvil

  • Use con cuidado los aparatos de la zona de juegos. Si hace mucho calor afuera, utilice los aparatos solo por la mañana, cuando hayan tenido la oportunidad de enfriarse durante la noche.
  • Saque el asiento de seguridad o el cochecito de su hijo del rayo del sol cuando no los use, ya que los niños pueden sufrir quemaduras cuando el vinilo y el metal están calientes. Si debe dejar el asiento de seguridad o el cochecito al sol, cúbralos con una sábana o una toalla.
  • Antes de dejar su automóvil estacionado en un día de calor, cubra las hebillas de las trabas de metal de los cinturones de seguridad de los asientos para evitar que el sol las caliente de manera directa.
  • No olvide aplicar pantalla solar cuando vaya a estar al aire libre. Utilice un producto con un FPS de 15 o más. Aplique la pantalla solar 20 a 30 minutos antes de salir y vuelva a aplicarla cada 2 horas o con más frecuencia si está en el agua. No utilice pantalla solar en los bebés que tienen menos de 6 meses ya que estos pequeños no deben estar al sol.

Revisado por: Mary Mondozzi, MSN, RN, CPNP
Fecha de revisión: enero de 2012

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Summer 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Understanding the Power and Influence of Role Models
  • Legal Marijuana Means Greater Poisoning Risks for Children
  • Why Choose Pediatric Emergency Care?

Download Summer 2014 (PDF)

Videos

Miracle Makers 2014 3:07:00Expand
6.6.14

The 30th annual Miracle Makers fundraising special aired on KOMO 4 TV on June 6, 2014. The special takes us on a journey through the hopes, fears, victories and challenges facing patients at Seattle Children's. Cosponsored by Costco Wholesale and KOMO 4. 

Play Video
Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video