Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Intoxicación por alimentos

|

Read this article in English (Food Poisoning)

La intoxicación por alimentos puede realmente provocar un gran desconcierto. Después de comer alimentos infectados con gérmenes, una persona puede presentar síntomas repentinos y graves, como vómitos y diarrea. Generalmente, no se necesita tratamiento médico, pero es importante el cuidado en el hogar.

Si su hijo tiene una intoxicación por alimentos, asegúrese de que beba una gran cantidad de líquidos para no deshidratarse. También es importante el descanso.

La intoxicación por alimentos suele seguir su curso, de modo que su hijo va a sentirse mejor en unos pocos días.

Acerca de la intoxicación por alimentos

La intoxicación por alimentos se produce cuando las bacterias (y, a veces, los virus y otros gérmenes) penetran en los alimentos o las bebidas. No puede sentir el sabor ni el olor de éstos gérmenes, ni tampoco se puede verlos, pero incluso estos organismos diminutos pueden tener un efecto poderoso en el cuerpo.

Una vez que los gérmenes que causan intoxicación por alimentos se introducen en el sistema de una persona, algunos liberan toxinas. Estas toxinas son tóxicas (de ahí el nombre "intoxicación por alimentos") y pueden causar diarrea y vómitos.

A menudo, los médicos usan el término "intoxicación por alimentos" para describir una enfermedad que se manifiesta rápidamente después de ingerir alimentos contaminados. Normalmente, las personas tienen diarrea o comienzan a vomitar unas pocas horas después de intoxicarse. La intoxicación por alimentos también suele desaparecer con rapidez, y la mayoría de las personas se recuperan a los pocos días sin complicaciones duraderas.

En algunos casos, la intoxicación por alimentos puede ser lo bastante grave como para que sea necesario visitar al médico o acudir al hospital. Cuando las personas tienen que recibir tratamiento para la intoxicación por alimentos, a menudo se debe a la deshidratación, la complicación más frecuente de este trastorno.

Causas

Beber o comer un producto contaminado con gérmenes puede causar intoxicación por alimentos. Frecuentemente, las personas se intoxican con alimentos de origen animal, como la carne de res, de ave, los huevos, los productos lácteos y los mariscos. Pero las frutas y las verduras sin lavar, así como otros alimentos crudos también pueden contaminarse y hacer que una persona se sienta mal. Incluso el agua puede provocar intoxicación por alimentos.

Los alimentos y los líquidos pueden contaminarse en muchos momentos del proceso de preparación, almacenamiento y manipulación. Por ejemplo:

  • El agua que se utiliza para el cultivo de los alimentos puede infectarse con heces de los animales o los seres humanos (popó).
  • La carne de res o de ave puede estar en contacto con microorganismos infecciosos durante el procesamiento o el envío.
  • Los alimentos pueden infectarse con bacterias si se los almacena a la temperatura equivocada o si se los conserva durante mucho tiempo.
  • Los cocineros u otras personas que manipulan los alimentos pueden contaminarlos si no se lavan las manos correctamente o usan tablas de cortar o utensilios sucios cuando los preparan.

Las personas con enfermedades (como enfermedad renal crónica) o cuyos sistemas inmunitarios están debilitados corren un riesgo más alto de enfermarse si se intoxican con alimentos, en comparación con aquellas que gozan de buena salud.

Gérmenes que frecuentemente causan intoxicación por alimentos

Una cantidad de microorganismos pueden causar intoxicación por alimentos. Los culpables frecuentes incluyen los siguientes:

Salmonela. La bacteria salmonela es la principal causa de intoxicación por alimentos en los Estados Unidos. Normalmente, esta bacteria penetra en los alimentos cuando estos tienen contacto con heces de animales. Las causas principales de intoxicación por salmonela incluyen la ingesta de productos lácteos, carnes que no están totalmente cocidas y productos frescos mal lavados.

E. coli (Escherichia coli). Normalmente, la bacteria E. coli penetra en los alimentos o el agua cuando estos tienen contacto con heces de animales. El consumo de carne molida que no está totalmente cocida es la causa más frecuente de intoxicación por E. coli en los Estados Unidos.

Listeria. La bacteria de este género se encuentran principalmente en los productos lácteos sin pasteurizar, los mariscos ahumados y las carnes procesadas, como hot dogs y embutidos. Las bacterias listeria también pueden contaminar las frutas y las verduras, aunque esto es menos frecuente.

Campilobacteria. Ésta bacteria infecta con mayor frecuencia las carnes de res, de ave y la leche no pasteurizada. Además, puede contaminar el agua. Al igual que ocurre con otras clases de bacterias, éstas suelen penetrar en los alimentos a través del contacto con heces de animales infectados.

Estafilococo aureus. Ésta bacteria (que puede encontrarse en las carnes, las ensaladas preparadas y los alimentos elaborados con productos lácteos contaminados) se diseminan a través del contacto con las manos, los estornudos o la tos. Eso significa que la infección puede transmitirse por medio de las personas que preparan o manipulan los alimentos.

Shigella. La bacteria shigella puede infectar los mariscos o las frutas y las verduras crudas. La mayor parte del tiempo, esta bacteria se disemina cuando las personas que preparan o manipulan los alimentos no se lavan las manos correctamente después de ir al baño.

Hepatitis A. Las personas mayormente contraen éste virus por comer mariscos o alimentos crudos que fueron manipulados por una persona infectada. Puede ser difícil precisar exactamente la fuente de una infección porque las personas pueden no sentirse mal hasta después de 15 a 50 días.

Norovirus. Éstos virus suelen contaminar los alimentos preparados por una persona infectada que los manipula.

Signos de intoxicación por alimentos

La forma en que la intoxicación se manifiesta depende del gérmen que la causó. A veces, un niño empezará a sentirse mal en el término de una o dos horas después de haber comido o bebido alimentos o líquidos contaminados. En otras ocasiones, es posible que los síntomas no aparezcan por varias semanas. En la mayoría de los casos, los síntomas desaparecerán en el término de 1 a 10 días.

Normalmente, una persona que sufre una intoxicación por alimentos tendrá los siguientes síntomas:

  • náuseas
  • dolor abdominal y cólicos
  • vómitos
  • diarrea
  • fiebre
  • dolor de cabeza y debilidad general

En contadas ocasiones, la intoxicación por alimentos puede causar mareos, visión borrosa u hormigueo en los brazos. En muy pocos casos, la debilidad que a veces se presenta con la intoxicación por alimentos provocará dificultad para respirar.

Ciertos tipos de microorganismos infecciosos, entre ellos, listeria y E. coli, pueden causar problemas cardíacos, renales y de sangrado posiblemente peligrosos.

¿Cuándo llamar al médico?

La mayoría de los casos de intoxicación por alimentos no requieren atención médica, pero algunos sí. El problema grave más frecuente de la intoxicación por alimentos es la deshidratación. Es poco probable que un niño sano se deshidrate siempre que tome la cantidad suficiente de líquidos para reemplazar los que pierde con los vómitos o la diarrea.

Llame al médico si su hijo presenta alguno de estos síntomas:

  • vómitos durante más de 12 horas
  • diarrea con fiebre que supera 101 ºF (38.3 ºC)
  • dolor abdominal intenso que no desaparece después de la deposición
  • heces con sangre (ya sea diarrea o popó regular) o vómitos con sangre
  • deposiciones que son de color negro o rojizas
  • latidos cardíacos acelerados o sensación de latidos fuertes del corazón

Es importante estar atento a los signos de deshidratación, que incluyen:

  • sed muy intensa
  • poca producción de orina (pis) o no producción
  • mareos
  • ojos hundidos
  • mareos leves o debilidad

Si su familia ha visitado recientemente un país extranjero y sus hijos empiezan a tener diarrea u otros problemas estomacales, llame al médico.

La intoxicación por alimentos (especialmente la deshidratación) puede ser más grave en las personas cuyos sistemas inmunitarios están debilitados o que tienen enfermedades. Si su hijo tiene una enfermedad (como problemas renales o anemia drepanocítica), llame al médico de inmediato. Las embarazadas también deben informar al médico si sufren una intoxicación por alimentos ya que algunos gérmenes pueden afectar al feto.

Tratamiento de la intoxicación por alimentos

El médico le preguntará qué comió su hijo últimamente y cuándo comenzaron los síntomas, realizará un examen y tal vez tomará muestras de sangre, heces u orina que enviará a un laboratorio para su análisis. Ésto lo ayudará a averiguar qué microorganismo está causando la enfermedad.

Generalmente, la intoxicación por alimentos sigue su curso, y los niños mejoran solos. En ocasiones, sin embargo, los médicos recetan antibióticos para tratar los tipos más graves de intoxicación bacteriana por alimentos. Si la deshidratación es grave, es posible que un niño tenga que recibir tratamiento en un hospital con líquidos por vía intravenosa (IV).

Cuidados en el hogar

La intoxicación por alimentos suele desaparecer sola en unos pocos días. Mientras tanto, y para ayudar a que su hijo se sienta mejor, asegúrese de que el niño haga lo siguiente:

  • Descanse mucho.
  • Beba líquidos para protegerse contra la deshidratación. Las soluciones con electrolitos funcionan, pero cualquier cosa excepto leche o bebidas con cafeína es aceptable.
  • Tome sorbos pequeños y frecuentes para que sea más fácil retener los líquidos.
  • No coma alimentos sólidos ni productos lácteos hasta tanto se detenga la diarrea.

No le administre medicamentos de venta libre contra la diarrea. Éstos pueden prolongar los síntomas de intoxicación por alimentos. Una vez que no haya más diarrea ni vómitos, ofrézcale a su hijo porciones pequeñas de alimentos con bajo contenido de grasa y fáciles de digerir por unos días para evitar aún más malestar estomacal.

Si los síntomas se agravan u observa signos de deshidratación, llame al médico.

Cómo evitar la intoxicación por alimentos

Estos consejos pueden ayudar a disminuir el riesgo de intoxicación por alimentos para su familia.

  • Enseñe a todos los miembros de su familia a lavarse las manos cuidadosa y frecuentemente, en especial después de ir al baño, antes de tocar los alimentos y después de tocar alimentos crudos. Use jabón y agua tibia, y refriegue durante al menos 15 segundos.
  • Lave con agua caliente jabonosa todos los utensilios, las tablas de cortar y las superficies que utilice para preparar las comidas.
  • No sirva leche sin pasteurizar ni alimentos que contengan leche sin pasteurizar.
  • Lave todas las verduras y las frutas crudas que no pueda pelar.
  • Mantenga los alimentos crudos (especialmente carnes de res, de ave y mariscos) alejados del resto de los alimentos hasta tanto estén cocidos.
  • Consuma lo antes posible los alimentos perecederos o cualquier alimento que tenga fecha de vencimiento.
  • Cocine todos los alimentos de origen animal hasta que alcancen una temperatura interior segura. En el caso de la carne de res y de cerdo molida, esto significa por lo menos 160 ºF (71 ºC). En el caso de los cortes de carne enteros, la temperatura segura es 145 ºF (63 ºC). Para el pollo y el pavo (molidos y enteros), la temperatura mínima es 165 ºF (74 ºC). Cocine los huevos de gallina hasta que la yema esté firme. Por lo general, es seguro comer pescado cuando este alcanza una temperatura de 145 ºF (63 ºC).
  • Refrigere rápidamente los restos de comida, si es posible en envases con tapas de cierre hermético a presión.
  • Descongele los alimentos en el refrigerador, en un microondas o en agua fría. Los alimentos jamás deben descongelarse a temperatura ambiente.
  • Si el alimento está vencido, tiene un sabor raro o un olor extraño, deséchelo.
  • Si está embarazada, no coma carnes ni mariscos crudos o que no están totalmente cocidos, mariscos ahumados, huevos crudos y productos que puedan contener huevos crudos, quesos de pasta blanda, leche y jugos sin pasteurizar, patés, ensaladas preparadas, embutidos y hot dogs.
  • No beba el agua de los riachuelos ni de los pozos de agua no potable.

Si un miembro de su familia sufre una intoxicación por alimentos, informe al departamento de salud local. Los funcionarios tal vez puedan precisar la causa con exactitud y evitar un posible brote que podría afectar a otras personas.

Revisado por: J. Fernando del Rosario, MD
Fecha de la revisión: marzo de 2012

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Summer 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Understanding the Power and Influence of Role Models
  • Legal Marijuana Means Greater Poisoning Risks for Children
  • Why Choose Pediatric Emergency Care?

Download Summer 2014 (PDF)

Videos

Miracle Makers 2014 3:07:00Expand
6.6.14

The 30th annual Miracle Makers fundraising special aired on KOMO 4 TV on June 6, 2014. The special takes us on a journey through the hopes, fears, victories and challenges facing patients at Seattle Children's. Cosponsored by Costco Wholesale and KOMO 4. 

Play Video
Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video