Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Las migrañas: ¡Vaya dolor!

|

Read this article in English (Migraines: What a Pain!)

Emily todavía recuerda la primera vez que tuvo un fuerte dolor de cabeza. "Me asusté muchísimo. Sentí un dolor insoportable y tuve la sensación de que iba a vomitar". No tenía ni idea de qué me estaba pasando". A partir de entonces, le empezó a doler la cabeza una vez al mes y luego una vez por semana. Los ataques cada vez eran peores. Emily se lo explicó a su madre, quien pidió hora de visita con el pediatra de la niña.

Resultó ser que Emily tenía migrañas. Afortunadamente, el médico le recetó un medicamento para el dolor de cabeza. Y también le explicó cómo podía saber cuándo iba a tener una migraña y qué debía hacer para evitarlas.

¿Qué es una migraña?

Casi todo el mundo tiene dolores de cabeza. Puedes tener uno después de darte un golpe en la cabeza o durante un catarro o una gripe. Algunos tipos de dolores de cabeza solo ocurren de tanto en tanto, mientras que hay otros que ocurren tan a menudo como cada día. Los dolores de cabeza más frecuentes cursan con un dolor sordo alrededor de la frente, la parte superior y ambos lados de la cabeza, casi como si alguien te estuviera apretando la cabeza colocándote una banda elástica a su alrededor.

Pero la migraña es peor que un dolor de cabeza ordinario. Suelen ocurrir de una a cuatro veces al mes y el dolor suele ser pulsítil en uno o ambos lados de la cabeza.

Los niños que padecen migrañas suelen presentar al mismo tiempo mareos y/o malestar estomacal. Durante el episodio, algunos niños son sensibles a la luz, los ruidos y/o los olores. A algunos desean dormir y, al despertarse, suelen encontrarse mejor. La mayoría de las migrañas duran de 30 minutos a seis horas y hay algunas que hasta pueden durar uno o dos días seguidos.

Si tienes migrañas, no estás solo. En EE.UU., las padecen uno de cada veinte niños, es decir unos ocho millones de niños. Antes de cumplir 10 años, hay la misma cantidad de niños y de niñas afectados por la migraña pero, a partir de los 12 años, es decir, durante y después de la pubertad, la migraña afecta a las chicas tres veces mas que a los chicos.

Las migrañas no son contagiosas, lo que significa que no te la puede "pegar" nadie que las padezca.

¿Cuál es la causa de la migraña?

Una migraña empieza cuando, por uno u otro motivo, los vasos sanguíneos del cerebro se contraen temporalmente. Cuando ocurre esto, la cantidad de sangre y de oxígeno que llega al cerebro desciende, de modo que el cerebro envía el mensaje: "¡Eh, chicos, aquí necesitamos más sangre y más oxígeno!

Esto hace que los vasos sanguíneos se dilaten (o se expandan). Cuando ocurre esto, se inflaman, laten con fuerza y provocan un dolor punzante. Puesto que se trata de un proceso asociado a cambios en los vasos sanguíneos, podemos decir que las migrañas son dolores de cabeza de tipo vascular.

Algunos científicos consideran que la gente que desarrolla migrañas presenta una tendencia de carácter hereditario a que su sistema nervioso reaccione de una forma diferente a determinados cambios que tienen lugar en su cuerpo o en el entorno. Hay ciertos elementos que pueden desencadenar esta reacción en su sistema nervioso e iniciar un ataque de migraña.

Entre los principales desencadenantes de las migrañas, se incluyen los siguientes:

  • estrés
  • menstruación (tener la "regla", o el período)
  • saltarse comidas
  • exceso de cafeína (como la que contienen las bebidas de cola)
  • ciertos alimentos (queso, pizza, chocolate, helado, alimentos grasos o fritos, embutidos, perritos calientes, yogur, cualquier alimento que contenga glutamato monosódico y los condimentos que se suelen utilizar en la cocina asiática)
  • dormir demasiado o demasiado poco
  • cambios en el clima
  • viajes

Nadie sabe a ciencia cierta por qué la gente padece migrañas. Pero lo más probable es que, si tú las padeces, tengas uno o más familiares que también las padecen. Esto se debe a que los científicos creen que las migrañas son de carácter genético, lo que significa que ciertos genes que los padres trasmiten a sus hijos hacen que estos últimos sean más proclives a desarrollarlas.

Cómo saber si se avecina una migraña

Los distintos episodios de migraña pueden empezar de formas diferentes. Hay niños que se sienten indispuestos. La luz o los ruidos los incomodan o les hacen sentirse peor y pueden experimentar malestar estomacal, tener náuseas e, incluso, llegar a vomitar. Justo antes del episodio o a lo largo del mismo, algunos niños también presentan síntomas de debilidad muscular y sufren pérdidas del sentido de la coordinación que les hacen tropezar o incluso pueden tener problemas para hablar.

Aproximadamente uno de cada cinco niños presenta un aura antes del ataque, una especie de aviso de que la migraña está al caer. Las auras suelen incluir aspectos como la visión borrosa, ver puntos, bolas de colores, líneas irregulares, destellos, luces brillantes o centelleantes u oler un olor determinado.

El aura suele aparecer de 10 a 30 minutos antes del inicio de la migraña, aunque también puede ocurrir la noche anterior al inicio del ataque. Suele durar unos 20 minutos.

Tratamientos de la migraña

Tener una migraña de vez en cuando puede resultar muy molesto, pero las migrañas no suelen provocar problemas importantes en los niños. De todos modos, asegúrate de avisar a tus padres si tienes un dolor de cabeza que:

  • dura mucho tiempo
  • parece empeorar con el tiempo
  • te ocurre cada vez más menudo
  • te crea problemas de equilibrio
  • te impide ir al colegio o interfiere en tus actividades extraescolares

A tu médico le interesará estar informado sobre estos problemas e intentará ayudarte. Es posible que también te pida que lleves un diario donde registres los episodios de dolor de cabeza. Si hacéis un seguimiento de los registros, podréis averiguar qué elementos te desencadenan los ataques. Anota todos los aspectos que te pida el médico en tu diario cada vez que tengas una migraña. Esta información ayudará a tu médico a diseñar el mejor tratamiento posible para tu caso en concreto.

Es posible que tu médico te recete uno o varios medicamentos para tratar las migrañas, como los que figuran a continuación:

  • medicamentos para aliviar el dolor, que en lenguaje médico se llama "analgésico", como el paracetamol o el ibuprofeno
  • medicamentos que reducen las náuseas y los vómitos
  • sedantes, que ayudan a conciliar el sueño y a librarse del dolor de cabeza
  • medicamentos para prevenir o para atenuar las migrañas

Algunos médicos también intentan enseñar a sus pacientes una técnica denominada biorretroalimentación o biofeedback. Esta técnica ayuda a la persona a aprender a relajarse y a utilizar el cerebro a fin de controlar determinadas funciones corporales. Si una migraña empieza despacio, muchos pacientes pueden utilizar la biorretroalimentación para conservar la calma y detener el ataque.

Cómo prevenir las migrañas

La buena noticia es que muchos niños superan las migrañas con la edad. Mientras tanto, sigue las instrucciones de tu médico y toma los medicamentos siguiendo sus indicaciones. Asegúrate de tener el medicamento a mano por si se te desencadena un episodio de migraña cuando estés en el colegio o cuando tu familia esté fuera de casa.

Asimismo intenta evitar los desencadenantes de tu migraña. Si ciertos alimentos, como el chocolate, el queso o las bebidas que contienen cafeína, son los que te desencadenan los ataques de migraña, lo mejor será que los evites. También deberías hacer períodos de descanso en el curso de aquellas actividades que parezcan desencadenarte ataques de migraña, como utilizar el ordenador durante mucho tiempo seguido o escuchar música a gran volumen.

Lucha contra el estrés elaborando un programa para ir por pasos, en vez de asustarte con todo lo que tienes que hacer. Hacer ejercicio con regularidad también te permitirá reducir el estrés y te ayudará a encontrarte mejor. Cuanto más sepas sobre las migrañas, ¡más preparado estarás para derrotarlas antes de que se conviertan en algo insoportable!

Revisado por: Harry S. Abram, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2010

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Summer 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Understanding the Power and Influence of Role Models
  • Legal Marijuana Means Greater Poisoning Risks for Children
  • Why Choose Pediatric Emergency Care?

Download Summer 2014 (PDF)

Videos

Miracle Makers 2014 3:07:00Expand
6.6.14

The 30th annual Miracle Makers fundraising special aired on KOMO 4 TV on June 6, 2014. The special takes us on a journey through the hopes, fears, victories and challenges facing patients at Seattle Children's. Cosponsored by Costco Wholesale and KOMO 4. 

Play Video
Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video