Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Si su hijo es víctima de una violación

|

Read this article in English

(If Your Child Is Raped)

Tanto varones como mujeres pueden ser víctimas de una violación, es decir, de una relación sexual no deseada y obligada. La violación es una agresión sexual. No tiene que ver con el amor ni con el sexo. Tiene que ver con el poder. Un violador intimida o usa fuerza verdadera o violencia para ejercer control sobre otra persona. Algunos violadores usan drogas o alcohol para alterar las capacidades de la víctima y que no pueda defenderse.

La violación es un delito, independientemente de que la persona que cometa la violación sea un extraño, un conocido, un novio, un amigo o un miembro de la familia.

Una persona que ha sido víctima de una violación necesita recibir atención médica, consuelo, comprensión y apoyo. Aquí mencionamos lo que se debe hacer si su hijo es víctima de una violación.

Cómo darse cuenta

Si su hijo es víctima de una agresión sexual, es posible que prefiera no comentárselo. Con frecuencia, los preadolescentes y los adolescentes sólo confían en sus amigos para hablar de sus cuestiones más íntimas y, lamentablemente, un hecho tan grave como una violación no es una excepción.

Además, en algunos estados, la legislación no exige que se informe a los padres si un adolescente menor de 18 años de edad llama a un centro especializado en crisis por violación o asiste a una clínica para ser examinado.

Sin embargo, incluso si su hijo no confía en usted, existen algunos signos que pueden indicar que está atravesando una crisis emocional, ya sea debido a una violación u otros motivos, y necesita su ayuda. Por ejemplo, su hijo puede:

  • estar inusualmente irritable, taciturno o de mal humor
  • parecer enojado, temeroso o confuso
  • sentirse deprimido, ansioso o nervioso, sobre todo por la idea de estar solo
  • alejarse de sus amigos y la familia
  • tener dificultades para dormir
  • experimentar cambios en el apetito
  • tener dificultades para concentrarse en la escuela o para participar en las actividades cotidianas

Estos pueden ser signos del trastorno de estrés postraumático (TEPT) o de lo que a veces se denomina "síndrome del trauma por violación". Si detecta algún síntoma de este estilo, acérquese a su hijo y asegúrele que usted siempre estará disponible para escucharlo, sea lo que fuera que él tenga para contarle.

Si aun así su hijo no habla con usted, y usted continúa sospechando que él puede estar atravesando un momento traumático o de angustia, busque la ayuda de un terapeuta para llegar a la raíz del problema.

Cómo buscar atención médica

Si descubre que su hijo ha sido víctima de una violación, es importante buscar ayuda lo antes posible. Las violaciones se clasifican en dos categorías: las violaciones en fase aguda (refiere a las 72 horas posteriores a la violación) y las violaciones en fase de reorganización (refiere a la etapa posterior a las 72 horas siguientes a la violación).

Violaciones en fase aguda. Si la violación tuvo lugar en las últimas 72 horas (3 días), lleve a su hijo a una sala de emergencias de inmediato, llame a la policía o llame a la línea directa de atención de crisis por violación. Las líneas directas de atención ofrecen orientación acerca de lo que se debe hacer en esos casos, por ejemplo, buscar un hospital cercano donde funcione un programa especial para atender a víctimas de violaciones. La línea directa de atención ante agresiones sexuales (800) 656-HOPE, por ejemplo, está disponible en todo el país. (También puede llamar a la policía para denunciar la agresión antes de ir al hospital, pero tenga en cuenta que los médicos y las enfermeras normalmente denuncian las agresiones sexuales a las autoridades).

En el hospital, se realizarán estudios a su hijo para determinar la existencia de enfermedades de transmisión sexual (ETS), también llamadas infecciones de transmisión sexual (ITS), y lesiones internas. Muchas instalaciones médicas cuentan con personal capacitado para atender a víctimas de violaciones, como enfermeros diplomados en enfermería forense (forensic nurse examiner, FNE) o especializados en la examinación de víctimas de asaltos sexuales (sexual assault nurse examiner, SANE).

Si es posible, busque atención médica antes de que su hijo se cambie la ropa, se bañe o se higienice. Puede ser difícil mantenerse en ese estado, por supuesto, ya que querer borrar todo rastro de agresión sexual es un instinto humano y natural. Sin embargo, realizar exámenes de inmediato es la mejor manera de garantizar el tratamiento médico oportuno y de obtener pruebas de lo ocurrido.

En la mayoría de los estados o las ciudades, el período para recopilar pruebas médicas de una violación en fase aguda normalmente comprende las primeras 72 horas. Algunas jurisdicciones, en cambio, tienen un umbral de tiempo más prolongado, como hasta 96 horas o, incluso, 2 semanas.

Después de recibir la atención médica correspondiente, presente la denuncia en la policía, si no lo hizo antes. La policía tomará la denuncia y documentará el incidente junto con las pruebas que se puedan recopilar.

Violaciones en fase de reorganización. Si la violación tuvo lugar hace más de 72 horas (3 días), llame a la policía. También puede llamar a una línea directa de atención de crisis por violación para obtener asesoramiento sobre los pasos que debe seguir, por ejemplo, hablar con la policía y realizar exámenes médicos. La policía tomará la denuncia y documentará el incidente junto con las pruebas que se puedan recopilar. A continuación, su hijo debe realizarse exámenes médicos.

Qué esperar durante el examen

Antes del examen, un médico, enfermero, consejero o trabajador social capacitado escuchará el relato de su hijo. Esta conversación se tomará como punto de partida para indicar el tratamiento a seguir y para ayudar en la investigación del delito. Hablar con un interlocutor capacitado también ayuda a su hijo a descargar emociones asociadas con la experiencia, además de ayudarlo a comenzar a recuperar tranquilidad y seguridad.

El profesional médico también puede hablar sobre el examen que se le realizará y qué comprende, y solicitar el consentimiento de los padres. Es posible que cada estado o jurisdicción tenga distintos requerimientos, pero, probablemente, la mayoría de los exámenes médicos (tanto para la fase aguda como para la de reorganización) incluyan estos pasos:

Si su hijo ha comenzado a transitar la pubertad:

  • Un profesional médico indicará estudios para detectar ETS/ITS, entre ellas, VIH o SIDA. Para realizar estos estudios, puede ser necesario tomar muestras de sangre o de saliva. Si bien la idea de tener una ETS después de una violación es sumamente atemorizante, cuanto más pronto se pueda obtener un diagnóstico, más efectivo será el tratamiento. Los médicos pueden indicar un esquema terapéutico inmediato para tratar las ETS, entre ellas, VIH o SIDA, que puede ayudar a evitar el desarrollo de estas enfermedades.
  • Si su hija es víctima de una violación, un profesional médico puede, si ella así lo elige, aplicarle tratamientos para lidiar con la existencia de un embarazo no deseado.
  • Un profesional médico le realizará exámenes internos y externos para comprobar posibles lesiones que pueden haber sido causadas por la violación.
  • Un profesional médico o un técnico capacitado puede buscar y tomar muestras de cabello, piel, uñas o fluidos corporales del violador en la ropa o el cuerpo de su hijo.
  • Si usted piensa que a su hijo le han dado alguna droga para violarlo, el médico o técnico también puede realizar estudios para comprobarlo.
  • Se pueden tomar fotografías de las lesiones con fines de documentación.

Si su hijo todavía no ha comenzado a transitar la pubertad:

  • Un profesional médico indicará estudios para detectar ETS, entre ellas, VIH o SIDA. Para realizar estos estudios, puede ser necesario tomar muestras de sangre o de saliva. Si bien la idea de tener una ETS después de una violación es sumamente atemorizante, cuanto más pronto se pueda obtener un diagnóstico, más efectivo será el tratamiento.
  • Un profesional médico le realizará un examen físico externo a su hijo para buscar posibles lesiones causadas por el violador.
  • Un profesional médico o un técnico capacitado puede buscar y tomar muestras de cabello, piel, uñas o fluidos corporales del violador en la ropa o el cuerpo de su hijo.
  • Si usted piensa que a su hijo le han dado alguna droga para violarlo, el médico o técnico también puede realizar estudios para comprobarlo.
  • Se pueden tomar fotografías de las lesiones con fines de documentación.

Incluso si su hijo no es examinado de inmediato, no significa que no se puedan realizar estudios más adelante. Es posible ir al médico o a la clínica local y realizarse estudios para detectar la existencia de ETS, un embarazo o lesiones en cualquier momento después de una violación. En algunos casos, los médicos incluso pueden obtener pruebas varios días después de producido el hecho.

Exámenes importantes para iniciar acciones judiciales ante un delito

La recomendación de buscar atención médica no solo tiene el objeto de garantizar la salud y la seguridad de su hijo, sino también de proporcionar documentación para investigaciones delictivas futuras. Con frecuencia, los hospitales y los centros médicos denuncian las agresiones sexuales (o la sospecha de agresión sexual) a la policía.

Si las autoridades inician acciones judiciales ante un hecho delictivo, los estudios médicos ayudarán a proporcionar las pruebas necesarias para procesar al violador. Recuerde que las leyes de prescripción en los casos de violación conceden solo un plazo determinado para iniciar acciones judiciales, así que asegúrese de saber de cuánto tiempo dispone para denunciar la violación. Un centro local especializado en crisis por violación puede asesorarlo acerca de la legislación del estado donde usted vive.

Atención de la salud emocional

Quienes han sido víctimas de una violación a veces evitan buscar ayuda porque temen que hablar sobre eso les haga recordar el hecho o rememorar sentimientos demasiado dolorosos. Sin embargo, en realidad, evitar buscar ayuda puede hacer más daño que bien.

Buscar la ayuda y el apoyo emocional de un profesional capacitado es la mejor manera de garantizar una curación a largo plazo. Lidiar con el dolor lo antes posible, en lugar de hacerlo más adelante, puede ayudar a reducir los síntomas, como pesadillas o recuerdos recurrentes. También puede ayudarle a alguien a evitar emociones y comportamientos potencialmente dañinos, como autolesionarse o sufrir una profunda depresión.

La manera en que los sobrevivientes de violaciones lidian con los sentimientos puede variar. Pregúntele a su hijo qué tipo de asesoramiento prefiere: algunas personas se sienten más cómodas cuando hablan a solas con un terapeuta. Para otras, unirse a un grupo de apoyo donde puedan estar con otros sobrevivientes les ayuda a sentirse mejor, recuperar la confianza y continuar con sus vidas. En un grupo de apoyo, pueden obtener ayuda y, además, ayudar a otras personas a curarse al compartir sus propias experiencias e ideas.

Revisado por: Allan R. De Jong, MD
Fecha de la revisión: abril de 2012

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Summer 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Understanding the Power and Influence of Role Models
  • Legal Marijuana Means Greater Poisoning Risks for Children
  • Why Choose Pediatric Emergency Care?

Download Summer 2014 (PDF)

Videos

Miracle Makers 2014 3:07:00Expand
6.6.14

The 30th annual Miracle Makers fundraising special aired on KOMO 4 TV on June 6, 2014. The special takes us on a journey through the hopes, fears, victories and challenges facing patients at Seattle Children's. Cosponsored by Costco Wholesale and KOMO 4. 

Play Video
Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video