Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Involucrarse en la escuela de su hijo

|

Read this article in English (Getting Involved at Your Child's School)

Ya sea que sus hijos recién comiencen el jardín de infantes o ingresen al último año de la escuela secundaria, hay muchas buenas razones para que los padres realicen tareas voluntarias en la escuela. Es una excelente forma de mostrarles a sus niños que se interesa por su educación, y demuestra que considera a la escuela una causa que vale la pena.

Muchas escuelas ahora tienen que recaudar sus propios fondos para actividades y suministros que antes se consideraban necesidades básicas, y los padres voluntarios son fundamentales para organizar y acompañar estos eventos de recaudación de fondos y otras actividades escolares.

Razones para involucrarse

Los padres voluntarios constituyen una enorme base de apoyo y recursos para la comunidad escolar y, a la vez, demuestran a sus hijos la importancia de participar en la comunidad en general.

No solo la escuela cosechará los beneficios de su participación; usted también lo hará. Al interactuar habitualmente con docentes, administradores y otros padres, conocerá de primera mano las actividades diarias de su hijo. También sacará provecho de las tendencias y modas de la vida escolar que pueden ayudarlo a comunicarse con sus hijos a medida que crecen y cambian (todo sin invadir su privacidad ni su espacio personal).

Incluso si no se ha involucrado en el pasado, nunca es tarde para empezar. De hecho, quizás su participación sea más importante cuando los chicos llegan a la escuela secundaria que en cualquier otra etapa escolar. Algunos padres pueden sufrir el "desgaste del voluntario" para cuando sus hijos ingresan al secundario, o tal vez decidan que las escuelas ya no los necesitan tanto en ese momento. Muchos padres que trabajaron como voluntarios mucho tiempo durante los años de educación primaria de sus hijos vuelven a dedicarse de lleno a sus carreras para cuando estos son adolescentes, por eso suelen escasear los voluntarios en las escuelas secundarias.

Encontrar la oportunidad correcta

Uno de los mejores puntos de partida para involucrarse es una reunión de padres y maestros o una sesión abierta. En general, estos eventos se programan a principios del año lectivo, y son una gran oportunidad para acercarse a los docentes de su hijo o al director y hablar sobre la participación voluntaria.

Si tiene algo para ofrecer o si simplemente quiere ayudar de alguna forma, analice las posibilidades con los docentes, quienes podrían coordinar algo con usted personalmente o dirigirlo a un jefe de departamento o administrador que pueda responder a sus preguntas y hacerle sugerencias. Una buena idea es unirse a la Asociación de Padres y Maestros (PTA) o a un comité asesor de padres.

A continuación le presentamos algunas formas en que un padre voluntario puede ayudar:

  • trabajar como ayudante de aula
  • ser mentor o tutor de alumnos
  • ayudar a niños con necesidades especiales
  • realizar tareas voluntarias en la sala de informática de la escuela
  • ayudar a organizar, atender o trabajar en actividades para recaudar fondos, como ventas de pasteles o lavados de autos
  • desempeñarse como monitor del comedor o el patio de juegos
  • ayudar a planear y ser acompañantes en viajes de campo o excursiones, competencias de atletismo y otros eventos que se realizan lejos de la escuela
  • ayudar a planear y ser acompañantes en eventos de la escuela (bailes, o bailes o ceremonias de graduación)
  • organizar o ayudar en un club o grupo de interés en particular (si le interesa alguna actividad que actualmente no está disponible para los alumnos, ofrézcase para ayudar a armar un grupo, por ejemplo, un club de ajedrez o un equipo de ciclismo)
  • ayudar a entrenadores y profesores de gimnasia con los programas de deportes y ejercicio físico o trabajar en el puesto de concesión de la escuela en eventos deportivos
  • ayudar a los administradores de la escuela a preparar propuestas para subvenciones, campañas de escritura de cartas o comunicados de prensa, o brindar otro tipo de asistencia administrativa
  • asistir a las reuniones de la junta escolar
  • trabajar como auxiliar de biblioteca u ofrecer ayuda con la hora del cuento o asistencia con la lectura en la biblioteca escolar
  • coser disfraces o armar decorados para producciones teatrales o musicales
  • trabajar con la banda u orquesta escolar o preparar a estudiantes de música de manera individual
  • ayudar con artes visuales, manualidades, y cursos y proyectos de diseño
  • realizar un taller para alumnos de programas de oficios o técnicos
  • pasar algo de tiempo con un club o grupo de interés específico (pregunte al docente quién patrocina el grupo)
  • ofrecerse como voluntario para hablar en el aula o en un día sobre profesiones, si tiene un campo de experiencia que desee compartir
  • supervisar o evaluar experimentos en una feria de ciencia

Recuerde que no todos son idóneos para el mismo tipo de participación; quizás tenga que "probar" una serie de actividades antes de encontrar algo en lo que se sienta a gusto. Si tiene dudas sobre cómo puede ayudar, solo pregunte al docente de su hijo, quien probablemente estará encantado de ayudarlo a pensar en algo.

Preguntas para hacer

Cuando se ofrezca para ayudar, averigüe cuánto compromiso de tiempo se espera y si va a ser algo continuo. ¿Va a arreglar los disfraces para el musical de primavera o se espera que mantenga en buen estado los suministros del departamento de teatro durante todo el año? ¿Irá de acompañante en una competencia de atletismo o trabajará de entrenador toda la temporada?

Recuerde preguntar si hay costos financieros asociados con sus actividades voluntarias. Si será acompañante en un viaje de campo, por ejemplo, averigüe si deberá pagarse los costos de transporte y admisión. Pregunte si deberá transportar alumnos en su propio vehículo o si se proveerá un autobús escolar.

Si va a organizar o ayudar en una actividad que se llevará a cabo fuera del predio de la escuela, asegúrese de averiguar si hay reglamentos escolares en particular que deba tener presente o alguna cuestión de responsabilidad legal que deba considerar.

Comenzar

A continuación le presentamos algunas sugerencias para tener en cuenta al anotarse como voluntario:

  • Aclare antes de comenzar cuánto tiempo está dispuesto a donar. Incluso los padres que no trabajan fuera no tienen un tiempo ilimitado para ofrecer; muchos padres tienen otros intereses y actividades, así como otros hijos que atender. No tema negarse si le piden más de lo que puede hacer sintiéndose a gusto; solamente trate de avisar con tiempo para que puedan encontrar a otra persona en su reemplazo, porque muchos viajes y actividades no se pueden realizar a menos que la escuela tenga un número determinado de acompañantes o supervisores.
  • Comience de a poco. No se ofrezca para coordinar la venta de pasteles del día festivo, el recital de la banda y la competencia de natación todo al mismo tiempo. Si ha aceptado demasiado, vea si puede delegar algunas tareas a otros padres interesados.
  • No brinde un trato especial ni preste atención extra a su hijo cuando esté colaborando en la escuela. Siga las señales de su hijo para saber cuánta interacción es adecuada para ambos. La mayoría de los niños disfrutan de tener padres que se involucran, pero si el suyo parece incómodo con su presencia en la escuela o con su participación en una actividad favorita, considere la posibilidad de colaborar con algo en lo que no tenga que estar tan visible. Deje en claro que no está allí para espiar, sino solamente para cooperar con la escuela.
  • Solicite opiniones con frecuencia a los maestros y alumnos con los que trabaja. Averigüe qué es lo más y lo menos útil para ellos, y pregunte qué puede hacer para aprovechar al máximo el tiempo que dedica a las actividades escolares. Es importante mantener abiertas las líneas de comunicación entre docentes, administradores, alumnos y voluntarios, y ser flexible y receptivo, ya que las necesidades de los alumnos y la escuela cambian.

Recuerde que el trabajo voluntario no solo beneficia a sus hijos, sino que enriquecerá a la clase, a toda la escuela y a la comunidad en su conjunto al brindar a los alumnos interacción positiva, apoyo y aliento.

Y no subestime a los alumnos; quizás crea que lo que tiene para ofrecer podría no interesarles o podría estar fuera de sus capacidades, pero es probable que quede gratamente sorprendido. Ayudará a adquirir habilidades, confianza y autoestima que perdurarán una vez terminados los días de escuela.

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de la revisión: noviembre de 2010

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Spring 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Cold Water Shock Can Quickly Cause Drowning
  • E-Cigs Are Addictive and Harmful
  • Bystanders Can Intervene to Stop Bullying

Download Spring 2014 (PDF)

Videos

Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video
Children’s Mental Health 0:00:30Expand
11.22.13

Mark Fadool, clinical director of mental health services at Odessa Brown Children's Clinic, provides early warning signs of mental health issues in kids and teens and urges us all to notice the signs and act early.

Play Video