Skip to main content

Search
Safety and Wellness

¿Por qué es tan peligroso deshidratarse?

|

Read this in English

(What's the Big Sweat About Dehydration?)

Cuando hace mucho calor y has estado sudando, te entra sed. ¿Por qué? La sed puede ser un signo de deshidratación. Una persona está deshidratada cuando su cuerpo no tiene suficiente agua para seguir funcionando correctamente.

Obtenemos agua cuando bebemos y comemos, y la perdemos al sudar, orinar (hacer pipí) y cuando tenemos diarrea o vómitos. Incluso perdemos un poco de agua al respirar.

El cuerpo necesita agua para funcionar de la forma adecuada. Por lo general, reponemos el agua que perdemos, como cuando llegas a casa y te tomas un buen vaso de agua fresca. Si no repones el agua que ha perdido tu cuerpo, puedes empezar a sentirte mal. Y, si pasas demasiado tiempo sin reponerla, podrías encontrarte francamente mal e incluso tener que ir al hospital.

¿Por qué se deshidratan los niños?

Muchas veces los niños se deshidratan cuando se lo están pasando muy bien jugando de forma activa. ¿Te has puesto alguna vez rojo como un tomate y sudado como un pollo mientras jugabas con tus amigos? Esto suele ocurrir cuando hace mucho calor en el exterior, pero también puede ocurrir en un espacio cerrado, por ejemplo, jugando a baloncesto dentro de un gimnasio.

Los niños también se pueden deshidratar cuando están enfermos. Si tienes un virus estomacal o intestinal, puedes vomitar y/o tener diarrea. Además, probablemente en esas circunstancias no te apetecerá demasiado comer ni beber. Si te duele la garganta, es posible que te cueste tragar al comer o beber. Y si tienes fiebre, probablemente perderás líquido en forma de sudor, cuando se te evapore el agua de la piel mientras tu cuerpo intenta bajar de temperatura. Por eso tus padres te dicen que bebas abundantes líquidos cuando estás enfermo.

Signos de la deshidratación

Aparte de la sed, hay otros signos que indican que una persona puede estar deshidratada:

  • estar mareado, cansado o tener la sensación de que se le va la cabeza
  • aceleración del ritmo cardíaco
  • boca y labios secos

Otro signo de deshidratación es orinar menos de lo habitual. Normalmente, el pipí es de color amarillo pálido. El pipí oscuro o de olor fuerte puede ser un signo de deshidratación.

Qué hacer

A ser posible, lo mejor es evitar deshidratarse en primer lugar. Si vas a jugar activamente al aire libre, es importante que bebas agua antes, durante y después de la actividad, sobre todo en los días calurosos. La deshidratación puede darse junto con enfermedades relacionadas con el calor, como el golpe de calor y la insolación.

Aparte de beber agua, es inteligente vestir ropa fresca y holgada y hacer pausas regulares en interiores o, por lo menos, a la sombra.

Si te encuentras mal debido a la deshidratación, no dejes de tomar pequeños sorbos de líquido, como agua o jugo diluido, aunque no tengas sed. Tomarse un palito helado es una forma genial de obtener líquidos. Pero, ¿acaso los palos helados son líquidos? Bueno, básicamente están hechos de agua helada y aromatizantes. El calor de la boca y del estómago transforma el sólido en líquido.

Otros alimentos, como la fruta, la verdura y las hortalizas, también son ricos en agua pero, si te duele el estómago, es posible que no te convenga ingerirlos.

¿Necesito ir al médico?

Algunos casos de deshidratación se pueden tratar en casa. Pero a veces eso no basta para encontrarse mejor. Un niño puede necesitar ir al médico o a un servicio de urgencias si tiene una enfermedad relacionada con el calor o un virus que le provoca unos vómitos y/o diarreas que no remiten.

La buena noticia es que en los hospitales disponen de una forma de introducir líquido en el organismo denominada vía intravenosa (VI). Una vía intravenosa es un tubito especial (una especie de pajita muy fina) que se inserta directamente en una vena, lo que permite que el líquido llegue rápidamente a las partes del cuerpo que más lo necesitan. Cuando el personal de enfermería coloca la VI, puede molestar un poco, pero ayuda a la gente deshidratada a encontrarse mucho mejor.

Consejos para calmar la sed

Entonces, ¿es cierto que tienes que beberte ocho vasos de agua al día? No, pero necesitas beber lo suficiente para calmar la sed y tal vez un poco más si estás enfermo o vas a hacer ejercicio.

La mejor bebida es el agua, por descontado, pero la leche es otra bebida excelente para los niños. El jugo está bien, pero elíjelo en menor medida que el agua o la leche. Las bebidas para deportistas se pueden tomar de vez en cuando, pero el agua es, sin lugar a dudas, la bebida de los campeones.

Limita los refrescos y las bebidas azucaradas, como los jugos de frutas, la gaseosa, la limonada, y el té con hielo de fabricación industrial. Estas bebidas contienen una cantidad excesiva de azúcar que tu cuerpo no necesita. Algunas también contienen cafeína, que puede hacerte orinar más de lo normal. Es decir, la cafeína indica al cuerpo que elimine líquido. Y, como acabas de aprender, ¡eso es lo contrario que necesitas hacer cuando estás deshidratado!

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de la revisión: julio de 2013

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Spring 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Cold Water Shock Can Quickly Cause Drowning
  • E-Cigs Are Addictive and Harmful
  • Bystanders Can Intervene to Stop Bullying

Download Spring 2014 (PDF)

Videos

Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video
Children’s Mental Health 0:00:30Expand
11.22.13

Mark Fadool, clinical director of mental health services at Odessa Brown Children's Clinic, provides early warning signs of mental health issues in kids and teens and urges us all to notice the signs and act early.

Play Video