Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Lograr que las fiestas no se centren tanto en lo material

|

Read this in English

(Making the Holidays Less Materialistic)

Cuando llega la época de las fiestas los “dame” parecen invadirnos. “Dame esto”, “dame aquello”, “quiero esto”, “quiero aquello”. Tanto para los niños como para los padres puede resultar difícil ver más allá de las grandes promociones de productos para captar el verdadero sentido de las fiestas.

Lo importante no son los regalos sino lo que se esconde detrás de ellos: el espíritu de dar. Ayude a sus niños a aprender lo divertido que es dar y lo reconfortante que puede resultar buscar, crear y envolver algo especial (o hacer algo especial) para las personas a las que queremos y para los necesitados.

Aquí presentamos cinco maneras en las que puede ayudar a reducir el nivel de materialismo de sus hijos y reforzar la verdadera razón de las fiestas.

1. Enseñe a sus hijos a cuestionar los mensajes de marketing

Desde los comerciales televisivos que acompañan a los dibujos animados del domingo por la mañana hasta las promociones que aparecen en las cajas de cereales... los niños de todas las edades están expuestos a aluviones de mensajes de marketing. Y a ellos, todo les parece fantástico; son objetos que simplemente deben tener. Todo parece tan atractivo; con frecuencia, se ve mucho mejor de lo que realmente es.

Las publicidades que los niños ven durante la época de las fiestas pueden ayudar a crear expectativas poco realistas y dejarlos decepcionados. Después de haber visto una perfecta presentación de todos los artículos que figuran en su "lista de deseos", es muy difícil que la realidad esté al nivel de sus expectativas cuando abran los regalos.

Obviamente, evitar todo tipo de exposición a los mensajes de marketing es prácticamente imposible. Sin lugar a dudas, puede apagar el televisor o limitar la cantidad de tiempo que sus hijos pasan frente a él, pero aun así, ellos verán y escucharán de alguna manera las publicidades de los últimos aparatitos y juegos indispensables.

Pero lo que sí puede hacer es lo siguiente:

  • Cuando sus hijos le pidan los productos que vieron en la publicidad, explíqueles que los comerciales y otras publicidades están diseñados para lograr que la gente desee cosas que no necesita, según la Academia Norteamericana de Pediatría (AAP por su sigla en inglés). Y con frecuencia, estos anuncios tienen por fin hacernos creer que estos productos nos harán, de alguna manera, más felices. Hablar con los niños acerca de cómo son las cosas en la realidad puede ayudarlos a ver todo objetivamente.
  • Mientras miran televisión, escuchan la radio, leen una revista o salen juntos de compras, hable con su hijo acerca de lo que piensa sobre los productos que ven durante las publicidades. Hágale preguntas que lo lleven a pensar, como las siguientes:
    • “¿Crees que necesitas ese producto? Si es así, ¿por qué?”
    • “¿Crees que ese producto realmente se ve, sabe o funciona tal cual como lo muestran en la publicidad?"
    • “¿Crees que ese producto te hará más feliz? Si es así, ¿por qué?”
  • La AAP recomienda limitar la exposición de los niños a los comerciales televisivos. Para lograrlo, puede hacer lo siguiente:
    • hacer que sus hijos vean canales de televisión públicos
    • grabar los programas sin las propagandas
    • comprar o alquilar videos o DVD para niños

Enséñeles a sus hijos que no siempre pueden tener todo lo que desean. Explíqueles también que no está mal “querer” cosas. La clave, al igual que con la mayoría de las cosas, está en la moderación y en apreciar realmente lo que se recibe. Haga hincapié en que las fiestas son un tiempo especial, durante el cual se pone mucho amor y buenos deseos en cada regalo.

2. Céntrese en las tradiciones familiares

Las tradiciones que se centran en la familia o los amigos pueden ser una excelente manera de devolverle el sentido a las fiestas. Aquí encontrará algunas ideas:

  • Hable acerca de las tradiciones familiares que más le agradan a su familia. Después, piense en la manera de poner más énfasis en ellas. Si adora la tradición de encender la menorah, reúnase en familia y cree sus propias velas. Si disfruta del viaje familiar para elegir un árbol, transforme el momento en un acontecimiento de todo un día y vaya a un establecimiento comercial que cuente con un bosque natural donde pueda escoger su árbol.
  • Descubra qué significan las fiestas para otras personas. Haga que sus hijos hablen con un abuelo, con usted, un tío o una tía acerca de la manera en la que pasaban las fiestas cuando eran niños. Algunas tradiciones de las fiestas que solían estar muy arraigadas (como cantar villancicos con los vecinos) hoy casi no existen. Tal vez quiera revivir algunas de estas tradiciones como una manera de compartir parte del espíritu navideño con su familia, sus amigos o su comunidad.
  • Instaure nuevas tradiciones. Si no posee tradiciones familiares, nunca es tarde. Reúnanse para realizar actividades que todos disfruten, como cocinar o patinar sobre hielo. Pregúnteles a sus hijos qué les agradaría hacer todos los años y esfuércese por hacerlo. Si no logran llegar a una decisión unánime, convierta varias de las propuestas en tradiciones, para que todos se sientan parte de las fiestas.

3. Enséñeles a sus hijos a dar de sí mismos

Las actividades solidarias, en especial en la época de las fiestas, son una excelente oportunidad para que las familias la pasen bien y, al mismo tiempo, se sientan más unidas. Los servicios comunitarios ayudan a llevar a casa el mensaje de que dar es mucho más que gastar efectivo para obtener un fantástico regalo para las fiestas o andar a las corridas para comprar montones de regalos para infinidad de personas. Las actividades solidarias y voluntarias pueden demostrarles a los niños que brindar su tiempo, su esfuerzo y su generosidad es mucho más reconfortante que simplemente esperar recibir montañas de bienes materiales.

Además, si comienzan a realizar las actividades solidarias desde pequeños, esto se transformará en parte de su vida; en algo que simplemente esperan o desean hacer. Estas tareas voluntarias pueden enseñarles a sus hijos:

  • que una persona puede hacer que las cosas sean diferentes. Saber que uno es lo suficientemente importante como para tener un efecto sobre alguien o algo más es un mensaje hermoso y lleno de poder para un niño.
  • los beneficios que tiene el sacrificio. Al dejarle un juguete a un niño menos afortunado, los niños aprenden que, a veces, es bueno hacer sacrificios. Reducir el tiempo de recreación para ayudar a otros les enseña a los niños que hay cosas importantes además de nosotros mismos y nuestras necesidades inmediatas.
  • a ser tolerantes. Trabajar en servicios para la comunidad puede hacer que los niños y adolescentes entren en contacto con personas de distinto origen, edad, educación, nivel económico o con otras capacidades. Éste puede ser un elemento particularmente importante para poner de relieve en las fiestas. Muy probablemente, descubrirán que los valores comunes pueden unir incluso a las personas más dispares.
  • a apreciar más lo que tienen. Al ayudar a otras personas menos afortunadas, los niños pueden comprender mejor las cosas extraordinarias de sus propias vidas por las que deberían estar agradecidos.

Opte por ayudar a una organización o un grupo que comparta los valores de su familia y que trabaje por cosas en las que usted cree. A continuación, encontrará algunas maneras en las que puede ayudar en su comunidad y más allá de ella:

  • Ayude a otra familia que lo necesite o compre algunos obsequios para niños menos afortunados a través de un programa de donación de juguetes. Deje que sus hijos escojan y envuelvan los regalos para los otros niños.
  • Si sus hijos adoran los animales, comuníquese con el refugio local de animales. Durante las fiestas, muchos distribuyen productos, como alimento para mascotas, a dueños de mascotas de bajos ingresos y necesitan voluntarios.
  • Haga algo por las personas ancianas de su comunidad. Brinde ayuda en un hogar para ancianos, visite a personas mayores que podrían alegrase y disfrutar de su compañía durante las fiestas, lléveles regalos o comida a personas ancianas que no pueden salir de sus hogares o ayude a vecinos de edad a decorar su casa, cocinar o envolver regalos.
  • Ofrezca el tiempo de su familia para ayudar en un hospital de niños o un albergue para personas sin vivienda, o para ayudar a construir o reconstruir viviendas para personas necesitadas.

Los servicios solidarios pueden enseñarles a los niños que hay muchas maneras de dar. Las pilas de regalos no son la única manera. Recálqueles a sus hijos que ofrecer tiempo, esfuerzo y cariño puede significar mucho más (y puede ser mucho más duradero) que cualquier regalo que el dinero pueda comprar.

4. Haga que los regalos tengan un significado

Por supuesto, los regalos siempre serán una parte importante de las fiestas. Y esto es muy bueno; puede enseñarles a los niños a considerar lo que podría hacer felices a otros y lo que es importante para las personas que quieren. Ver el rostro de las personas queridas mientras abren los regalos en los cuales sus hijos pusieron mucho amor o esfuerzo puede hacer que las fiestas sean más placenteras para sus hijos.

Pero no siempre hace falta comprar los regalos en una tienda. Enséñeles a sus hijos a darle un verdadero sentido y a poner amor en sus regalos este año y en el futuro. Si ellos hacen sus propios regalos, los niños pueden demostrar cariño; además, la experiencia de dar puede ser mucho más agradable, tanto para quien da como para quien recibe.

Aquí le ofrecemos algunas ideas para que su familia se ponga en marcha:

  • Hagan juntos regalos en casa.
    • Cree álbumes fotográficos. En especial, álbumes pequeños que sus familiares puedan llevar a todos lados. Esto no sólo capturará momentos valiosos y les demostrará cuánto significan para usted; al crear álbumes fotográficos les hará saber a las personas queridas que puso tiempo y dedicación para crear su regalo.
    • Imprima y enmarque sus fotografías digitales favoritas de amigos y personas queridas.
    • Utilice la impresora y la computadora de su casa para crear papelería personalizada para los miembros de su familia.
    • Permita que sus hijos creen sus propias ilustraciones (collages, pinturas, dibujos, etc.) y colóquelas en marcos divertidos. Sus hijos hasta pueden decorar los marcos.
    • Cree un árbol genealógico para los miembros de la familia (los abuelos lo apreciarán).
    • Haga sus propios obsequios, desde potpourrí o decoraciones, o papel para envolver y decoraciones personalizadas para la casa, como una corona.
    • Cree videos familiares personalizados para amigos o personas queridas que se encuentran lejos.
  • Realice obsequios filantrópicos. Muchas comunidades realizan ferias en las cuales usted puede comprar regalos haciendo una donación a causas por las que su familia y amigos se preocupan. Otras ofrecen regalos reales hechos por personas con necesidades especiales. Visite los sitios Web de las organizaciones de caridad para obtener información acerca de las donaciones de dinero en nombre de otros o acerca de obsequios cuyos fondos se destinen a la obra de caridad.
  • En lugar de obsequiar cosas materiales, enséñeles a sus hijos a obsequiar su tiempo. Por ejemplo, su abuela agradecerá que la ayuden a aprender a usar su computadora. O, tal vez, su hermana menor desee aprender a tejer. Haga que los miembros de su familia hagan certificados de obsequio especiales... por ejemplo, “un masaje”, “dos lavadas de auto gratuitas”, “cinco comidas especiales”, “diez lavados de ropa”, etc. En estos tiempos, en los que todos estamos tan ocupados, regalar tiempo puede tener realmente más sentido que un obsequio muy costoso.

5. Dé el ejemplo

Demuéstreles a sus hijos que las fiestas pueden hacernos sentir alegres y plenos. No son un momento estresante que gira en torno de las maratónicas salidas de compras. Remarque desde el primer momento que no se trata de recibir pilas de regalos, sino de dar y recibir unos pocos obsequios con amor. Si comienza desde que son pequeños con tradiciones que pongan énfasis en el verdadero significado de las fiestas y en los pensamientos que hay detrás del dar, puede ayudar a moldear las perspectivas de sus hijos en las fiestas y enseñarles lo que significa dar y recibir durante todo el año.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2010

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Summer 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Understanding the Power and Influence of Role Models
  • Legal Marijuana Means Greater Poisoning Risks for Children
  • Why Choose Pediatric Emergency Care?

Download Summer 2014 (PDF)

Videos

Miracle Makers 2014 3:07:00Expand
6.6.14

The 30th annual Miracle Makers fundraising special aired on KOMO 4 TV on June 6, 2014. The special takes us on a journey through the hopes, fears, victories and challenges facing patients at Seattle Children's. Cosponsored by Costco Wholesale and KOMO 4. 

Play Video
Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video