Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Los carbohidratos y la diabetes

|

(Carbohydrates and Diabetes)

Los carbohidratos, así como las proteínas y las grasas, son uno de los tres principales componentes de los alimentos que brindan energía y otros recursos que el cuerpo humano necesita. Deben ser parte de una dieta saludable para todos los niños, incluso para los niños que tienen diabetes.

Pero los carbohidratos (o carbs), que se encuentran en los alimentos como el pan, las frutas y las golosinas pueden afectar el nivel de azúcar en la sangre de una persona. Por eso, si su hijo tiene diabetes, probablemente usted querrá saber cuánto carbohidrato consume.

Seguir un plan de alimentación puede ayudar a balancear los carbohidratos con los medicamentos y el ejercicio para mantener un nivel saludable de azúcar en la sangre. Vigilar los carbohidratos es, al igual que el ejercicio y la medicion regular de azúcar en la sangre, un paso más que los niños con diabetes deben dar para mantenerse saludables.

Carbohidratos y azúcar en la sangre

Hay dos formas principales de carbohidratos: azúcares y almidones. Los tipos de azúcar incluyen la fructosa (azúcar en las frutas y algunos alimentos cocidos al horno), la glucosa (la principal forma de azúcar en nuestros organismos que también se encuentra en alimentos como pasteles, galletas y bebidas dulces) y lactosa (azúcar en la leche y el yogurt). Los tipos de almidón incluyen verduras como patatas, maíz y guisantes; granos, arroz y cereales; y pan.

El cuerpo humano descompone o transforma la mayoría de los carbohidratos en glucosa, que es absorbida por el flujo sanguíneo. Conforme el nivel de la glucosa sube en la sangre, el páncreas libera una hormona que se llama insulina. La insulina es necesaria para trasladar la glucosa de la sangre a las células, donde sirve como fuente de energía.

En las personas con diabetes, el páncreas no produce suficiente insulina (diabetes tipo 1) o el organismo está imposibilitado de responder adecuadamente a la insulina que se produce (diabetes tipo 2). En ambos tipos de diabetes, la glucosa no puede ingresar a las células normalmente, entonces el nivel del azúcar de la persona es demasiado alto. Los niveles elevados de azúcar en la sangre pueden provocar enfermedad si no reciben tratamiento.

Los carbohidratos pueden ser parte de una dieta saludable

Consumir carbohidratos eleva el nivel de azúcar en la sangre, pero eso no quiere decir que los diabéticos deben dejar de consumirlos. De hecho, los carbohidratos son una parte saludable e importante de una dieta nutritiva.

Para todos, - inclusive para las personas con diabetes - algunos alimentos que contienen carbohidratos tienen más beneficios para la salud que otros. Los alimentos integrales de granos, verduras, dulces y sodas contienen carbohidratos. Pero las frutas, las verduras y los alimentos integrales generalmente son más saludables que los alimentos azucarados como las golosinas y la soda porque suministran fibra, vitaminas y otros nutrientes.

Además, algunos alimentos que contienen carbohidratos - como las meriendas azucaradas - contienen "calorías vacías". Eso quiere decir que tienen calorías, pero esas calorías carecen de valor nutritivo. Consumir demasiadas calorías vacías puede contribuir al sobrepeso y obesidad y desplazar otros alimentos más nutritivos de la dieta del niño. Estos alimentos también pueden causar daños en la dentadura.

La fibra es el único tipo de carbohidrato que no eleva el nivel de azúcar en la sangre. Todos necesitan fibra - ayuda a sentirse satisfecho y mantiene el sistema digestivo funcionando bien. . La mayoría de las personas no consumen lo suficiente. Algunos expertos consideran que los diabéticos deberían consumir más fibra que el resto para controlar mejor los niveles de azúcar en la sangre.

Cualquiera que sea el tipo de carbohidratos que consuma su hijo recuerde lo siguiente: Generalmente, la cantidad de azúcar que llega hasta la sangre después de una comida depende de la cantidad de carbs que se consumen, no del tipo de los mismos. De modo que, básicamente, en cuanto al control de la diabetes se trata, un carb es un carb. Nuevamente, la única excepción es la fibra: Es la clase de carbohidrato que no eleva el nivel de azúcar porque el cuerpo humano no lo digiere ni lo absorbe.

Su objetivo es ayudar a su hijo a conseguir el equilibrio adecuado entre la insulina en el cuerpo humano y los carbohidratos en la comida.

Balanceando los carbohidratos

Además de alimentar a su hijo con una dieta balanceada de carbohidratos, proteínas y grasas, hay otras tareas que usted necesita realizar para ayudar a su hijo a mantener el azúcar en la sangre en un nivel saludable:

  • asegúrese que el nivel de azúcar en la sangre se mida regularmente
  • estimule a su hijo que haga bastante ejercicio
  • asegúrese que su hijo reciba suficiente insulina y otros medicamentos para la diabetes de acuerdo a un horario y en las dosis adecuadas

El seguir un plan de alimentación ayudará a que su hijo vigile el consumo de carbohidratos. Cuando usted prepare con su hijo y el equipo del cuidado de la salud para la diabetes un plan de alimentación, éste incluirá directrices generales para el consumo de carbohidratos. No existe una cantidad precisa de carbohidratos que se debe consumir. El equipo probablemente creará pautas de acuerdo a la edad, tamaño, meta de peso, frecuencia de ejercicios, medicamentos y otros temas médicos relacionados con su hijo. En el plan también se considerarán las comidas favoritas de su hijo. En general, sin embargo, es más fácil para la mayoría de las personas con diabetes controlar sus niveles de azúcar en la sangre si consumen carbohidratos en cantidades y frecuencias aceptablemente consistentes día a día.

Tres clases generales de planes de alimentación pueden ser útiles para lograr el equilibrio adecuado.

Un plan de intercambio de alimentos enumera los componentes de seis grupos de alimentos y designa la cantidad de cada porción de comida. Usted puede mezclar y combinar las comidas mientras controla lo que su hijo consume, incluso la cantidad de carbohidratos.

Otra forma de concebir un plan de alimentación es el plan de alimentación constante de carbohidratos, en el cual las personas consumen aproximadamente la misma cantidad de carbohidratos y alimentos cada día. Este puede ser un buen método para quienes toman insulina solamente una o dos veces al día o quienes no necesitan consumir insulina para controlar su diabetes.

Con una tercera clase de plan, cómputo de carbohidratos, una persona equilibra su dosis de insulina con la cantidad de carbohidratos que consume. Este plan ofrece más flexibilidad y puede adaptarse bien para las personas que reciben insulina con cada comida principal y merienda.

Manteniendo el control de los carbohidratos

Los niños pueden sentirse tentados a "hacer trampa" en su plan de alimentación consumiendo meriendas azucaradas. Usted probablemente tendrá que conversar sobre esto con su hijo, incluso si aún no ha ocurrido. Es más saludable crear un canal abierto de comunicación acerca de los alimentos que consume su hijo, en lugar de hacerle sentir la necesidad de ocultar sus fallas dietéticas. Enfatice que todos consumen soda y galletas dulces, a veces, pero que consumir demasiadas meriendas dulces puede causar dificultades para mantener los niveles de azúcar en la sangre en un promedio saludable. ¡Además puede causar aumento de peso y dolorosas caries! Recuerde a su hijo por qué las personas con diabetes - y todos en general - no deberían exagerar en el consumo de azúcar.

Si usted no está seguro de la cantidad de carbohidratos que los alimentos contienen, revise la etiqueta del alimento o consulte con alguien - como el mesero o el cocinero - acerca de los alimentos que no han sido clasificados, como los platillos de entrada en los restaurantes.

También verifique las etiquetas de los alimentos dietéticos. Estos alimentos pueden contener azúcar adicional como sustituto de calorías grasas. Es prudente involucrar a su hijo o adolescente mientras evalúa y selecciona los alimentos saludables que contienen carbohidratos. Con su orientación y el plan de alimentación, su hijo puede comenzar a escoger por su cuenta los alimentos y aprender cómo los carbohidratos afectan el nivel de azúcar en la sangre.

Al asumir un método inteligente para balancear los carbohidratos, los medicamentos y las actividades, usted puede contribuir a que su hijo disfrute de las comidas y permanezca saludable al mismo tiempo.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: agosto de 2010

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Spring 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Cold Water Shock Can Quickly Cause Drowning
  • E-Cigs Are Addictive and Harmful
  • Bystanders Can Intervene to Stop Bullying

Download Spring 2014 (PDF)

Videos

Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video
Children’s Mental Health 0:00:30Expand
11.22.13

Mark Fadool, clinical director of mental health services at Odessa Brown Children's Clinic, provides early warning signs of mental health issues in kids and teens and urges us all to notice the signs and act early.

Play Video