Skip to main content

Search
Safety and Wellness

El Virus del Nilo Occidental

|

(West Nile Virus)

Por la manera en que succionan sangre, los mosquitos son excelentes candidatos al premio al insecto más molesto del mundo. Si bien la mayoría de los mosquitos son simplemente molestos, un pequeño porcentaje puede transmitir enfermedades como el Virus del Nilo Occidental. Durante los últimos años, se encontraron casos del Virus del Nilo Occidental en animales y seres humanos en la mayor parte de los Estados Unidos.

El Virus del Nilo Occidental se encuentra con mayor frecuencia en algunas partes del mundo -África, Asia occidental y Medio Oriente - pero, probablemente, se transmitió por primera vez en los Estados Unidos en 1999. El virus llega a los seres humanos a través de los mosquitos que, probablemente, se infectaron al alimentarse de animales portadores del virus. El virus no se contagia de persona a persona. Sólo se contagia por la picadura de un mosquito infectado. Aunque las mascotas también se pueden infectar con el Virus del Nilo Occidental, no pueden transmitirlo a los seres humanos.

Las personas saludables tienen menos riesgos de enfermarse gravemente por el Virus del Nilo Occidental, aunque es probable que corran el mismo riesgo de contraer el virus que cualquier otra persona picada por un mosquito. Si se infectan, muchos de ellos presentarán pocos síntomas o ninguno. Un pequeño número de personas puede presentar síntomas similares a los de la gripe (como fiebre y dolor en el cuerpo), pero suele recuperarse con rapidez.

Un pequeño número de personas infectadas con el Virus del Nilo Occidental (por lo general, personas mayores y aquéllas con problemas en el sistema inmunológico, como VIH/SIDA o ciertos tipos de cáncer) corren mayores riesgos de desarrollar una forma más grave de la infección, denominada encefalitis. "Encefalitis" es el término médico para referirse a la inflamación (irritación e hinchazón) del cerebro.

La encefalitis es una infección grave que puede provocar enfermedades a largo plazo, daño cerebral y discapacidad permanente, y, en casos excepcionales, incluso la muerte. Por lo general, los síntomas comienzan entre tres y quince días después de que una persona ha sido infectada. La infección severa que produce encefalitis provoca síntomas como los siguientes:

  • fiebre alta
  • cuello y espalda muy rígidos (no se puede doblar el cuello)
  • dolor de cabeza intenso
  • confusión o desorientación
  • debilidad muscular
  • convulsiones o ataques de epilepsia

Si crees que puedes tener síntomas de encefalitis, deberías consultar de inmediato a un doctor para que te puedan hacer un diagnóstico y comenzar el tratamiento lo antes posible.

La buena noticia es que, incluso en las zonas en las que los mosquitos tienen mayores probabilidades de transmitir el virus, es muy poco probable que una persona contraiga la enfermedad por la picadura de un mosquito. Sólo el 1% de los mosquitos de una región afectada por el Virus del Nilo Occidental están realmente infectados con el virus. Y menos del 1% de las personas que se infectan con el Virus del Nilo Occidental desarrollan una enfermedad grave.

Consejos para que te protejas

Si bien los mosquitos rara vez son más que una molestia, es siempre buena idea protegerse de estas pestes del clima cálido. Esto es especialmente importante si vives en una zona en la que se ha detectado el Virus del Nilo Occidental. Toma las siguientes precauciones:

  • No te quedes cerca de estanques o de otras acumulaciones de agua estancada, como bocas de tormenta o piletas; son un terreno de cultivo común para los mosquitos.
  • Utiliza un repelente para insectos que contenga entre un 10 y un 30% de DEET (N-N-dietil-meta-toluamida). Para obtener los mejores resultados, lee las instrucciones y aplícalo con cuidado.
  • Limita la cantidad de tiempo que pasas al aire libre al atardecer, al amanecer o por la noche, cuando los mosquitos están más activos. Si vas a estar al aire libre, usa camisetas de manga larga y pantalones largos que cubran la piel.
  • Si encuentras un pájaro muerto, no lo toques ni intentes moverlo. Avísales a tus padres para que puedan ponerse en contacto con el departamento de salud local de inmediato.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: abril de 2004

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Summer 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Understanding the Power and Influence of Role Models
  • Legal Marijuana Means Greater Poisoning Risks for Children
  • Why Choose Pediatric Emergency Care?

Download Summer 2014 (PDF)

Videos

Miracle Makers 2014 3:07:00Expand
6.6.14

The 30th annual Miracle Makers fundraising special aired on KOMO 4 TV on June 6, 2014. The special takes us on a journey through the hopes, fears, victories and challenges facing patients at Seattle Children's. Cosponsored by Costco Wholesale and KOMO 4. 

Play Video
Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video