Skip to main content

Search
Safety and Wellness

Cómo prepararse para un parto múltiple

|

(Preparing for Multiple Births)

En las últimas dos décadas, ha habido un aumento espectacular en la cantidad de partos múltiples en los Estados Unidos. Entre 1980 y 2004, la cifra de partos gemelares aumentó en un 70% y el número de partos múltiples de más de dos bebés se cuadriplicó.

¿A qué se debe este espectacular incremento de los partos múltiples? ¿Y cómo debería prepararse usted para la experiencia de un parto múltiple?

El milagro de los embarazos múltiples

Hay diversos factores que contribuyen a que se produzcan embarazos múltiples:

  • Herencia: Cuando una mujer tiene antecedentes familiares de embarazos múltiples cuenta con más probabilidades de vivir un embarazo de este tipo.

  • Raza: Las mujeres de raza negra cuentan con más probabilidades de tener embarazos múltiples.

  • Número de embarazos previos: El hecho de haber estado embarazada más de una vez, sobre todo si fueron embarazos múltiples, incrementa las probabilidades de tener otro embarazo de este tipo.

  • Embarazo tardío: Las mujeres de más edad cuentan con más posibilidades de tener embarazos múltiples.

  • Tratamientos para la infertilidad: Los medicamentos para el tratamiento de la infertilidad, que estimulan a los ovarios para que produzcan múltiples óvulos, y las técnicas de reproducción asistida en las que se transfieren al útero múltiples embriones (como la fecundación in vitro) incrementan de manera considerable las probabilidades de tener un embarazo múltiple.

Los dos últimos factores son los que más han aumentado en las dos últimas décadas y quizá sean las principales causas del incremento de la cifra de partos múltiples.

Tipos de embarazos múltiples

Hay dos tipos de gemelos: monocigóticos (idénticos) y dicigóticos (falsos).

Los gemelos idénticos proceden de un solo óvulo fertilizado, el cual se dividió en dos mitades idénticas que siguieron desarrollándose hasta dar lugar a dos bebés separados pero idénticos. Estos gemelos son genéticamente idénticos, con los mismos cromosomas y rasgos físicos similares. Son del mismo sexo y tienen el mismo grupo sanguíneo, tipo de cabello y color de ojos.

Los gemelos falsos provienen de dos óvulos diferentes fecundados por dos espermatozoides diferentes y no se parecen más que cualquier par de hermanos nacidos de los mismos padres. Pueden o no ser del mismo sexo. Estos gemelos abundan muchos más y sólo este tipo se ve afectado por la herencia, la raza, la edad de la madre y el número de embarazos previos.

“Supergemelos” es un término que suele utilizarse para referirse a los trillizos u otros gemelos de orden superior, como los cuatrillizos y los quintillizos. Estos bebés pueden ser idénticos, falsos, o una combinación de ambos. Pero este tipo de embarazos es muy poco frecuente. Sólo hay un parto de trillizos por cada 7000 u 8000, y uno de quintillizos en 47 millones de partos.

Riesgos de los partos múltiples

El riesgo más inmediato asociado a los partos múltiples es el parto prematuro, que da lugar al nacimiento de bebés prematuros. Un embarazo típico de un solo bebé dura unas 40 semanas, mientras que un embarazo de gemelos suele durar entre 35 y 37. Casi la mitad de todos los gemelos nacen prematuramente (antes de las 37 semanas de gestación) y el riesgo de un parto prematuro aumenta en los partos múltiples de orden superior.

Los bebés prematuros pueden padecer numerosos problemas de salud. Puesto que el cuidado que necesitan estos bebés es muy distinto del que requieren los bebés nacidos a término, los prematuros suelen ingresar en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) después del parto. El riesgo de desarrollar problemas de salud aumenta con el grado de prematuridad: los bebés que nacen más cerca de la fecha prevista de parto presentan menores riesgos.

Aparte de la posibilidad de un parto prematuro, otras de las complicaciones que suelen ocurrir en los embarazos múltiples son la preeclampsia, la diabetes gestacional, los problemas placentarios y los problemas de crecimiento fetal. El hecho de que un bebé sea fruto de un parto múltiple también se asocia con un mayor riesgo de problemas de salud a largo plazo. Por ejemplo, los retrasos del desarrollo y la parálisis cerebral son más frecuentes en los partos de gemelos que en los partos de un solo bebé, y los bebés que nacen en partos múltiples de orden superior corren un mayor riesgo de tener que afrontar problemas de salud.

Debido a estos inconvenientes, muchos médicos especializados en tratamientos de fertilidad solicitan a los futuros padres que se informen debidamente sobre las posibilidades y los riesgos asociados a los partos múltiples.

Cómo mantenerse saludable durante un embarazo múltiple

Alimentarse bien, descansar lo suficiente y visitar con regularidad al médico son medidas esenciales para que una mujer embarazada se mantenga saludable. Y es probable que una mujer con un embarazo múltiple tenga que ir al obstetra con mayor frecuencia que una mujer que espera sólo un bebé.

La necesidad de cuidados prenatales frecuentes y rigurosos es fundamental en los embarazos múltiples. Es muy importante que se ponga en manos de profesionales de la salud que tengan experiencia en este tipo de embarazos. Puesto que los embarazos múltiples se consideran automáticamente de alto riesgo, la necesidad de recibir atención y cuidados especializados es esencial para garantizar tanto su salud como la de sus bebés.

Debido a que tal vez no conozca a nadie que haya tenido un embarazo múltiple, pedir referencias a sus amistades quizá no resulte productivo. En lugar de ello, solicite a su médico de cabecera o a su obstetra que le recomiende un centro especializado en partos múltiples. Usted debería poder participar del programa de prevención de partos prematuros de su hospital y acceder de inmediato a la UCIN en el caso de que diera a luz antes de tiempo o de que alguno de sus bebés naciera con algún problema de salud.

Su nutrición

Las mujeres con un embarazo múltiple deben seguir las mismas pautas alimenticias que cualquier mujer embarazada, incluyendo el aumento de la ingesta de calcio y ácido fólico. Las mujeres embarazadas necesitan más calcio, de modo que deben incluir en su dieta más leche o jugo de naranja enriquecido con calcio, brócoli, sardinas u otros alimentos ricos en calcio. Las mujeres que esperan varios bebés necesitan entre 1600 y 2000 miligramos de calcio diarios.

Como en cualquier embarazo, el ácido fólico es muy importante. Tomar ácido fólico un mes antes y durante los primeros tres meses de embarazo disminuye el riesgo de dar a luz a bebés con defectos del tubo neural (como la espina bífida).

Otro nutriente cuya ingesta debería aumentar si espera más de un bebé son las proteínas, que desempeñan varias funciones importantes. En primer lugar, funcionan como los materiales de construcción que el organismo emplea para fabricar tejidos. También actúan como enzimas que regulan las reacciones químicas para garantizar el crecimiento y funcionamiento del cuerpo.

Durante el embarazo, también es necesario aumentar el aporte de hierro, para mantener niveles adecuados de hemoglobina, la sustancia de los glóbulos rojos que distribuye oxígeno a los tejidos. La insuficiencia de hierro puede provocar una enfermedad que se conoce como anemia por deficiencia de hierro. La anemia, que se produce cuando la cantidad de glóbulos sanguíneos del organismo disminuye, es bastante común en embarazos múltiples. Esta enfermedad puede generar falta de apetito y extremo cansancio durante el embarazo, así como una provisión insuficiente de oxígeno para los bebés en desarrollo. Es probable que el médico le recete un suplemento de hierro, ya que sus requerimientos nutricionales de este mineral no pueden obtenerse sólo a través de la dieta.

El hierro se absorbe más fácilmente cuando se combina con alimentos ácidos, como el yogur, y con aquéllos ricos en vitamina C, como el jugo de naranja.

Los embarazos múltiples también requieren incrementar el aporte de otros nutrientes (como el zinc, el cobre y las vitaminas C y D). Por eso, es muy importante que tome su suplemento de vitaminas prenatal cada día. Pero el hecho de que usted espere más de un bebé no implica que deba tomar más de una dosis del suplemento; con una basta y un exceso de vitaminas podría ser nocivo para los bebés.

Su peso

Es normal que las mujeres con un embarazo múltiple suban más de peso durante el embarazo que las que esperan un solo bebé. Pero la cantidad exacta de kilos que usted debería subir dependerá de lo que pesaba antes de quedar embarazada y de la cantidad de bebés que lleva en su vientre. Por lo tanto, asegúrese de hablar con su médico sobre este tema. De todos modos, por lo general, usted debería consumir alrededor de 300 calorías diarias más por cada bebé. Aunque podría resultar difícil comer mucho cuando se tiene el vientre lleno de bebés, puede ser de ayuda hacer comidas frecuentes pero poco abundantes.

Su bienestar

Es de esperar que, si usted está embarazada de varios bebés, experimente de una forma más intensa las molestias típicas del embarazo. Cuidarse y mimarse pueden ayudarla a aliviar el estrés del embarazo. Incluso un baño caliente relajante puede contribuir a levantarle el ánimo. (¡Pero asegúrese de tener a alguien cerca para que la ayude a salir de la bañera!)

Su pareja también puede contribuir. Algo tan sencillo como que le cepillen el cabello puede lograr que el malestar del embarazo desaparezca por un momento. También será de gran ayuda que su pareja tenga presente que su cuerpo está experimentando intensos cambios hormonales. La comunicación y una actitud comprensiva por parte de su pareja serán fundamentales para que los dos puedan disfrutar a pleno de esta etapa tan especial de su vida.

Cómo prepararse para el parto

Prepararse para un parto múltiple puede resultar abrumador y, además, la preocupación que genera un posible parto prematuro puede ser una carga adicional. La mejor forma de tranquilizarse es saber que cuenta con una red de apoyo a su alrededor: médicos experimentados, un personal sanitario preparado y atento y, en el mejor de los casos, una pareja, familiares y amigos que la apoyan.

Para que esté más tranquila en el momento del parto, usted debería hablar con suficiente antelación con su médico sobre las opciones del parto vaginal o por cesárea. Existen varios factores que influyen sobre la seguridad de cada uno de estos enfoques. Aunque usted y su médico acuerden intentar el parto vaginal, es posible que surjan complicaciones durante el parto que hagan necesario practicar una cesárea.

Es posible que usted quiera tener a varios ayudantes en la sala de partos. Por ejemplo, las parteras son cada vez más comunes. Una partera certificada, que trabaja en colaboración con el médico, ha recibido una capacitación especializada en obstetricia y está autorizada para ejercer en cincuenta estados.

Otra opción, en algunos países, es contratar a una doula. El término procede de la antigua Grecia, donde la doula era la principal asistente de las mujeres que eran cabeza de familia. En la actualidad, las doulas ofrecen apoyo y asesoramiento a las mujeres durante el parto y después de él, ayudándolas en el cuidado del bebé y en las tareas domésticas.

Partos especiales

Es posible que cuando empiece el parto la conecten a un monitor fetal para que el médico pueda controlar el estado y la evolución de cada bebé. El intervalo entre los nacimientos consecutivos en los partos vaginales suele ser inferior a una hora. Y he aquí una buena noticia: puesto que los bebés que nacen en un parto múltiple tienden a ser más pequeños que los que nacen en un parto de un único bebé, es más fácil pujar para que salgan. ¡Por suerte, salen de uno en uno!

De todos modos, en un parto múltiple existe la posibilidad de que no sea viable el parto vaginal. El útero lleno de bebés puede provocar la compresión de la placenta o del cordón umbilical de alguno de los bebés durante el parto. La compresión prolongada puede suponer un grave riesgo para uno o varios bebés a medida que va avanzando el parto vaginal. En estos casos, es mucho más seguro optar por un parto rápido por cesárea.

La posición de los bebés también puede repercutir sobre la seguridad de un parto vaginal. Es habitual que el primer bebé venga de cabeza, mientras que los demás entran en el canal del parto de nalgas (o con los pies primero), de forma transversal (de lado) o de cabeza. Por lo general, si el primer bebé no viene de cabeza, se practica una cesárea. Y en la mayoría de los partos de trillizos o de orden superior también se opta por la cesárea.

Si el médico tiene que practicarle una cesárea, le colocarán un catéter en la vejiga, le darán anestesia y le harán una incisión en el abdomen y el útero. Luego el médico extraerá a los bebés, uno por uno, a través de la incisión. En este tipo de partos, los bebés nacen con pocos minutos de diferencia.

Si tiene un parto prematuro, tanto a usted como a los bebés los monitorearán para detectar posibles signos de sufrimiento fetal. Como es posible que tenga que tomar una decisión sobre el método y los procedimientos que prefiere, lo mejor es que reflexione sobre las posibles opciones antes de llegar al hospital. Muchos bebés prematuros necesitan ser trasladados de inmediato a la UCIN para que puedan recibir la atención especial que necesitan. Por lo general, se aconseja a los familiares que los visiten, a menudo desde el primer día.

Una vez en casa

Los primeros días, semanas y meses suelen ser los más difíciles para los padres de gemelos, mientras todo el mundo se va habituando a la necesidad de alimentar con frecuencia a los bebés, a la falta de sueño y a la escasez de tiempo para uno mismo que supone el hecho de ser padres de gemelos. Pida todo el apoyo que pueda —a vecinos, familiares y amigos— para que la ayuden con los bebés y con las tareas domésticas. Tener gente a su alrededor dispuesta a ayudar no sólo puede hacer que le resulte más llevadera la experiencia de amamantar o de dar el biberón a los bebés, sino que también le permitirá encontrar un tiempo precioso tanto para descansar y recuperarse del parto como para ir conociendo a sus hijos.

Actualizado y revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de la revisión: noviembre de 2010

License

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.

Should your child see a doctor?

Find out by selecting your child’s symptom or health condition in the list below:

Summer 2014: Good Growing Newsletter

In This Issue

  • Understanding the Power and Influence of Role Models
  • Legal Marijuana Means Greater Poisoning Risks for Children
  • Why Choose Pediatric Emergency Care?

Download Summer 2014 (PDF)

Videos

Miracle Makers 2014 3:07:00Expand
6.6.14

The 30th annual Miracle Makers fundraising special aired on KOMO 4 TV on June 6, 2014. The special takes us on a journey through the hopes, fears, victories and challenges facing patients at Seattle Children's. Cosponsored by Costco Wholesale and KOMO 4. 

Play Video
Overcoming the Odds: A KING 5 TV Children's HealthLink Special 0:44:45Expand
12.30.13

In the spirit of the holidays, patients, parents and doctors share inspirational stories of healing and hope. From surviving heart failure and a near-death drowning to battling a flesh-eating disease, witness how the impossible became possible thanks to the care patients received at Seattle Children's Hospital.

Play Video
Miracle Season 2013 0:57:06Expand
12.11.13

Miracle Season, hosted by Steve Pool and Molly Shen, aired Dec. 8, 2013, on KOMO 4 TV. The annual holiday special celebrates the remarkable lives of Seattle Children's patients.

Play Video