Safety and Wellness

Realizar trabajo voluntario

Read this article in English(Be a Volunteer)

Has visto a personas necesitadas en las noticias después de un huracán, un terremoto u otro desastre natural. Tal vez, hayas caminado junto a una persona sin techo que vive en la calle. O quizás, hayas visitado un albergue para animales y te habiera gustado poder darle un hogar a cada mascota.

Entonces, ¿qué puedes hacer para ayudar a las personas (o los animales) que lo necesitan? La respuesta es "¡el trabajo voluntario!".

Quienes realizan trabajo voluntario pasan parte de su tiempo libre ayudando a otros. Puedes ofrecerte como voluntario para ayudar a otras personas, como familias que perdieron su hogar después de un desastre natural. Pero también puedes ser voluntario para proteger animales, el medio ambiente o cualquier otra causa por la que te preocupes.

Ayúdate a ti mismo ayudando a otros

El trabajo voluntario ayuda a otros, pero también puede ayudarte a ti. Si estás triste por algo que ha ocurrido, como un huracán u otro desastre, hacer algo por eso puede ser una excelente manera de enfrentar tus sentimientos.

El trabajo voluntario también te permite ver tu propia vida de nuevas maneras. A veces, es fácil preocuparse por cosas como las calificaciones o sentirse mal por no tener el calzado más costoso o el último juego de computadoras. El trabajo voluntario te permite pasar un poco de tiempo concentrándote en los demás.

Muchas personas, y niños, se dan cuenta de que realmente disfrutan del trabajo voluntario. Con frecuencia, las experiencias del trabajo voluntario te llevan a un ambiente diferente y te exponen a personas y situaciones con las que no habrías tenido contacto en tu vida habitual. Por ejemplo, tal vez te enteres de que a la salida de tu ciudad hay niños que realmente necesitan ropa de invierno.

Poder satisfacer una necesidad como esa nos hace sentir bien. Sabrás que, gracias a ti, algunos niños tienen abrigos, gorros, guantes y botas. Por lo tanto, ya sea que se trate de ropa de invierno, alimento para los hambrientos u hogares para mascotas no deseadas, el trabajo voluntario significa algo muy importante: tú puedes ayudar a cambiar el mundo.

Entonces, ¿por dónde comenzar?

Cómo empezar

Algunos de ustedes ya saben acerca del trabajo voluntario y el servicio a través de grupos como 4H, los Boy Scouts o las Girl Scouts. Las organizaciones religiosas, como las iglesias, las sinagogas y las mezquitas, también organizan trabajo voluntario y de caridad.

Si estás buscando ideas para realizar trabajo voluntario, la escuela es otro excelente lugar para comenzar. Pregúntales a los maestros, al consejero de tu escuela o a la bibliotecaria si tienen ideas. El departamento de parques local también puede tener algunas sugerencias para que los niños hagan trabajo voluntario.

En algunos lugares, buscan voluntarios de 12 años o mayores, según el trabajo. A veces, los niños comienzan el trabajo voluntario junto con sus padres. Por ejemplo, tal vez seas demasiado pequeño como para preparar alimentos en un comedor, pero si tus padres son voluntarios, es probable que puedas ir con ellos y dar una mano.

Una niña nos envió un mensaje de correo electrónico y nos comentó que ayuda en un comedor jugando a las cartas con las personas sin hogar que comen allí. "Es agradable verlos sonreír", asegura Sammy, de 13 años.

Cosas para hacer con tus padres o familiares

El trabajo voluntario es una excelente manera de disfrutar en familia. Habla con tus padres o tus hermanos y averigua qué les podría interesar hacer. Busca algo con lo que todos estén de acuerdo.

A continuación, encontrarás algunas ideas de las cosas que se pueden hacer en familia o en un grupo con la supervisión de un adulto:

  • Limpiar un parque o la orilla de un río.
  • Plantar árboles o flores en la comunidad local.
  • Servir alimentos en un refugio para personas sin hogar.
  • Entregar alimentos a personas mayores o enfermas confinadas en sus casas.
  • Limpiar una escuela u otro edificio público.
  • Realizar un recuento de animales silvestres o plantas para grupos ambientalistas.

Inventa tu propia oportunidad

Los niños también pueden inventar sus propias maneras de recaudar dinero o brindar los servicios necesarios. A continuación, te damos algunas ideas:

  • Hacer y vender productos para donar el dinero recaudado a obras de caridad. Carly, de 11 años, y su hermana Molly, de 13, recaudaron casi $10.000 para la Sociedad Americana de Cáncer vendiendo miel en ferias y mercados para granjeros.
  • Recolectar o ganar dinero para donarlo a obras de caridad. Talia, de 10 años, pidió donaciones casa por casa para ayudar a las víctimas del Huracán Katrina; Kyra, de 11 años, donó el dinero que había obtenido cuidando mascotas a un refugio local para animales.
  • Comienza tu propio grupo de caridad. Tres hermanas, de 8, 11 y 14 años, comenzaron el Proyecto Backpack para ayudar a los niños que fueron evacuados después de los huracanes Rita y Katrina.

Conéctate con tu espíritu voluntario

Cuando escuchas la frase "trabajo voluntario", probablemente piensas en proyectos importantes, como construir viviendas, alimentar a los hambrientos o enseñar a los niños a leer. Pero puedes demostrar tu espíritu voluntario cualquier día de la semana. ¿Cómo? Siendo servicial con tu maestro en la escuela o con un estudiante o una persona quien recibe burlas. En tu casa, puedes ofrecerles ayuda a tus padres para entrar las bolsas de las compras, barrer las hojas de un vecino anciano o hacer tu cama antes de que te lo pidan. Hasta podrías hacer la cama de tus hermanos mientras haces la tuya, a modo de sorpresa u obsequio. Tal vez, la próxima vez ellos se ofrezcan voluntariamente a hacer tu cama.

Algunas escuelas ahora requieren que los niños pasen algo de tiempo brindando su servicio a otras personas. ¿Por qué? Porque los mayores esperan que los niños se conviertan en personas bondadosas que valoren el ofrecimiento de su tiempo, sus talentos y sus recursos (como dinero, juguetes o ropa que puedan donar). El trabajo voluntario les da a los niños una sensación de responsabilidad porque las personas cuentan con ellos para algo importante.

El trabajo voluntario también puede ayudar a los niños a aprender cosas importantes de sí mismos, como en qué se destacan y qué es lo que más disfrutan. Un trabajo voluntario puede, incluso, ayudar a algunos niños a decidir qué desean ser cuando crezcan. Entonces, ¿qué estás esperando? ¡Haz planes para comenzar hoy mismo a ser voluntario!

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: julio de 2012



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.