Safety and Wellness

Análisis de sangre: reticulocitos

Read this in English

(Blood Test: Reticulocyte Count)

Qué es

Los reticulocitos son glóbulos rojos que no han alcanzado la madurez. Se generan en la médula ósea (el material esponjoso presente en el interior de los huesos) y son liberados en el torrente sanguíneo en donde circulan durante aproximadamente 1 a 2 días antes de transformarse en glóbulos rojos maduros. En general, sólo cerca del 1% de los glóbulos rojos presentes en el torrente sanguíneo son reticulocitos.

El recuento de reticulocitos mide la velocidad con la que estas células se producen en la médula ósea e ingresan en el torrente sanguíneo.

Por qué se realiza

El recuento de reticulocitos es útil cuando los médicos necesitan más información acerca de la anemia de un paciente (caracterizada por un bajo nivel de glóbulos rojos). Por ejemplo, es posible que la cantidad de reticulocitos en la sangre sea baja si la anemia se debe a una menor producción de reticulocitos en la médula ósea. El recuento puede ser superior porque se producen más reticulocitos para reemplazar a los glóbulos rojos que son destruidos por alguna enfermedad. El análisis también sirve para determinar si el tratamiento contra la anemia está surtiendo efecto.

Preparación

No es necesaria una preparación especial. Si el día del análisis su hijo lleva una camisa de mangas cortas, la tarea del personal encargado de la extracción será más sencilla. Informe al médico si su hijo ha recibido una transfusión de sangre en los últimos 3 meses ya que esto puede afectar el recuento de reticulocitos.

El procedimiento

Un profesional extraerá sangre, generalmente de una vena, después de limpiar la superficie de la piel con un antiséptico y colocar una banda elástica (torniquete) alrededor del brazo para ejercer presión y lograr que las venas se hinchen con sangre. A continuación, se inserta una aguja en la vena (por lo general, se hace a la altura del codo en la parte interna del brazo, o en la parte posterior de la mano) y se extrae sangre que se recoge en un vial o una jeringa.

Después del procedimiento, se retira la banda elástica. Una vez recolectada la sangre, se retira la aguja y se cubre la zona con algodón o una venda para detener el sangrado. La recolección de sangre para este análisis sólo demora unos minutos.

análisis de sangre

Qué esperar

La recolección de una muestra de sangre sólo provoca molestias temporales y es posible sentir un pinchazo. Después, es posible que se forme un leve moretón, que debería desaparecer en unos pocos días.

Obtención de los resultados

La muestra de sangre se procesa en una máquina y los resultados suelen estar listos después de unas cuantas horas o al día siguiente.

Si el recuento de reticulocitos es anormal, es posible que sea necesario realizar más análisis para determinar la causa del problema y cuál es el tratamiento adecuado.

Riesgos

El recuento de reticulocitos se considera un procedimiento seguro. Sin embargo, al igual que con muchos otros análisis, es posible que surjan algunos problemas, como los siguientes, al extraer sangre:

  • desmayos o mareos
  • hematomas (acumulación de sangre debajo de la piel que provoca un moretón o un bulto)
  • dolor por los pinchazos para encontrar la vena

Ayudar a su hijo

Las extracciones de sangre son relativamente indoloras. Aun así, muchos niños les temen a las agujas. Si le explica el procedimiento en palabras que su hijo pueda comprender, lo ayudará a aliviar un poco el miedo.

Permita que su hijo le realice al profesional todas las preguntas que pueda tener. Dígale que se relaje y se quede quieto durante el procedimiento, ya que si tensa los músculos o se mueve, la extracción resultará más complicada y más dolorosa. También puede ser de ayuda que su hijo no mire cuando le colocan la aguja en la piel.

Si tiene alguna pregunta

Si tiene preguntas acerca del recuento de reticulocitos, hable con su médico.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: marzo de 2011



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.