Safety and Wellness

Problemas de dinero

Read this in English

(Money Troubles)

Muchas familias están haciendo cambios

Melody tiene 9 años y su hermano Shane 11. Shane quería una patineta nueva para su cumpleaños y entradas para el gran partido. La mamá de Melody por fin piensa que ella ya es lo suficientemente grande como para cuidar de una mascota, pero todavía no tiene el gatito que tanto desea. Cuando los niños mencionan la patineta o el gatito, su mamá y su papá parecen enojados y dicen que no pueden afrontar más gastos en este momento. ¿Qué está sucediendo?

Muchas familias están teniendo problemas de dinero en estos días. Para algunos niños esto puede sentirse en pequeños cambios, como ir al cine con menor frecuencia o usar más cupones en la tienda de comestibles. Pero para otros niños los problemas de dinero implican cambios más grandes, como que uno de los padres deba tomar un segundo trabajo o que la familia deba mudarse a otra casa menos costosa.

Esto puede resultar difícil debido a que, por lo general, a los niños les gusta que las cosas cotidianas de su vida (escuela, hogar, actividades del fin de semana) permanezcan tal cual están. Los adultos con frecuencia sienten lo mismo también. A los niños también les gustan los regalos. ¿A quién no? Pero los problemas de dinero pueden significar menos regalos y otros cambios. Por ejemplo, si tu mamá toma un segundo trabajo, esto puede significar que no podrá quedarse en casa tanto como ahora.

Si los problemas de dinero afectan a tu familia, podría ser útil entender que muchas personas están pasando por la misma situación. Algunas veces, el dinero escasea debido a que algo le sucede a una familia en particular, como cuando alguien en la familia se enferma o pierde el trabajo.

Pero el tipo de problema económico que se presenta en la actualidad afecta a muchas familias por igual. De hecho, si miras las noticias o lees el periódico, verás historias sobre esto todos los días.

Problemas relacionados con los préstamos para vivienda y la gasolina

Dos cosas importantes han ocurrido en los últimos 2 años: El precio de la gasolina ha aumentado notablemente y se ha generado un gran problema relacionado con los préstamos que los adultos obtienen para comprar sus casas. El aumento de los precios de la gasolina encarece los viajes, y es posiblemente por esta razón que tu familia no está haciendo muchos paseos largos. Algunos adultos que solían ir al trabajo en automóvil, ahora toman el autobús, el tren o van en bicicleta.

Los precios de la gasolina también encarecen el resto de las cosas. Esto ocurre porque muchos productos (alimentos, juguetes, ropa, etc.) son llevados a las tiendas en camiones o trenes que también usan gasolina.

El problema con los préstamos es más complicado. La consecuencia es que los pagos mensuales que las personas hacen a los bancos por los préstamos para vivienda, llamados hipotecas, se han vuelto más costosos que lo que algunas personas pueden afrontar. Y debido a esto, algunos bancos dejan de operar o son vendidos a otros bancos.

Los bancos prestan dinero a las personas para comprar casas. Si los adultos no pueden afrontar el pago de estas cuotas mensuales, el banco debe vender esa casa y la familia deberá encontrar otro lugar donde vivir. Para los niños, cambiarse de casa puede resultar duro, pero es aun más difícil si a la familia se la obliga a mudarse.

Los problemas de los adultos afectan a los niños

Los problemas de dinero son problemas de adultos, pero pueden afectar a los niños. Es natural que un niño se preocupe si su familia tiene problemas de dinero, pero no son los niños quienes deben resolver estas cuestiones.

Sin embargo, esto no significa que no puedas colaborar. A veces ayuda intentar adoptar un comportamiento maduro y no quejarse o enojarse demasiado cuando no puedes tener algo que realmente deseas. Si sientes la necesidad de expresar tu enojo, podrías explicarlo por escrito o hablar con alguien que te comprenda, como una hermana mayor, tus abuelos o el consejero de la escuela.

También podrías hacer una "lista de deseos" con las cosas que te gustaría obtener cuando la situación mejore, o en tu cumpleaños o las vacaciones. Cuando quieras algo, escríbelo. Al lado de la anotación, indica cuánto lo deseas usando una escala de 1 a 10.

¿Están tus padres estresados?

Cuando los adultos están preocupados por cuestiones relacionadas con el dinero, pueden manifestarlo de diferentes maneras. Algunas personas parecen cansadas, molestas, más calladas que lo habitual, o probablemente griten más. A veces, los padres discuten entre ellos sobre problemas de dinero. Sería muy bueno que intentaras hablar con tu mamá o tu papá sobre lo que te molesta. Si no puedes hablar con ellos, intenta hablar con alguna otra persona. Por lo general, hablar a fondo sobre determinados temas ayuda a que nos sintamos mejor.

También ayuda recordar que las cosas mejorarán. Los precios de la gasolina y las casas suben y bajan, de manera que lo que es malo ahora puede, y probablemente así será, mejorar sobre la marcha. Con el tiempo, los adultos que cuidan de ti encontrarán las soluciones para sus problemas de dinero.

Ser un niño creativo puede hacer que todo resulte un poco más fácil en este momento. Intenta llevar a cabo estas ideas si necesitas un estímulo hoy.

Organiza una venta de garaje

En la mayoría de las casas hay muchos objetos que ya no se necesitan o desean. Una venta de garaje puede servir para hacer una limpieza general y reunir dinero al mismo tiempo. Primero deberás pedirle permiso a tus padres, pero es una buena idea para un proyecto familiar. Podrías preguntar si puedes quedarte con el dinero de cualquiera de tus objetos que se venda.

Ofrece tus servicios

Tu mamá o tu papá podrían estar dispuestos a pagarte algo de dinero por ayudar más de la cuenta, como cuidar a un hermano, o por hacer alguna tarea extra del hogar. Con la aprobación de tus padres, podrías ofrecer tus servicios a algún vecino o amigo que los necesiten. ¿Hay hojas en el suelo, nieve en la acera, o un automóvil que necesite un lavado? ¡Tú eres la persona indicada para ese trabajo!

Encuentra formas de diversión que sean gratuitas (o poco costosas)

¿Qué sucede si estás aburrido y no tienes dinero? A continuación presentamos una lista de ideas para que comiences a planificar tu diversión gratuita o de bajo costo.

  • Ofrécete como voluntario en un refugio para animales.
  • Organiza una reunión para tomar el té para tus amigos.
  • Visita un parque en tu área al que nunca hayas ido antes.
  • Toma el rol de chef invitado y prepara una cena de bajo costo pero absolutamente deliciosa para tu familia (los platos de tallarines o arroz son por lo general económicos).
  • Organiza una noche de juegos con amigos o la familia. Para cambiar la rutina, juega a juegos de mesa antiguos en lugar de juegos de video o computadora.
  • Planifica una noche de películas en casa con un DVD y bocadillos caseros.
  • Visita museos que sean gratuitos o que ofrezcan un día de entrada gratuita.
  • Haz un collage o confecciona un álbum de recortes con tus fotografías favoritas. ¡Esto puede funcionar como un excelente regalo!

Revisado por: Michelle New, PhD
Fecha de la revisión: septiembre de 2011



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.