Safety and Wellness

Conmociones cerebrales

Read this in English

(Concussions)

Cuando un personaje de dibujos animados recibe un golpe en la cabeza, aparecen estrellas que flotan en un círculo gracioso. Quizás sea divertido verlo en un dibujo animado, pero no lo es tanto cuando sucede de verdad. Ver estrellas, sentirse atontado o aturdido por un rato, o perder el conocimiento después de recibir un golpe en la cabeza son todos síntomas de un tipo de lesión cerebral llamada conmoción cerebral.

¿Qué es una conmoción cerebral?

El cerebro está formado por tejido blando y está protegido por la sangre y el líquido cefalorraquídeo. Cuando alguien recibe un golpe en la cabeza o se golpea muy fuerte contra algo, el cerebro se mueve repentinamente dentro del cráneo y puede chocar contra la superficie ósea de este. A veces, esto puede suceder con mucha fuerza. Una conmoción cerebral es un cambio temporal en el funcionamiento del cerebro cuando este se mueve de repente o se sacude de este modo.

Muchas veces, las conmociones cerebrales duran poco tiempo. Otras, la persona puede tener síntomas durante varios días o semanas. Sin embargo, incluso las conmociones cerebrales que parecen breves pueden ser graves.

Cada año, más de 400,000 niños son llevados al departamento de emergencia debido a lesiones cerebrales graves. Comúnmente, los niños tienen conmociones cerebrales a causa de las lesiones sufridas en accidentes automovilísticos, patios de juegos o mientras practican deportes.

La mayoría de las veces, después de una lesión leve en la cabeza, las personas vuelven a la normalidad incluso si la lesión provocó una conmoción cerebral. Sin embargo, sufrir más de una conmoción cerebral puede causar problemas más graves. Quizás hayas escuchado sobre los jugadores de fútbol americano y los boxeadores que tuvieron problemas médicos debido a reiteradas conmociones cerebrales.

Las conmociones cerebrales graves pueden ocurrir después de un golpe fuerte en la cabeza, por ejemplo, en un accidente grave de bicicleta o de automóvil. Una conmoción cerebral grave es una emergencia médica. La persona deberá ir al hospital de inmediato. Si el cerebro está gravemente lesionado, una persona podría tener problemas duraderos de movimiento, aprendizaje o habla.

¿Qué sucede cuando una persona sufre una conmoción cerebral?

La forma en que una persona actúa después de una conmoción cerebral depende de qué tan fuerte se haya sacudido el cerebro dentro de la cabeza. En ocasiones, el individuo pierde la conciencia o el conocimiento durante algunos segundos o minutos.

Una persona puede tener una lesión más leve en la cabeza y no perder el conocimiento, y aún así sufrir una conmoción cerebral. A pesar de estar despiertas, es posible que algunas personas no puedan recordar qué sucedió inmediatamente antes o después de la lesión. Esto recibe el nombre de amnesia.

La mayoría de las personas que sufren una conmoción cerebral se sentirán atontadas y aturdidas durante al menos un rato. Se pueden sentir confundidas. Pueden estar temblorosas o mareadas si tratan de caminar o realizar actividades normales de inmediato. Algunas tienen náuseas (malestar estomacal) o incluso pueden vomitar inmediatamente después de una conmoción cerebral. Muchas personas tendrán dolores de cabeza leves por algunos días o más tiempo.

A veces, cuando el dolor de cabeza es intenso, puede haber sangrado dentro de la cabeza o hematomas en el delicado cerebro. A menudo, las personas con lesiones graves en la cabeza estarán sin conocimiento durante más tiempo que unos pocos minutos, actuarán muy confundidas (no podrán recordar nombres de personas o lugares y, a veces, tampoco sus propios nombres), vomitarán reiteradamente o tendrán un dolor de cabeza intenso.

¿Qué hará el médico?

Todas las personas que han sufrido una lesión en la cabeza, especialmente los niños, deben recibir atención médica. Una persona que queda inconsciente debe recibir cuidados en la sala de emergencias lo antes posible.

Para encontrar indicios de una posible conmoción cerebral, los médicos solo hablan con la persona que ha tenido una lesión en la cabeza. Si esa persona quedó inconsciente, no puede recordar la lesión o tiene amnesia, es muy probable que se haya producido una conmoción cerebral.

Si se sospecha la presencia de una conmoción cerebral, el médico realizará un examen completo. El médico puede hacer algunas preguntas que parecen tontas, por ejemplo, "¿cómo te llamas"?, "¿dónde te encuentras?", "¿qué día de la semana es?" o incluso "¿quién es el presidente actual de los Estados Unidos?"; sin embargo, estas preguntas son importantes porque permiten hacer una evaluación de la memoria y la capacidad de concentración de una persona.

Para revisar a una persona que quizás ha tenido una conmoción cerebral, el médico le examinará los ojos y también le examinará los reflejos y el equilibrio. En ocasiones, se le puede pedir a la persona que sufrió la lesión que haga una actividad, como caminar o correr en el lugar durante algunos minutos, a fin de determinar el funcionamiento cerebral después del ejercicio físico.

A veces, se indica un estudio por tomografía computada (una radiografía especial tridimensional del cerebro) para confirmar que no haya sangrado ni hematomas dentro de la cabeza de una persona que ha sufrido una lesión, especialmente si esta perdió el conocimiento o se siente muy mal en el departamento de emergencia.

Cuando un niño es autorizado a dejar el hospital después de una conmoción cerebral, el médico le dará a los padres una lista de instrucciones a seguir. Se les puede pedir que despierten al niño una o dos veces durante la noche para controlar cómo está.

Practicar deportes otra vez

Un niño con una conmoción cerebral jamás debe volver a participar en el juego ni realizar otra actividad inmediatamente después de la lesión. Los niños que sufren conmociones cerebrales tendrán que descansar más durante las jornadas o las semanas siguientes, y es posible que también deban tomar la escuela con calma o no asistir por algunos días o más tiempo.

El médico le indicará al niño que debe esperar cierto tiempo antes de volver a practicar deportes y retomar otras actividades. Esto se debe a que, si el niño tiene otra conmoción cerebral, podría sufrir daños cerebrales más graves y tendría que esperar todavía más tiempo para volver a practicar deportes y retomar otras actividades.

Generalmente, los niños sanos pueden retomar sus actividades normales en unas pocas semanas o algunos meses, pero cada niño y situación son diferentes. El médico querrá hacer un control antes de permitir que el niño vuelva a practicar fútbol, hockey o fútbol americano.

¿Se pueden evitar las conmociones cerebrales?

Las lesiones ocurren. Sin embargo, la mejor forma de evitar una conmoción cerebral es cuidarte la cabeza.

Estos son algunos consejos:

  • Usa siempre el cinturón de seguridad en el automóvil. Si eres menor de 10 años, quizás necesites un asiento elevado. Los asientos elevados ayudan a que el cinturón de seguridad del vehículo te sujete adecuadamente en caso de ocurrir un accidente y te permiten ver mejor hacia afuera a través del parabrisas. Los niños deben usar un asiento elevado hasta que tengan una estatura de 4'9" (1.45 m) y, generalmente, entre 8 y 12 años. Cada estado tiene sus propias leyes en cuanto a los requisitos para los asientos elevados.
  • Cuando camines por la calle, mira siempre a ambos lados antes de cruzar y respeta todas las luces y las señales de tránsito. Usa siempre la senda peatonal.
  • Para evitar las lesiones en la cabeza, usa siempre cascos o gorros y otros equipos de seguridad cuando andes en bicicleta, bicicleta o vehículo motorizado, patineta o monopatín, juegues deportes de contacto (como fútbol americano), esquíes y realices otras actividades.

¿Entiendes lo que decimos? ¡Si usas la cabeza, te puedes proteger la cabeza!

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de la revisión: enero de 2011



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.