Safety and Wellness

Conjuntivitis

Read this in English

(Pinkeye (Conjunctivitis))

Tal vez pienses que eres demasiado grande para contraer la infección de los ojos conjuntivitis. Generalmente, se la asocia con los niños pequeños, tal vez porque es contagiosa y suele propagarse por las instituciones preescolares y los patios de juegos. Sin embargo, hasta los adultos contraen conjuntivitis.

La buena noticia es que se trata de una infección menor y, aunque su aspecto sea malo, a menudo no es de gravedad.

¿Qué es?

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, el tejido que recubre el ojo y la superficie interna del párpado. Puede ser infecciosa (causada principalmente por bacterias o virus) o no infecciosa. Los tipos comunes de conjuntivitis infecciosas son la conjuntivitis alérgica (causada por una reacción alérgica) y la conjuntivitis irritativa (causada por cualquier cosa que irrite el ojo, como la contaminación del aire o el cloro de las piscinas).

Cuando la gente habla sobre la conjuntivitis, por lo general se refiere al tipo infeccioso, que suele deberse a las mismas bacterias y los mismos virus responsables de los resfríos y otras infecciones, entre ellas, las de los oídos, los senos paranasales y las anginas.

También es posible que los mismos tipos de bacterias que causan las enfermedades de transmisión sexual (ETS, también llamadas infecciones de transmisión sexual o ITS) clamidia y gonorrea produzcan conjuntivitis. Si alguien toca los genitales de una persona infectada y luego se frota los ojos o toca una lente de contacto, la infección se puede transmitir al ojo.

En la mayoría de los casos, la conjuntivitis infecciosa solo acarrea problemas menores que no plantean un riesgo de daño a los ojos ni la visión. En muy contadas ocasiones, sin embargo, puede causar un daño permanente o incluso ceguera; por lo tanto, consulta al médico si crees que tienes conjuntivitis.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

El período de incubación de la conjuntivitis (el tiempo que transcurre entre el momento en que una persona se infecta y el momento en que aparecen los síntomas) depende de la causa de la enfermedad, pero suele variar entre un par de días y un par de semanas.

La conjuntivitis puede afectar a uno o a ambos ojos. El síntoma más común es el malestar en el ojo, que tal vez te pique o te dé la sensación de que está lleno de arena. Con frecuencia, habrá secreción de los ojos y dolor, inflamación de la conjuntiva y los ojos se pondrán muy rosados o rojos.

conjunctivitis illustration

Puede ser difícil determinar si la infección se debe a un virus o a una bacteria. En general, la secreción asociada con la conjuntivitis viral es aguada, mientras que será más espesa y parecida al pus cuando se debe a una bacteria. Cuando te despiertas por la mañana, es posible que tengas pegados los párpados entre sí (pero no te alarmes: al limpiarte los ojos con una toalla tibia las costras secas se aflojarán).

Cuando se produce conjuntivitis alérgica, es común que haya comezón y lagrimeo.

¿Durante cuánto tiempo es contagiosa la conjuntivitis?

La conjuntivitis causada por bacterias es contagiosa en cuanto aparecen los síntomas y sigue siéndolo mientras haya secreción de los ojos o hasta tanto hayan transcurrido 24 horas después del inicio de los antibióticos. La conjuntivitis causada por un virus suele ser contagiosa antes de que aparezcan los síntomas y puede seguir siéndolo mientras estos duran.

La conjuntivitis alérgica y la irritativa no son contagiosas.

¿Puedo prevenirla?

Puesto que la conjuntivitis infecciosa es muy contagiosa, lávate las manos después de interactuar con una persona que tiene la infección. (De cualquier modo, es recomendable que te laves las manos regularmente). No compartas objetos que pueden estar infectados, como toallitas para asearte, toallas, gasas o bolitas de algodón. Esto puede ser difícil entre los miembros de una familia, de modo que haz lo mejor que puedas.

Si tienes conjuntivitis, es importante que te laves las manos con frecuencia, especialmente después de tocarte los ojos. Esta infección se puede transmitir fácilmente de un ojo al otro a través de las manos o los pañuelos de papel contaminados.

También es recomendable no compartir cosméticos, especialmente el maquillaje para los ojos. Las bacterias que causan conjuntivitis pueden vivir en los productos de belleza; por lo tanto, no te apliques los productos de los probadores de los mostradores de maquillajes directamente en los ojos. Y si ya tuviste conjuntivitis, desecha todo el maquillaje para los ojos y derrocha en productos nuevos (pero no empieces a usarlos hasta que la infección haya desaparecido por completo).

Si usas lentes de contacto y te han diagnosticado conjuntivitis, el médico o el oftalmólogo pueden recomendarte que no uses mientras tienes la infección. Después de que la infección haya desaparecido, limpia cuidadosamente las lentes. Desinfecta las lentes y el estuche al menos dos veces antes de colocártelas nuevamente. Si usas lentes de contacto descartables, desecha el par actual y pon en uso uno nuevo.

Si sabes que eres propenso a tener conjuntivitis alérgica, reduce los factores desencadenantes de alergia en la casa manteniendo cerradas las ventanas y las puertas los días en que hay mucha cantidad de polen, y no dejando que se acumule el polvo. La conjuntivitis irritativa solo puede prevenirse evitando las causas de la irritación.

¿Debo consultar a un médico?

Puesto que puede ser difícil determinar qué tipo de conjuntivitis tiene una persona, es recomendable visitar al médico si tienes los ojos rojos e irritados.

¿Cómo se trata?

Generalmente, la conjuntivitis alérgica se trata con gotas o un ungüento con antibiótico recetados. Las gotas, la opción de tratamiento que se receta con más frecuencia para los adolescentes, se colocan hasta cuatro veces al día. No duelen, aunque pueden causar una leve sensación de picazón. Si bien debes sentir una mejoría en los ojos y su aspecto debe mejorar después de un par de días, es importante usar las gotas durante todo el tiempo que el médico haya indicado. La infección puede regresar si suspendes las gotas demasiado pronto.

Si un virus es el causante de la conjuntivitis, las gotas con antibiótico no serán de ayuda. La infección de los ojos mejorará a medida que el cuerpo combata el virus.

Si tienes conjuntivitis alérgica, el médico puede recetarte medicamentos antialérgicos en comprimidos o en gotas para los ojos.

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

Las compresas o toallitas frías o tibias sobre el ojo o los ojos infectados pueden ser de ayuda. Además, puedes tomar paracetamol si es necesario. Tal vez sea útil limpiar cuidadosamente el ojo infectado con agua tibia y gasa o bolitas de algodón nuevas y limpias.

Haz un seguimiento de tus síntomas, lávate las manos, consulta al médico según sea necesario y sigue cuidadosamente las indicaciones del tratamiento. En el término de una semana, notarás una mejoría en los ojos.

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de la revisión: mayo de 2012



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.