Safety and Wellness

Conmociones cerebrales

Read this in English

(Concussions)

Ernesto se dio un fuerte golpe en la cabeza cuando le hicieron una entrada en el partido de fútbol, y después se encontraba raro. Pensó que no era más que otro golpe sin importancia más y no quiso abandonar el campo de juego. Pero, después del partido, se encontraba bastante mareado. ¿Debería haber seguido jugando?

Probablemente no. Tal vez tenía una conmoción cerebral -y no fue buena idea seguir en el campo de juego.

¿Qué es una conmoción cerebral y qué la provoca?

El cerebro está compuesto por tejido blando y rodeado de líquido cefalorraquídeo, que actúa a modo de amortiguación. Está dentro del cráneo, que es duro y lo protege. Pero, cuando una persona sufre un traumatismo craneoencefálico, el cerebro puede moverse dentro del cráneo e incluso golpearse contra sus paredes. Esto puede provocar hematomas cerebrales, rotura de vasos sanguíneos y lesiones neuronales. Cuando ocurre esto, la persona puede sufrir una conmoción cerebral —una pérdida temporal de la función cerebral normal. La mayoría de las personas que sufren conmociones cerebrales se recuperan bien con el tratamiento adecuado. Pero es importante seguir los pasos apropiados cuando se sospecha que uno puede haber sufrido una conmoción cerebral porque las conmociones cerebrales pueden ser graves.

Las conmociones y otras lesiones cerebrales son relativamente frecuentes. Aproximadamente cada 21 segundos, alguien en EE.UU. se hace una lesión cerebral grave. Una de las causas más frecuentes de conmoción cerebral son las lesiones deportivas. Los deportes de contacto, como el rugby, el boxeo y el jockey, se asocian a mayor riesgo de traumatismo craneoencefálico, incluso cuando se utiliza el equipo protector adecuado.

También se puede tener una conmoción cerebral a consecuencia de una caída, un accidente de tráfico, bicicleta o patinaje, y de la violencia física, como en las peleas. Los chicos son más proclives a las conmociones cerebrales que las chicas. No obstante, en algunos deportes, como el fútbol, las chicas tienen más probabilidades de sufrir conmociones cerebrales.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Los signos de una conmoción cerebral no siempre son fáciles de reconocer. Y, por este motivo, los afectados corren el riesgo de sufrir otras lesiones si no adoptan las medidas adecuadas. Por ejemplo, en los deportes de equipo, un jugador puede volver a la pista de juego antes de lo que debería, o un monopatinador puede volver a subirse al monopatín y seguir patinando, pensando que no se ha hecho nada. Esta es una manera incorrecta de actuar porque, si el cerebro de una persona no se ha recuperado completamente de una conmoción cerebral y esa persona sufre otra lesión cerebral (aunque sea menos fuerte), la cosa puede ser grave.

Las lesiones cerebrales repetidas pueden provocar edema cerebral, y a veces las personas sufren discapacidades duraderas e incluso pueden llegar a morir a consecuencia de traumatismos craneoencefálicos graves. Por eso es tan importante saber reconocer y entender los signos de una conmoción cerebral.

Aunque es fácil asociar las conmociones cerebrales a pérdida de conciencia (desmayo), una persona puede sufrir una conmoción cerebral sin llegar a perder la conciencia.

Los síntomas de una conmoción cerebral pueden incluir:

  • "ver estrellitas" o sentirse mareado, inseguro, aturdido, atontado, notar que se te va cabeza o que te da vueltas
  • pérdida de memoria; por ejemplo, tener dificultades para recordar lo que ocurrió justo antes de la lesión
  • náuseas o vómitos
  • dolor de cabeza
  • visión borrosa o sensibilidad a la luz
  • arrastrar la voz al hablar o decir cosas incoherentes
  • dificultades para concentrarse, hablar o tomar decisiones
  • problemas de coordinación o equilibrio (como no poder coger una pelota o realizar otras tareas sencillas)
  • estar ansioso o irritable sin motivo aparente
  • cansancio extremo.

Grados de conmoción cerebral

Hay distintos grados de conmoción cerebral:

  • Grado 1: presencia de algunos de los síntomas de la lista anterior sin pérdida de conciencia y con una duración máxima de 15 minutos.

  • Grado 2: no hay pérdida de conciencia pero los síntomas duran más de 15 minutos.

  • Grado 3: hay pérdida de conciencia —aunque solo sea durante pocos segundos.

Conocer los distintos grados de conmoción cerebral es importante porque lo pronto que se puede reanudar la actividad deportiva con seguridad después de sufrir una conmoción cerebral depende el grado de esta última:

  • En las conmociones cerebrales de grado 1, se puede reanudar la actividad deportiva en cuanto remiten los síntomas. Pero se deberá dejar de hacer deporte si se sufre otro traumatismo craneoencefálico.

  • Cuando se sufre una conmoción cerebral de grado 2, se debe interrumpir la actividad deportiva y no realizar ningún tipo de deporte o actividad física que podría provocar otro traumatismo craneoencefálico durante por lo menos una semana.

  • Cuando se sufre una conmoción cerebral de grado 3, se debe ir al médico lo antes posible.

¿Qué deberías hacer si un amigo o compañero de equipo sufre una conmoción cerebral? Decírselo a un adulto o al entrenador inmediatamente. Incluso si la conmoción cerebral es leve, el afectado debería sentarse y descansar durante el resto del partido. Si los síntomas son graves (por ejemplo, tener convulsiones o estar inconsciente durante mucho rato) o parecen estar empeorando, deberías pedir ayuda médica urgente.

¿Qué hacen los médicos?

Cuando un médico sospecha que un paciente puede tener una conmoción cerebral, en primer lugar le preguntará sobre el traumatismo craneoencefálico que ha sufrido —cómo ocurrió y cuándo- y sobre sus síntomas. Es posible que el médico también le haga preguntas aparentemente tontas, como: "¿Quién eres?”; “¿Dónde estás?”; “¿Qué día es hoy?" o “¿Quién es el presidente?". Los médicos hacen ese tipo de preguntas para evaluar el estado de conciencia de la persona, así como su memoria y su capacidad de concentración.

El médico evaluará detenidamente el funcionamiento del sistema nervioso de su paciente, incluyendo el equilibrio, la coordinación y los reflejos. Es posible que le pida al paciente que realice alguna actividad, como correr sin desplazarse del lugar durante unos minutos, para ver cómo funciona el cerebro después de hacer ejercicio físico.

A veces los médicos mandan a los pacientes que han sufrido traumatismos craneoencefálicos pruebas de diagnóstico por la imagen, como una tomografía computerizada (TC) -una radiografía especial del cerebro- o una resonancia magnética (RM) -una imagen especial del cerebro que no utiliza rayos X- para descartar posibles hemorragias u otras lesiones cerebrales graves.

Si la conmoción cerebral no es lo bastante grave como para requerir hospitalización, el médico dará instrucciones al paciente sobre qué debe hacer en casa, como pedirle a alguien que lo despierte por la noche por lo menos una vez. Si a una persona que tiene una conmoción cerebral le cuesta mucho despertarse, está cada vez más confundida o tiene otros síntomas como los vómitos, podría tratarse de un problema más grave, por lo que se debería contactar de nuevo con el médico.

Probablemente el médico recomendará a una persona que tenga una conmoción cerebral que tome paracetamol u otros medicamentos para el dolor de cabeza que no contengan ácido acetilsalicílico (el principio activo de la aspirina). También le pedirá que se tome los estudios y el trabajo con calma.

Después de una conmoción cerebral

Tras una conmoción cerebral, el cerebro necesita tiempo para recuperarse. Es sumamente importante esperar hasta que todos los síntomas de la conmoción cerebral hayan remitido antes de reanudar las actividades normales. La cantidad de tiempo necesario para recuperarse de una conmoción cerebral depende de lo que duren los síntomas. Los adolescentes sanos, por lo general, pueden reanudar sus actividades normales en unas pocas semanas, pero cada caso es diferente. El médico supervisará atentamente la evolución de cada paciente pasa asegurarse de que todo va bien.

Una persona que ha tenido una conmoción cerebral y todavía no se ha recuperado al cabo de varios meses se dice que padece un síndrome posconmocional. Esa persona presentará algunos de los síntomas descritos previamente —como problemas de memoria, dolores de cabeza, mareos e irritabilidad— pero estos durarán más tiempo y es posible que sean permanentes.

Si una persona sigue teniendo síntomas tiempo después de sufrir una conmoción cerebral, lo más probable es que el médico lo derive a un especialista en rehabilitación.

¿Se pueden prevenir las conmociones cerebrales?

Algunos accidentes no se pueden evitar. Pero puedes hacer muchas cosas para prevenir algunas conmociones cerebrales tomando las siguientes precauciones:

  • Abróchate siempre el cinturón de seguridad cuando vayas en coche. Si conduces, está atento constantemente a la carretera y respeta los límites de velocidad, las señales de tráfico y las normas de tráfico para reducir las probabilidades de verte implicado en un accidente. Las normas de tráfico se crearon para proteger a todo el mundo. No tomes nunca alcohol ni otras drogas cuando vayas a ponerte al volante. Está prohibido conducir bajo los efectos de estas sustancias por un motivo: el alcohol y las drogas reducen el tiempo de reacción y limitan la capacidad de toma de decisiones, aumentando las probabilidades de tener accidentes de tráfico.

  • Llevando el equipo protector adecuado al ir en bici, patinar, esquiar, hacer “snowboard” y practicar deportes de contacto se reducen significativamente las probabilidades de sufrir conmociones cerebrales. Por ejemplo, llevando casco de ciclista, se reduce el riesgo de conmoción cerebral en aproximadamente un 85%.

Cuidarte bien después de sufrir una conmoción cerebral es fundamental. Si te vuelves a lesionar el cerebro mientras este se está recuperando de una lesión anterior, tardarás más tiempo en recuperarte por completo. Cada vez que una persona tiene una conmoción cerebral, el daño cerebral se acumula. Sufrir múltiples conmociones cerebrales durante un período de tiempo tiene el mismo efecto sobre una persona que estar inconsciente durante varias horas.

Prevenir las conmociones cerebrales es de sentido común. ¡Lo mejor que puedes hacer para protegerte la cabeza es utilizarla!

Revisado por: Yamini Durani, MD
Fecha de la revisión: mayo de 2007



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.