Safety and Wellness

Cambiar los pañales a su bebé

(Diapering Your Baby)

Los padres primerizos pasan mucho tiempo cambiando los pañales a sus bebés. De hecho, los bebés pueden utilizar diez pañales al día o más.

El cambio de pañales puede parecer complicado al principio. Pero, con un poco de práctica, usted averiguará que mantener seco, cómodo y contento a su bebé es fácil.

Téngalo todo preparado

Cambiar los panalesAntes de empezar, prepare todos los accesorios que va a necesitar:

  • un pañal
  • alfileres de gancho o aseguradores (si va a utilizar pañales de tela)
  • un recipiente lleno de agua tibia y bolitas de algodón (para bebés de piel sensible) o bien una toalla suave y limpia o toallitas limpiadoras para bebés
  • pomada para pañales o vaselina (para prevenir y tratar posibles erupciones)
  • un cambiador, toallita o paño o empapador para colocar encima al bebé

Asegúrese de tenerlo todo a mano. Nunca se debe dejar a un bebé desatendido, ni siquiera un segundo. Hasta un recién nacido puede sorprender a sus padres por su capacidad de rodar sobre sí mismo.

Limpiar las partes íntimas del bebé

Utilizando una manopla suave y húmeda, bolitas de algodón o toallitas limpiadoras para bebés, limpie delicadamente las partes íntimas del bebé de delante a atrás (nunca al revés, sobre todo en las niñas, para evitar extender las bacterias que podrían provocar infecciones urinarias). Tal vez prefiera levantar las piernas del pequeño, sosteniéndolo por los tobillos para acceder mejor a sus partes íntimas. No se olvide de limpiarle los pliegues que se forman en los muslos y las nalgas.

Si se trata de un niño, cúbrale el pene con un pañal limpio durante el cambio de pañales porque la exposición al aire a menudo desencadena la micción -sobre usted, las paredes o cualquier otra cosa que esté dentro de su alcance.

Una vez que haya lavado las partes íntimas del bebé, séquelo con una toallita limpia y aplíquele pomada o vaselina.

Pañales desechables

Si utiliza pañales desechables:

  • Abra el pañal y deslícelo suavemente bajo el cuerpo del bebé mientras le levanta delicadamente las piernas y los pies. La parte de la espalda con las tiras adhesivas debería quedar aproximadamente a la altura del ombligo del bebé.
  • Pliegue la parte anterior del pañal hacia arriba y colóquela entre las piernas del bebé hasta cubrirle el vientre.
  • Cierre las tiras adhesivas alrededor del cuerpo del bebé y ajústeselas bien. Tenga cuidado con no pegar los adhesivos de las tiras sobre la piel del bebé.

He aquí unos pocos consejos adicionales a tener en cuenta:

  • Las bolsas de basura que contengan pañales sucios deberían desecharse regularmente (aproximadamente una vez al día). Así no solo evitará el mal olor de los pañales sucios sino también el crecimiento de bacterias.
  • Si detecta marcas de los pañales alrededor de las piernas y de la cintura del bebé, significa que se los aprieta demasiado. Póngaselo más holgado la próxima vez.
  • Si el bebé desarrolla una erupción en las aberturas del pañal, alrededor de las piernas y de la cintura, cambie de marca de pañal. A veces los bebés se vuelven sensibles a determinadas marcas de pañales.
  • Si le cambia el pañal a un niño, colóquele el pene hacia abajo antes de cerrarle y ajustarle el pañal. Así evitará posibles pérdidas de orina por encima de la cintura.
  • Si al bebé todavía no se le ha caído el cordón umbilical, pliegue hacia abajo la cintura del pañal para mantener seca el área adyacente. Siga haciéndolo durante uno cuantos días después de que se le haya desprendido el cordón al bebé para evitar posibles irritaciones.
  • Siempre lávese bien las manos después de cambiarle el pañal al bebé para evitar la propagación de gérmenes.

Pañales de tela

Panales de telaA pesar de que la mayoría de padres eligen los pañales desechables por comodidad, algunos padres optan por los de tela, que pueden resultar más económicos (si los lavan en casa). Algunos creen que los pañales de tela son más respetuosos con el medio ambiente o "ecológicos", pero hay cierta polémica al respecto.

Hay pañales de tela de muchas formas y tamaños diferentes. Los pañales de tela tradicionales suelen venir plegados o en forma cuadrada y requieren el uso de alfileres de gancho. Los más modernos se pueden rellenar y son ajustables, como los pañales desechables, y vienen con cierres tipo velcro o broches. Otros accesorios relacionados con los pañales de tela son los forros absorbentes (algunos son desechables y se pueden tirar al inodoro), los pañales dobles para una protección adicional por la noche y los cobertores para evitar las pérdidas de orina.

Si usted utiliza pañales de tela tradicionales, hay varias formas de ponérselos al bebé. Una de las más utilizadas es el pliegue triangular:

  • Doble el cuadrado por la mitad para formar un triángulo. (Con recién nacidos o bebés pequeños, tal vez necesite plegar el lado más largo del triángulo unos pocos centímetros hacia abajo para poderlo ajustar mejor al cuerpo del bebé).
  • Coloque al bebé sobre el pañal levantándole las piernas y los pies con suavidad y deslizando el pañal bajo su cuerpo. El lado más largo del triángulo debería quedar bajo la espalda del bebé, con el vértice opuesto apuntando hacia los pies.
  • Pliegue la parte anterior del pañal entre las piernas del bebé hasta cubrirle el vientre.
  • Lleve uno de los lados del triángulo hacia el centro, rodeando el cuerpo del bebé hasta cubrir la parte central del pañal.
  • Lleve el otro lado hacia el centro, rodeando el cuerpo del bebé hasta cubrir las otras dos partes del pañal. Ajuste bien las tres partes con un gancho de seguridad.

Otra forma de poner el pañal es el pliegue rectangular, que es similar a la forma de poner un pañal desechable:

  • Doble el pañal en forma de rectángulo. A algunos padres les ayuda hacer un pliegue adicional en el pañal a fin de que haya más material que cubra el área que el bebé mojará más: la delantera en los niños y la trasera en las niñas.
  • Coloque el pañal bajo el cuerpo del bebé, con el lado largo orientado en la misma dirección que el bebé.
  • Lleve la parte inferior hacia arriba cubriendo el vientre del bebé.
  • Lleve uno de los lados hacia el centro, rodeando el cuerpo del bebé, y sujételo con un imperdible de seguridad; luego haga lo mismo con el otro lado.

He aquí unos cuantos consejos a tener en cuenta si utiliza pañales de tela:

  • Si utiliza pañales que se ajustan con alfileres de gancho, utilice siempre ganchor de seguridad, de gran tamaño y con cabeza de plástico. Para evitar pinchar al bebé, coloque siempre la mano entre el imperdible y la piel del bebé. Si eso le pone nervioso, utilice cinta adhesiva para pañales, que se vende con dispensador.
  • Los pañales que sólo estén mojados se pueden depositar directamente en el cubo de los pañales sucios, pero los que contengan heces deberán vaciarse antes en el inodoro, sobre todos si el bebé toma leche artificial o ya ha empezado a ingerir sólidos. Algunas personas enjuagan los pañales antes de lavarlos. Tal vez prefiera pulverizar agua con bicarbonato de sodio sobre los pañales para controlar mejor el olor.
  • Si lava los pañales en casa, hágalo separándolos del resto de la ropa y utilizando un detergente suave que sea hipoalergénico o recomendado para la ropa de lactantes. No utilice suavizante ni otros productos antiestáticos, que pueden provocar erupciones en bebés de piel sensible. Lávelos en agua caliente y doble enjuagado.
  • Siempre lávese bien las manos después de cambiar los pañales al bebé para evitar la propagación de gérmenes.

Prevenir la dermatitis del pañal

Es bastante habitual que los bebés desarrollen dermatitis del pañal. Pero, si la erupción aparece a menudo, dura más de dos o tres días o empeora, podría ser necesario llamar al pediatra. Informe también al pediatra si el bebé tiene fiebre aparte de la erupción o si esta parece dolorosa, es de un rojo vivo o contiene ampollas.

Para prevenir y curar la dermatitis del pañal, tenga presentes los siguientes consejos:

  • Cambie los pañales al bebé frecuentemente, sobre todo después de las deposiciones. Limpie el área anal y genital delicada y suavemente. Actuar de forma demasiado brusca o vigorosa, frotando con fuerza la piel del bebé, puede irritar todavía más la piel afectada por la erupción.
  • Utilice una pomada para prevenir y curar la erupción. Adquiera una que contenga óxido de zinc, que actúa como barrera protectora contra la humedad que también pueden aliviar las erupciones leves.
  • Dejé al bebé sin pañales durante parte del día, acostándolo desnudito sobre varias toallas o paños. (Si se trata de un niño, colóquele un pañal de tela limpio sobre el pene cuando esté tumbado boca arriba para que no le salpique de orina.)
  • Si utiliza pañales de tela, lávelos con detergentes que no contengan perfume ni tinturas, y evite ponerlos en la secadora con hojas perfumadas.

En cuanto domine los fundamentos de la técnica, ¡se convertirá en un verdadero experto en el cambio de pañales en menos que canta un gallo!

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de la revisión: octubre de 2013



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.