Safety and Wellness

Evitando accidentes a causa de caídas, intentos para levantarse e intentos para agarrar objetos

(Household Safety: Preventing Injuries From Falling, Climbing, and Grabbing)

Los bebés alcanzan, agarran, ruedan, se sientan, gatean, jalan, exploran los muebles, y caminan. En cada etapa de los dos primeros años aproximadamente, los niños(as) son capaces de moverse, caerse, y tocar objetos de una u otra manera. Trepar o intentar subirse a diversos muebles es algo que todos los niños hacen, pero los infantes no tienen la coordinación para reaccionar ante ciertos peligros. Ellos intentarán levantarse utilizando las patas de las mesas; utilizarán escritorios y tocadores como gimnasios, intentarán agarrar todo lo que vean a su alcance.

Por ello, el potencial para una caída peligrosa o una pequeña caída hacia una esquina puntiaguda puede ocurrir a cualquier edad del niño(a) en cualquier área de su hogar. A continuación detallamos las medidas que usted puede tomar para ayudar a prevenir que su hijo(a) sufra accidentes en el hogar:

Caminadores (Walkers)

  • No utilice un caminador para su hijo. Los caminadores para bebés envían a más de 14,000 niños al hospital a causa de caídas y otros accidentes según la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP), institución que desaconseja a los padres el uso de caminadores. Los bebés en estos aparatos pueden caerse encima de objetos, rodar sobre estufas calientes, piscinas, calentadores, y también rodar por las escaleras. Los caminadores pueden proporcionar a los bebés la fuerza que necesitan para atravesar una puerta portatil protectora (muchas veces con una escalera al otro lado).
  • En lugar de un caminador, utilice un centro de actividad inmóvil.

Ventanas

  • No dependa de las rejillas o pantallas de las ventanas para prevenir que su hijo(a) se caiga por las ventanas.
  • Abra las ventanas desde arriba o use protectores de ventanas para prevenir que su hijo(a) se caiga por una ventana abierta o sus rejillas (los niños se pueden caer por ventanas que estén abiertas aunque la abertura sea de tan sólo 5 pulgadas o 12.7 centímetros). Asegúrese de que sus protectores de ventanas sean a prueba de niños pero que un adulto pueda abrirlas en caso de incendio.
  • Mueva las sillas, cunas, camas, y otros muebles lejos de las ventanas para prevenir que los niños trepen desde estos objetos hacia la base de las ventanas.

Escaleras

  • Nunca deje a un niño desantendido cerca de las escaleras - incluso aquellas que estén protegidas con una puerta protectora. Los bebés pueden trepar por estas puertas colocadas en los escalones más altos y caerse desde una mayor altura. Instale apropiadamente una puerta protectora en la entrada de la habitación de su hijo(a) para prevenir que acceda la parte más alta de las escaleras.
  • Mantenga las escaleras libres de juguetes, zapatos, alfombras mal ajustadas, etc.
    Instale protectores en los pasamanos y las barandillas de las escaleras si su hijo cabe entre estos.
  • Coloque puertas protectoras instaladas con herramientas al principio y al final de cada escalera en el hogar (las puertas protectoras portátiles instaladas a presión no son tan seguras como las instaladas con herramientas).
  • Evite las puertas portátiles protectoras tipo acordeón ya que pueden atrapar la cabeza de su hijo(a).
  • Cuando su hijo(a) cumpla 10 o 12 meses de edad, enséñele a bajar las escaleras haciéndolo al revés - recuerde que el único ejemplo que tiene su hijo hasta ahora es usted bajándolas hacia adelante.

Alrededor de su casa

  • No mantenga alfombras que no estén bien sujetas al piso. Coloque anti-resbalantes debajo de las alfombras para mantenerlas fijas a la superficie del piso.
  • Nunca ponga a los bebés en sillas de bebé, sillas para infantes u otro tipo de sillas ubicadas/en mostradores o encima de muebles. La fuerza del movimiento de los bebés puede impulsar a la silla y causar serios accidentes al bebé.
  • Asegúrese que todos los muebles en los que el niño(a) pueda subirse -mesas, escritorios, gabinetes, muebles para la televisión, etc. - sean fuertes y no sean fáciles de tumbar. Sea especialmente cuidadoso con los muebles pesados como estantería con libros o centros de entretenimiento que se pueden caer sobre su hijo(a). Usted también puede colocar sujetadores "L" (L brackets) para sujetar muebles a las paredes y prevenir que su hijo intente subirse a muebles que puedan caerse sobre el/ella.
  • Sujete cojines protectores u otras coberturas especiales a las esquinas de las mesitas para el café, muebles, y otras superficies con bordes puntiagudos.
  • Limpie inmediatamente cualquier líquido que caiga en el piso.
  • Coloque tiras anti-resbalantes sobre el fondo de las bañeras.

Cunas, camas, y mesas para cambiar al bebé

  • Nunca deje al bebé desatendido en una cama o en una mesa para cambiarlo. Si el teléfono suena mientras usted tiene a su bebé en la mesa para cambiar bebés, traiga al bebé consigo mientras responde la llamada. Si debe dejar al bebé durante un momento, ponga al bebé en el piso, en el recinto donde juega o en su cuna.
  • No ponga a un niño menor de seis años en la cama superior de una cama tipo litera. Instale barandillas en los bordes de este tipo de camas.
  • Mantenga las barandillas hacia arriba en las cunas.
  • Utilice camas para cambiar a los bebés con barandillas de 2-pulgadas (5 centímetros) de altura.
  • Siempre asegure y utilice cinturones de seguridad en las mesas para cambiar a los bebés, así como en los cochecitos, carritos, y sillas altas. Asegúrese de sujetar a los niños pequeños con seguridad en el asiento de los carritos de compra del supermercado.
  • Remueva la parte superior de la cunas una vez que su bebé pueda ponerse de pie para prevenir que el/ella use esta parte de la cuna para tratar de salirse.

Al aire libre

  • Nunca permita que su hijo(a) juegue sobre un trampolín, aunque esté bajo la supervisión de un adulto.
  • Asegúrese que todos los equipos en las áreas de juego para los niños sean seguros, sin partes sueltas u oxidadas.
  • Asegúrese que la superficies en las áreas de juego para niños sean lo suficientemente suaves para absorber el choque de las caidas. Buenos materiales para las superficies de juego incluyen arena y virutas de madera; evite áreas de juego de concreto y cemento compacto.
  • Asegúrese que las aceras y los pasos hacia el exterior estén libres de juguetes, objetos o cualquier cosa que bloquee el paso, y que no hayan grietas o pedazos que falten en el suelo de los pasillos.
  • Si su hijo ha comenzado a montar bicicleta, asegúrese que el/ella utilice un casco, y que haya aprendido bien la seguridad y señales necesarias para montar bicicleta. Las lesiones en la cabeza son muy comunes en el grupo de niños bajo estas edades, por ello, debe cumplir con el uso del casco.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2007



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.