Safety and Wellness

Seguridad en casa: cómo prevenir los cortes

(Household Safety: Preventing Cuts)

Es normal que los niños sufran cortes y rasguños cuando juegan en el parque, pero hay que protegerlos de los objetos afilados y peligrosos que se encuentran tanto fuera como dentro de su casa.

He aquí algunas pautas importantes a seguir para proteger a los niños de las heridas provocadas por objetos afilados que se suelen encontrar el entorno doméstico:

  • Guarde los cuchillos, tenedores, tijeras y otros utensilios afilados en un cajón cerrado mediante cierre o pestillo de seguridad.
  • Guarde los objetos de cristal, como los vasos y los cuencos, en un armario alto, fuera del alcance de los niños.
  • Asegúrese de que los espejos están bien sujetos a la pared.
  • Guarde las trituradoras de papel fuera del alcance de los niños pequeños.
  • Guarde los electrodomésticos provistos de cuchillas afiladas (como las licuadoras, las batidoras y los robots de cocina) fuera del alcance de los niños o en un armario cerrado con cierre de seguridad.
  • Si su hijo es todavía un bebé o tiene menos de 3 años, asegúrese de que se encuentra a una distancia prudencial cada vez que usted llene o vacíe el lavavajillas, a fin de evitar que agarre utensilios afilados u objetos de cristal que se podrían romper. (Tal vez le interese utilizar un cierre de seguridad para lavavajillas cuando quiera mantenerlo cerrado).
  • Si es posible, guarde el cubo de la basura dentro de un armario de la cocina provisto de cierre o pestillo de seguridad.
  • Si usted u otra persona de la casa utiliza máquina de afeitar, guárdela en un armario cerrado en el cuarto de baño. Asegúrese de guardar las hojas de afeitar de recambio en un lugar cerrado y seguro, junto con las tijeras para la uñas y otros utensilios de aseo personal afilados.
  • Guarde todas las herramientas, incluyendo las de jardinería y las del automóvil, fuera del alcance de los niños y en lugares cerrados con cierres de seguridad.
  • Si recicla el vidrio y el metal en su casa, guarde los contenedores para el reciclaje fuera del alcance de los niños, para impedir que se corten y que se intoxiquen con los restos de sustancias que podrían haber quedado adheridas a sus recipientes.
  • Asegúrese de que los columpios y todo el equipo de juegos de exterior no están oxidados o astillados ni presentan bordes afilados.

Esté bien preparado

Si usted está esperando un hijo o si ya lo tiene, es una buena idea que:

  • Aprenda las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y la maniobra de Heimlich.
  • Guarde los siguientes números cerca del teléfono familiar (tanto para su propio uso como para el de otras personas que cuiden de su hijo):
    • teléfono gratuito del centro de toxicología 1-800-222-1222 o el de su país
    • número de teléfono del pediatra de su hijo
    • número de los móviles de sus padres y de los teléfonos de los lugares donde trabaja cada uno de ellos
    • número de teléfono de los vecinos o de parientes que viven cerca de su domicilio (si necesita que otras personas vigilen a otros niños en caso de emergencia).
  • Disponga de un botiquín o kit de primeros auxilios y guarde las instrucciones a seguir en caso de emergencia en su interior.
  • Instale detectores de humo y de monóxido de carbono.

Mantener un ambiente seguro y adaptado a los niños

Para comprobar la eficacia de sus esfuerzos por poner su casa a prueba de niños, es una buena idea que se ponga a cuatro patas en cada una de las habitaciones de su domicilio para verla desde la perspectiva de un niño. Preste atención al entorno que rodea a su hijo y fíjese en aquellos objetos que podrían resultarle peligrosos.

Poner una casa totalmente a prueba de niños puede ser complicado. Si no puede poner toda la casa a prueba de niños, pruebe a cerrar las puertas (instalando protectores de seguridad en sus pomos) para que su hijo no pueda vagar por lugares no protegidos. En las puertas corredizas, los protectores de seguridad y los pestillos a prueba de niños son buenas medidas para impedir que un niño pequeño salga solo de su casa. Por supuesto, la medida en que ponga su casa a prueba de niños es algo que solo depende de usted. La supervisión por parte de un adulto es la mejor forma de impedir lesiones en la población infantil. De todos modos, ni el más atento de los padres puede garantizar la seguridad de su hijo al 100%.

Independientemente de que usted tenga un bebé, un niño de 1 o 2 años, un niño de preescolar o un niño en edad escolar, su hogar debería ser un refugio donde su pequeño pueda explorar con total seguridad. A fin de cuentas, tocar, agarrar, trepar y explorar el entorno de otras formas son las actividades que permiten desarrollar tanto el cuerpo como la mente de los niños.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: agosto de 2013



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.