Safety and Wellness

¿Son normales los cambios en mi flujo vaginal?

(Are Changes In My Vaginal Discharge OK?)

El flujo vaginal normal cumple varias funciones: limpia y humecta la vagina, y ayuda a prevenir y combatir infecciones. Si bien es normal que el color, la textura y la cantidad de flujo vaginal varíe a lo largo del ciclo menstrual de una joven, algunos cambios pueden indicar la presencia de un problema.

En primer lugar, debemos aprender algunas de las diferencias entre el flujo vaginal normal y el anormal. Esto te ayudará a reconocer los cambios que pueden ocurrir.

Los flujos vaginales normales pueden variar de textura y color. Pueden ser poco espesos, pegajosos y elásticos, o pegajosos y espesos. Los flujos vaginales deben ser claros, blancos o blanquecinos.

Es importante estar atenta a los cambios en el flujo vaginal. Los siguientes cambios pueden ser indicio de un problema:

  • cambio en el olor (en especial si es desagradable)
  • cambio en el color o la textura (en especial si se vuelve verdoso, grisáceo o se asemeja al pus)
  • cambio en la textura (espumoso o semejante al requesón)
  • picazón, ardor, hinchazón o enrojecimiento vaginal
  • sangrado vaginal o pérdidas que no corresponden al período menstrual

Las infecciones vaginales, como la vaginitis bacteriana, la candidiasis (infección por un hongo) y la tricomoniasis suelen ser la causa común de flujo vaginal anormal. Algunas infecciones que pueden causar cambios en el flujo vaginal, como la gonorrea, son de transmisión sexual. Otras infecciones, como la vaginitis bacteriana o las infecciones causadas por hongo, pueden aparecer independientemente de haber tenido relaciones sexuales o no.

Si notas algún cambio en el flujo vaginal o crees que puedes tener algún problema, debes consultar a un médico lo antes posible.

Los síntomas de estas infecciones pueden ser muy similares, pero deben considerarse algunas diferencias:

  • Las infecciones causadas por hongos pueden generar un flujo vaginal blanco y espeso, semejante al requesón. Este tipo de infección no suele generar un olor fuerte, pero sí mucha picazón y ardor.
  • La vaginitis bacteriana (VB) puede hacer que el flujo vaginal tenga un olor desagradable, semejante al pescado. Puede ser poco espeso y grisáceo.
  • La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) común que puede generar un olor fuerte. El flujo puede volverse entre amarillo y verdoso, y espumoso. La tricomoniasis también suele causar picazón vaginal y dolor al orinar.

Es muy importante que consultes a un médico o acudas a una clínica para adolescentes si tienes alguno de los síntomas de flujo vaginal anormal. Esto es muy importante para las jóvenes que mantienen relaciones sexuales, en especial aquellas que han tenido relaciones sin usar condón, porque muchas ETS producen cambios en el flujo vaginal.

Si crees que puedes tener una ETS o que te has expuesto a una, comunícaselo al médico. Además, consulta a un médico de inmediato si tienes flujo vaginal con estas características y fiebre o dolor de estómago o en la zona pélvica.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de la revisión: septiembre de 2010



Kids Health

Note: All information is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses and treatment, consult your doctor.

© 1995–2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. All rights reserved.